Ir al contenido principal

Escrito por un antitaurino, o sea, por un nazi

OPINIÓN de Julio Ortega.-

O los delirios de Francisco López Barrios

Supongo que al final les falló Tony Cantó y tuvieron que recurrir a otro de su mismo (des)nivel. Eso, o el periodista y escritor Francisco López Barrios reflexionó: “A ver que piense yo. Resulta que me encargan que diga el pregón de la feria taurina de A Coruña, ciudad en la que voy a presentar a la vez mi último libro. Pues ya esta. Voy a generar polémica en el primer acto para llenar más en el segundo”. 



No lo sé. La verdad es que no sé qué hay detrás de esto pero si sé que yo, todos mis amigos menos dos, la mayoría de mi familia, mis hijos al completo, Marta Entrenómadas, Rafael Ávila, Eduardo Galeano, Rosa Montero, Inma Serrano y muchos, muchísimos más, somos unos neonazis. Todos colaboramos con el movimiento animalista y dice este inspirado voceador que el movimiento animalista es un movimiento con principios neonazis.

Justo, blanco y en botella Mirinda de naranja. Es un razonamiento sin fisuras el de López: nosotros, los abolicionistas de la tauromaquia, defendemos la violencia con seres vivos. Nosotros invitamos a los niños a ver cómo se perfora con armas de acero a un mamífero superior hasta matarlo. Y nosotros afirmamos que ha nacido para eso, que ha sido criado para eso y que eso (acribillarlo hasta que muere ahogado en su sangre) es arte y sacrosanta tradición.

Al principio todo apuntaba a que Iba a enfadarme con este mequetrefe moral, pero al seguir leyendo la noticia con sus declaraciones comprendí que no es ni tan siquiera perverso, sólo es bobo y suelta el discurso de apertura de una feria taurina como podría hacerlo en el cierre de una manifestación contra la homosexualidad. Mientras le paguen y lo lea desde la caverna le vale un tema u otro, y su ignorancia, como le ocurre a todos los ignorantes, no es obstáculo, al contrario, hace que se crezca, también como todos los ignorantes. Porque o es eso, su memez, o es algo peor: que se trata de un farsante sin sospecha de ética que lo mismo echa mano de la mentira que lo hace de la aberración.

La mentira (en su pregón): “ahora poco a poco se va recuperando la cultura taurina”. ¿Einnss? Por favor, que alguien le invite a un café para que salga de la fase REM. ¿Recuperandose lo que lleva tiempo reduciéndose a una vergüenza residual y menguante?

La aberración (en el pregón): “los coruñeses aunque sólo fuese por amor a la ciudad y no sean aficionados a los toros deberían ir al verlos”. Es un ruego, que alguien le dé un tranxilium porque este sujeto presenta síntomas de síndrome postraumático.

Querido lector coruñés que rechazando la tortura ama las calle que pisa.. Por si todavía sigue usted delante de este texto en vez de salir pitando a comprarse un abono para la feria, le dejo otra reflexión del este, del esto, sí de nuestro vicevérsico analista que además, se nos revela como mesías: “Yo, como periodista y como escritor estoy cumpliendo con una obligación de correr el telón y desvelar lo que hay detrás de los toros”.

¡Y sin reírse! ¡Lo dijo durante el pregón sin reírse!: “Mi obligación de correr el telón…”.

Se abre el telón y aparece Francisco López Barrios hablando. ¿Cómo se llama la película?...

Dos tontos muy tontos. Y es que Paco, eres tan tonto que vales por dos. Y ahora denunciame por llamarte majadero, que a lo mejor el juez aprovecha y ya me juzga también por nazi.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible