Ir al contenido principal

Machetazo

OPINIÓN de Teodoro Rentería Arróyave, México.- La pregunta de moda, que corre de boca en boca, es ¿cómo le va hacer la diputada perredista, Purificación Carpinteyro, para purificarse de sus pecados de espionaje? 

Lo trasladamos al plano estrictamente moral, porque no creemos se atreva a solicitar licencia para separarse de su curul mientras se llevan a cabo las investigaciones correspondientes.

Es de recordarse que doña Purificación fue corrida del jugoso puesto de subsecretaria de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por un pleito con el entonces titular, Luis Téllez.

La mujer, muy dolida, tuvo acceso a una grabación telefónica en la cual el ahora director general de la Bolsa Mexicana de Valores, afirmó que su antiguo jefe, el ex presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, había cometido actos deshonestos.

La Carpinteyro fue acusada de dar a conocer una grabación obtenida por medio del espionaje telefónico, sin embargo obtuvo fuerte apoyo de la opinión pública.

Es el caso, como es del conocimiento general, que la diputada perredista que ocupa una banca en la vigilada Comisión de Telecomunicaciones, en vista de que se están discutiendo las leyes secundarias de la Reforma Constitucional de la materia, fue pillada en una grabación que la desnuda en proyectos de negocios a partir de los conocimientos y la información confidencial a la que tiene acceso en forma privilegiada, con el empresario José Gutiérrez Becerril.

Es decir, como se dice en el argot periodístico, le dieron “machetazo a caballo de espadas”, o lo que es lo mismo, el “que a hierro mata a hierro muere” o también pudiera concretarse: la pilladora resulto pillada.

Otras reflexiones obligadas son, entre otras, que no basta la simple excusa de ya no participar en la Comisión para discutir las leyes secundarias en la materia de telecomunicaciones.

No, de ninguna manera, no sólo en el aspecto legal, sino también el moral al que nos referíamos, por lo tanto es obligada una explicación mayor, so pena de que al terminársele el fuero los tribunales la estén esperando para saber de esos negocios que las nuevas leyes le otorgaban, una verdadera “lotería” en las ganancias millonarias.

Y loa partidos políticos deberían de aprender la lección, nunca más por una simple y banal coyuntura, hacer candidatos de elección popular a sujetos que otros partidos desechan.

Nada más para historia, la elitista, exquisita y promotora de pingües negocios, doña Purificación, el Partido por antonomasia de la izquierda, el de la Revolución Democrática, el PRD, la hizo diputada por una de las delegaciones mas populares y paupérrima, Iztapalapa. ¡Qué bárbaros!

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible