Ir al contenido principal

ARGENTINA - “Fuerza Cristina”


16.10.13. OPINIÓN de Frida Modak.-  De sorpresa y desconcierto fueron las primeras reacciones que se advirtieron cuando se informó que la presidenta argentina Cristina Fernández sería sometida a una intervención quirúrgica debido a un hematoma craneano

Sus partidarios, que son la mayoría, reaccionaron luego, manifestando de diversas formas su respaldo a la mandataria. Los opositores optaron por guardar silencio en lo político y expresar buenos deseos en vísperas de la operación que se le efectuaría

Con anterioridad la presidenta había tenido algunos problemas como bajas de presión y deshidratación, siendo el más serio el que determinó que se le extirpara la glándula tiroidea, ante la posibilidad de que tuviera cáncer, lo que finalmente fue descartado.

Tras hacer pública la situación y anunciar la operación, se tomaron medidas para que todo se desarrollara en un ambiente tranquilo, tanto en lo concerniente a la mandataria como al normal funcionamiento del país.

Los médicos que la atienden habían dado a conocer un informe en el que se indicaba que después de los exámenes que se le habían realizado se había indicado un reposo de un mes, período en el que se mantendría un “seguimiento evolutivo estricto clínico e imagenológico”.

Pero apenas se habían puesto en práctica esas indicaciones la mandataria experimentó nuevas molestias que determinaron su hospitalización y la operación que se le practicó, mientras en el plano político el vicepresidente asumía algunas funciones.

La reacción popular

Apenas se supo que la presidenta estaba hospitalizada y que se le practicaría esa delicada operación, en las calles adyacentes a la Clínica Favaloro donde estaba internada, se empezaron a congregar decenas de argentinos que iban a expresarle apoyo y buenos deseos.

Había mensajes de todo tipo y según el diario Clarín, el más tenaz opositor a la presidenta, en tuiter se registraban 50 mensajes por minuto en los que se le daba ánimo a Cristina:

“FUERZA CRISTINA aunque sé que la tenés! Te deseo una pronta recuperación”, “Gracias a Dios la Kiz superó en óptimas condiciones la operación. A esperar su evolución Fuerza Argentina. Fuerza Cristina”.

Los dirigentes políticos opositores habían formulado declaraciones en apoyo a la presidenta, aunque después algunos optaran por renovar críticas en un tono más moderado.

Pero fue el pueblo que montó guardia en los alrededores del hospital el que puso de relieve el respaldo que tiene la mandataria.

Algunos pasaron la noche alrededor del centro médico, otros montaban guardia durante un tiempo determinado y ponían letreros en los que se leía “No aflojamos si vos no aflojás”, “Fuerza Cristina”, “El pueblo te necesita”,” Te amamos. Sos irremplazable”

Y también estuvo un importante admirador de la mandataria, Agustín, un niño de 4 años, que quería conocer a la presidenta, la que al enterarse a través de un video lo invitó a la Casa Rosada junto con sus padres

El diario Clarín, gran opositor a la presidenta, realizó una encuesta acerca de la reacción de los argentinos en torno a la enfermedad de la mandataria y su proyección sobre las elecciones del 27 de octubre.

El 61.7 por ciento dijo que “no le modifica lo que siente por ella”, el 19 por ciento respondió que le “genera bastante más afecto o simpatía por ella” y el 12,8 por ciento dijo que experimenta “algo más de afecto o simpatía por ella”.

En cuanto a lo que pueda pasar como consecuencia de la enfermedad de la mandataria, el 53.4 por ciento dijo que le produce“intranquilidad”, al 28.9 por ciento “mucha intranquilidad” y al 24.5 por ciento “algo de intranquilidad”.

En contraste, el 40.1 por ciento dijo que “no le genera ninguna intranquilidad” y respecto a cómo incidirá esto en las elecciones del 24 de este mes, el 61.4 por ciento estimó que no incidirá, el 14 por ciento respondió que “favorecerá al gobierno” y el 11.8 por ciento piensa que favorecerá a la oposición.

¿La mano de Perón?

Las especulaciones acerca del futuro político de la presidenta y de las fuerzas políticas que encabeza, se dan en todas partes, sobre todo considerando las próximas elecciones a fines de este mes.

Ya está claro que la presidenta no participará en estas jornadas y el actual vicepresidente no es una figura que concite apoyo. Es un político joven que proyectaba una imagen promisora, pero se vio envuelto en asuntos que no favorecieron sus expectativas.

Precisamente por eso se sostiene que la presidenta no pedirá licencia en este período pre-electoral, aunque tampoco tendrá participación activa.

Por lo tanto, el oficialismo tiene que prepararse para los próximos comicios presidenciales. Algunos eran partidarios de una modificación legal que permitiera otra reelección de la presidenta, pero sus problemas de salud, el actual no es el único, parecen indicar que eso no sería posible.

Algunos especulan con una eventual candidatura de Máximo, su hijo, pero éste tiene poca experiencia en estas tareas, de hecho se incorporó a la política después de la muerte de su padre.

Por ahora todo son especulaciones, mientras tanto, sirve la afirmación de Juan Manuel Abal Medina, el jefe de gabinete de la presidenta, quien al comentar el resultado de la operación a que ésta fue sometida dijo: “No es casual que Cristina salga tan bien de la operación y que justo sea el natalicio de Juan Domingo Perón”.


*Frida Modak, periodista, fue Secretaria de Prensa del Presidente Salvador Allende.


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible