Ir al contenido principal

¿Quién gobierna al Perú?

OPINIÓN de Raúl Wiener, Perú.- Sergio Tejada sostuvo en medio de su denuncia a la fallida Ley Pulpín, que en el Perú el gobierno estaba situado en el MEF, porque desde ahí la tecnocracia decidía sobre leyes y normas, distribución de dinero y oportunidad de pagos, nombramientos en instituciones públicas y ministros vinculados a la actividad productiva, etc.

Y, claro, tiene razón. Desde hace 25 años se armó un reducto neoliberal en el ministerio de Jr. Junín, con la pretensión de gobernar la economía, lo que fue luego reforzado por un golpe de Estado y la Constitución neoliberal de 1993. El MEF efectivamente bota a sus ministros y viceministros, y despacha a parte de su personal a otras funciones del Estado.

Alguien, sin embargo, podrá decir que al MEF lo manejan los intereses empresariales, sobre todo desde que los grupos económicos se asimilaron al neoliberalismo. Una visión del país es que la tecnocracia hace de garante de la CONFIEP y otros gremios, y que es idea pecaminosa querer meter la mano del gobierno de turno en un aparato con vida propia.

Y es verdad, por lo tanto que la Confiep, y con ella la Sociedad de Minería, la Sociedad de Pesquería, la Asociación de Bancos, son también una forma de gobierno del Perú, por el mecanismo de entendimiento que existe con el MEF. Durante un cuarto de siglo, las grandes empresas han confiado en los equipos de Economía y Finanzas y han configurado un sistema permanente al margen de quién esté en el gobierno.

Pero hay más. Porque la pregunta clave está en quién determina la agenda. Y no es el gobierno, que puede hablar de diálogo y nadie se interesa, o de sus programas sociales o muchas otras cosas que han perdido peso en la política nacional. Tampoco por supuesto lo hace el tándem MEF-Confiep que está ocupado en las reformas de largo plazo. El manejo del día a día está en otras manos que son los de la gran concentración mediática.

Con 10 diarios, dos canales de televisión, una variedad de revistas, una alianza estratégica con la principal estación de radio, colaboradores que dupletean entre los medios concentrados y otros espacios de expresión, en el Perú es casi una broma referirse a lo que opina la prensa, la posición de la mayoría de los medios, o a los periodistas más poderosos e influyentes, porque todo tiende a ser la misma cosa.

Pero si creen que el poder mediático se queda en influir con sus titulares y en imponerle a la gente la agenda de su conveniencia, se quedan cortos. Muchos, por ejemplo celebran la suspensión del Fiscal Ramos que fue motivo de uno de los más largos apanados que se recuerde. Y, puede ser, que Ramos sea una mala ficha para ese delicado cargo. El problema es que ahora tenemos un Fiscal impuesto, sin votos, por titulares, por la gran concentración. Y ya estamos viendo lo que eso significa.

Es decir, El Comercio es a su manera un tercer foco de gobierno del Perú. Tal vez el más importante y en pleno avance.

Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible