Ir al contenido principal

China y México

OPINIÓN de Teodoro Rentería Arróyave.- Hoy toda China y en muchas partes del mundo se inicia la celebración del nuevo año 4712, que según su horóscopo corresponde al “Caballo de Madera”, animal mitológico de buen augurio que gobernará este periodo de tiempo hasta el 15 de febrero de 2015, desde esa perspectiva de la buena ventura, aunada al trabajo y disciplina de esa gran nación asiática y tomando en cuenta que en el 2013, su Producto Interno Bruto se incrementó en 7.7 por ciento, su futuro de éxito está asegurado.

En correspondencia con el Año Gregoriano por el que se rige la cultura occidental, el primer día del año lunar chino puede caer en cualquiera entre finales de enero y mediados de febrero. Estos abigarrados antecedentes vienen a colación porque un grupo reducido de periodistas fuimos invitados por el embajador de la República Popular de China en México, señor Qiu Xiaoqi, en la sede diplomática para compartir, días antes, el acontecimiento tradicional del ciclo de tiempo con funcionarios y becarios que han estado en China y que algo tienen que contar de sus experiencias en el gran país asiático.

El propio diplomático resaltó que desde los años 50 del siglo pasado, el Gobierno chino ha formado para otros países en desarrollo más de 150 mil profesionales especializados en diferentes ramas, sin olvidar que el gremio organizado de México: Club Primera Plana; Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y la Federación Latinoamericana de Periodista, FELA-México, somos pioneros de las visitas recíprocas.

De acuerdo con el calendario lunar chino, el próximo año será el del caballo, reiteró el embajador Qiu Xiaoqi, al resaltar que en la cultura china este animal es el símbolo tanto del espíritu emprendedor y tenaz como de las cualidades de luchar para lograr superaciones personales constantes y concluyó: “Si les digo que el signo del Presidente Enrique Peña Nieto en el horóscopo chino es caballo, seguramente entenderán mejor las características de este animal”, puntualizó.

En la reunión, el diplomático resaltó que a pesar de la lenta recuperación de la economía mundial y la persistencia de los factores inestables e inciertos a nivel global, China insistió en buscar un crecimiento priorizando la estabilidad de su economía, que sigue siendo uno de los principales motores del crecimiento económico mundial y mencionó tres variables para el mejor conocimiento de la economía china.

La primera es la tasa de crecimiento económico, dijo, al exponer que en 2013, el Producto Interno Bruto del país se incrementó en 7.7 por ciento en contraste con el promedio mundial de 3.1 por ciento, como el resultado de una serie de medidas de macro control adoptadas por el Gobierno de su país. China aporta más de 30 por ciento al crecimiento económico mundial.

La segunda variable es el valor total de comercio exterior de China. Según las estadísticas dadas a conocer, hace pocos días por la Aduana de China, en 2013 el volumen total de las importaciones y exportaciones del país sobrepasó por primera vez la barrera de 4 billones de dólares para ubicarse en 4 billones 160 mil millones de dólares, un 7.6 por ciento más que en 2012. China, por tanto, reemplazará a Estados Unidos como la mayor potencia comercial en bienes. Se estima que en el próximo lustro, el gigante asiático importará mercancías cuyo valor superará los 10 billones de dólares y que sus inversiones en ultramar excederán los 500 mil millones de dólares, lo que ofrecerá más oportunidades de negocios a empresas extranjeras, incluidas las mexicanas.

Y la tercera es el número de turistas chinos que viajaron al exterior. En 2013 más de 90 millones de chinos realizaron viajes turísticos fuera de las fronteras, convirtiendo al país en el mayor emisor de turistas a nivel mundial. Es de esperar que en 2014 el número de turistas chinos que viajen al exterior sobrepase los 100 millones, cifra que supondría que cada uno de los mexicanos realice un viaje al extranjero o equivale a 200 mil vuelos de la línea mexicana que opera la ruta México-Tijuana-Shanghai. Por otro lado, los turistas chinos dejaron una derrama económica cercana a 150 mil millones de dólares con un promedio de más de 1,000 dólares por persona.

En las próximas semanas, celebraremos el 42 aniversario de relaciones diplomáticas entre China y México. Son las grandes oportunidades para ambas naciones que les ofrece la historia que estamos viviendo.



Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible