Ir al contenido principal

Al maestro con cariño

OPINIÓN de Raúl Wiener, Perú.- Aunque existen buenas personas que insisten en llamarme maestro, para mí el maestro de maestros, el gran periodista que combina al profesor universitario, al estudioso, al luchador social, y por qué no, al jaranero y amante de la música criolla, es y será siempre César Lévano la Rosa, y me honro de trabajar bajo su dirección y de haber recibido su aliento y presencia en los momentos difíciles que me ha tocado pasar. Este respeto y admiración no va a variar un milímetro por alguna discrepancia como la que aparece en su columna “Razón Social” del día de ayer.

Se trata de un asunto referido a la republicación de una entrevista aparecida en el periódico del PC del P, Patria Roja, sobre temas de la unidad y la crisis de la izquierda peruana y que creí tenía interés más allá de la militancia de ese partido. No es la primera vez que aparecen en el diario, textos aparecidos en otras publicaciones de aparición no diaria, en varios casos de periodistas de esta misma casa. Obviamente el titular de mi nota, puede no gustar, pero encierra una gran verdad: el triunfo del MAS, que efectivamente es el de un gran movimiento popular que protagonizó un importante lucha 2011-2012, se realizó bajo las siglas de esa organización generada por Patria Roja.

Yo mismo tuve críticas porque no se pudiera armar una lista del Frente Amplio en Cajamarca, aunque sé que hubo invitaciones a Tierra y Libertad a participar. A mediados de septiembre, luego de un viaje relámpago a esa ciudad, saludé en esta columna la participación de Marco Arana en la masiva marcha del MAS que evidenció que se abría el camino a la victoria. Lamentablemente, no pasó igual cosa en Lima, donde Susana llegó al final de la campaña rodeada de la indiferencia de los principales partidos de la izquierda, que le reprochaban muchas cosas, pero eran incapaces de ver al enemigo principal.

La disyuntiva en Lima, por cierto, nunca fue ir con el logo de TyL o aliados con Perú Posible. Era más bien saber si la adopción del logo de Frente Amplio (que se concretó, tanto que ahora los dos nombres son casi sinónimos), significaba que la “amplitud” llegaba hasta los seis partidos que suscribieron los primeros documentos o si se entraba en una política frentista como la de Uruguay y Brasil. Que todos los sectores hicieron las cosas mal, es precisamente el tema de mi entrevista.

Finalmente, los lectores saben qué papel he jugado en denunciar la maniobra del diario apócrifo que nos quiso robar el nombre y la crítica que realicé sobre la participación de Rolando Breña en ese proyecto reaccionario brindándole una cobertura de “izquierda”. Pero en ese caso yo cuestiono la decisión del dirigente de Patria Roja, y no se la asigno a todo el partido, con el que creo que hay que mantener el mejor diálogo.
Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible