Ir al contenido principal

Cumbre europea: un nuevo insulto a las víctimas de sus políticas

OPINIÓN de Adolfo Ferrera Martínez.-

La enésima Cumbre Europea celebrada este viernes supone el enésimo insulto a la inteligencia de los ciudadanos. Además de alcanzar un acuerdo sobre "la nueva directiva para gestionar la reestructuración y liquidación de Bancos", el punto principal y más importante para España de esta Cumbre era el referido al paro juvenil en Europa. Y no hay novedades respecto a la Cumbre celebrada hace un año, excepto que los fondos para "combatir el paro juvenil en Europa" se adelantan y concentran entre los años 2014 y 2015 en lugar de los siete años como estaba inicialmente previsto (20014-2020). La cantidad para este fin será la misma, 6.000 millones de euros para solucionar un problema que afecta en el caso de España al 56,4% de los jóvenes (27 millones de personas no encuentran empleo en Europa). Ante esta cifra es obligado recordar que los Bancos europeos se han llevado 1,6 Billones de euros de dinero público sólo entre 2008 y 2010. De este fondo para el empleo juvenil España se llevará lo que estaba previsto, unos 1.900 millones en los dos próximos años. Esta cifra es irrisoria. Para que sepamos de lo que estamos hablando hay que recordar que este gobierno Rajoy recortó la inversión en políticas activas de empleo en 1.557 millones de euros en 2012 y en 1.900 millones en 2013. Europa nos da para crear empleo mucho menos de lo que Rajoy recortó en políticas de empleo. Vergonzoso.

Mariano Rajoy y su gobierno, así como el PSOE, CIU, PNV y UPyD, que pactaron para llevar "una sola voz a la Cumbre Europea" para defender "los intereses de España" y exigir un cambio en las políticas de la UE han fracasado; lo tienen muy difícil para vender a los ciudadanos las bondades de esta Cumbre que no ha hecho más que confirmar el poco peso específico del gobierno español en Europa y cuáles son las prioridades de las poco democráticas instituciones europeas. Este ya no es el fracaso del gobierno, sino de todos los partidos que pactan para someterse a las órdenes de la Europa del capital. El hecho de queRajoy abandonara la Cumbre sin hacer declaraciones ante los medios es muy significativo (caso Bárcenas al margen). Desde luego no les preocupa el desempleo, eso está claro. Lo que les preocupa son los efectos políticos que ese altísimo desempleo pueda producir, que es muy diferente. Es decir, les preocupa la respuesta que los ciudadanos, principalmente los más jóvenes, puedan dar en la calle frente a los gobiernos neoliberales que están imponiendo políticas en contra de sus ciudadanos sin ningún mandato popular. Temen un estallido social como el que se ha dado en otros países, como Brasil o Turquía, y el crecimiento de partidos de izquierdas contrarios a las políticas de la Troika, como Syriza en Grecia. Eso es lo que único que les preocupa, y de momento no demasiado. Los acuerdos de estas Cumbres Europeas sólo pretenden tener un efecto balsámico entre las víctimas de sus políticas para que no se rebelen, pero son totalmente insuficientes, y ellos lo saben. Tal y como dije en otras ocasiones, la prioridad de la Troika y del gobierno Rajoy no es crear empleo en Europa y en España, al menos en el corto plazo. Es más, necesitan tener una tasa de desempleo muy alta y una población sumida en el miedo y la desesperación para poder imponer sus políticas neoliberales (la Doctrina del Shock), llamadas de "políticas de austeridad", que tienen como fin desmantelar el modelo social europeo, reducir los salarios y la protección social, y privatizar los servicios públicos (incluidas las Pensiones y la Sanidad), principalmente.

Capítulo aparte merecen las declaraciones de Durao Barroso esta mañana en una entrevista en la Cadena SER. Escuchar a este personaje, anfitrión de la criminal cumbre de las Azores, dar lecciones de democracia y culpar a los Estados de los efectos nefastos de las políticas que impone la Comisión Europea es indignante. Han "fracasado" sus políticas neoliberales y las de la Troika (en realidad son un éxito para los intereses que ellos defienden). Los gobiernos europeos son títeres que sólo cumplen sus órdenes e imponen a los ciudadanos las políticas que estos tecnócratas al servicio del capital ordenan. ¿A quién pretende culpar ahora este títere del capital financiero? ¿quién ha elegido a este personaje? ¿quién ha elegido a los miembros de la Comisión Europea? ¿quién fiscaliza las decisiones de esta Comisión? ¿ante qué ciudadanos responde este personaje y esta Comisión de mercenarios? Escucharle decir que la Comisión Europea y las instituciones europeas están al servicio de los ciudadanos es un insulto a sus propias víctimas. Estas instituciones europeas representan a los poderes económicos y financieros contra los que las clases trabajadoras y populares debemos luchar. No perdamos el tiempo discutiendo si son galgos o podencos.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible