Ir al contenido principal

La comida caducada mata, y la política del PP también


OPINIÓN de Lucas León Simón.-  Mientras un mameluco se abrazaba pornográficamente a Rajoy en el solar patrio de Murcia, en Alcalá de Guadaíra, una familia de cuatro miembros se intoxicaba mortalmente comiendo un miserable pescado “podrío”.

Estas son las “dos Españas” de las que habló Machado. En una todo son parabienes, elogios y autobombo de la criminal política neoliberal y en otra se muere de miseria, de paro estable y acumulado en el tiempo y del veneno ensangrentado de los vertederos de alimentos.

La política del Partido Popular es el mayor desastre ocurrido en el planeta desde el Diluvio Universal. Tienen la cabeza poseída por los bancos y los mercados pero condenan a los estómagos a las telarañas o a la muerte por un pedazo de sardinas pescadas en los tiempos de Abraham.

Con esta miseria moral acumulada en las mentes, tanto nos da que Fernández, el de la Orden del Toisón de Oro, quiera poner multas de 600.000 euros a quien le tosa, que la ONU califique las actuaciones de Mato de “grave riesgo para la salud” o que la Fátima rociera le quite el desempleo a quien salga al extranjero a respirar.

Con estos ejercicios vamos camino de la ascética. En medio de tantos “marhuendas y abecés”, de tanto hijo de puta con lagañas, de mármoles, salones y alfombras, de tanta gomina y de tanta mentira, la gente se muere. De hambre, de olvido y de zorra burocracia.

Uno piensa: ¿No les dará vergüenza? Propia y ajena. ¿Desmantelar un país y un sistema para servir a sus amos de dólar y del euro negro-suizo?

Son estos seres revenidos del franquismo, hortalizas políticas y desgraciados de nacimiento que se creen que gobiernan porqué hacen decretos leyes a beneficio de inventario para sus amigos banqueros o sus multinacionales defraudadoras. Son tan falsos como sus mayorías.

Ellos y “su” España son ya nada. Una atroz y resignada miseria. A punto del eructo leo una noticia sobreañadida. En Lorca, tras el terremoto, han restaurado totalmente una iglesia y no han movido una piedra de los tres institutos afectados.

Es decir, que una vez más prima el “pescao podrío” sobre las “vitaminas”.

*http://lucasleonsimon.wordpress.com/

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible