Ir al contenido principal

La ciudad

OPINIÓN de Teodoro Rentería Arróyave, México.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, a pesar de haber ocupado el alto puesto de Procurador General de Justicia, jamás imaginó la cantidad de errores, conflictos y broncas que le heredaron las administraciones anteriores, mismas que se las pasaron bronqueadas con los gobiernos federales en detrimento de los habitantes de la gigantesca urbe.

Desde luego, en primerísimo lugar esta la Línea 12 del Metro, que de Dorada apenas sí resultó chapeada y que era la obra magna de Marcelo Ebrard Casaubón y por tanto su fallida carta de presentación para convertirse en Presidente del Partido de la Revolución Democrática, PRD, como pasó previo a la candidatura presidencial en el 2018.

Llevamos más o menos tres meses de escándalos, y decimos escándalos porque casi todos los días surge uno nuevo y al mismo tiempo el desligue de todos y cada uno de los comprometidos con supuestos actos de corrupción que pueden configurar presuntos delitos.

El pleito por la cesión en forma gratuita del predio que ocupa la Plaza Mariana de la Basílica de Guadalupe por parte de Andrés López Obrador y que ahora enfrenta a la delegación Gustavo Madero y al Gobierno del Distrito en un intento, que desde ahora consideramos absurdo, por la recuperación del costoso terreno.

El Bosque de Chapultepec, el pulmón más importante de la ciudad, sobre todo en la primera sección está convertido en un verdadero cochinero. Por dónde quiera que se le vea la falta de mantenimiento por años es evidente, el descuide de los jardines y de toda la flora, que fue su encanto de siempre, sufre el estropicio criminal de la negligencia.

Recordamos, el pleito público que sostuvo el entonces jefe de Gobierno, Ebrard Casaubón con el jefe delegación panista de la Miguel Hidalgo, Demetrio Sodi de la Tijera por la administración del centenario Bosque, desde luego que no pretendemos que dicho fundamental pulmón de la urbe se entregue a un Jefe Delegacional o en el futuro, como se pretende a un Presidente Municipal, pero cuando menos el también ex director de la Secretaría de Seguridad Pública se hubiera dejado asesorar.

No estamos hablando de oídas, este domingo al término de las dos semanas de asueto muchos mexicanos visitamos el Zoológico, es deprimente desde la entrada la incontable fila, en ambos lados del camino, de los "vendedores ambulantes", así entre comillas, porque están más fijos que los mismos funcionarios en sus puestos, sin la menor higiene ofertando toda clase de comidas y golosinas chatarra con gritos ensordecedores en disputa de los posibles clientes.

Que bueno que en diferentes partes del mismo se han colocado mantas con frases que informan de futuros obras de remodelación y mantenimiento del Bosque de Chapultepec, son cerca de 20 hectáreas según se afirma de compromiso por parte de la actual administración.

En conclusión señor Mancera Espinosa, los habitantes de la que a pesar de todo sigue siendo la hermosa Ciudad de México, demandamos que terminen ya las fintas leguleyas en torno de la Línea 12, nos diga quienes son los presuntos responsables y los someta a juicio, y los más importante, que se inicien los trabajos de corrección para que a la brevedad se reanudé el servicio.

Termine con el escandalito espurio del terreno de la Plaza Mariana, la jefa delegacional en la Gustavo A. Madero, Nora del Carmen Bárbara Arias Contreras, deje de ser tan bárbara y contreras y se convenza de que nunca le van a regresar el codiciado terrenito.

Y ya entrados en el tema ¿Cuándo, doctor Macera Espinosa, acabará con el pulpo camionero que detenta con destartalados microbuses que representan un verdadero peligro para los usuarios, la ruta del Paseo de la Reforma? No la arruine, siempre han presumido los gobernantes y desde luego los oriundos, los chilangos a mucho orgullo, de que es la principal y más bella arteria de la gran metrópoli.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible