Ir al contenido principal

El PSOE recupera la visibilidad, Podemos, no ha sido para tanto. Y el PP empieza el hundimiento

OPINIÓN de Carlos Carnicero.- El verdadero ganador de las elecciones de Andalucía ha sido Pedro Sánchez. El PSOE ha recuperado su visibilidad y se sitúa en espléndida posición para recuperar una parte de su electorado en toda España, con la excepción de Cataluña. La victoria holgada Susana Díaz le ata a Andalucía para una buena temporada con lo que está garantizado que dejará de enredar para erosionar la figura del secretario general del PSOE. Salvo que su deslealtad con su partido resulte desproporcionada.

Podemos logra un meritorio tercer puesto, lejos de los parámetros donde le situaban las encuestas. Tendrá que pisar moqueta parlamentaria, pero su presencia no será determinante por la eclosión de Ciutadans que logra un equilibrio en el parlamento andaluz a costa de la casi desaparición de UPyD y del hundimiento del PP.

Ahora nos podemos hacer una idea de cómo será este largo año electoral. Ni Podemos se come el bipartidismo ni el PSOE corre riesgo de ser irrelevante.

Quien peor lo tiene es Mariano Rajoy. La estrategia diseñada por Pedro Arriola, basada en el inmovilismo y en la exclusiva exaltación de la recuperación económica no ha funcionado en Andalucía. Tendrá que revisar su estrategia electoral y meditar sobre algunos candidatos ya confirmados a las elecciones autonómicas y municipales. Esperanza Aguirre se vuelve peligrosa no solo por su espíritu crítico con el presidente de su partido sino por el aura rancia que desprende aromas de tiempos pasados. Lo de Rita Barberá en Valencia resulta ahora menos explicable.

Albert Rivera, en un feudo en el que no tenía fuerza, ha conseguido un espléndido resultado que le vaticina un tirón en toda España en donde Rosa Diez –que se resiste a aceptar responsabilidades- puede rozar quedarse fuera de la política parlamentaria. A partir de ahora, Albert Rivera se constituye en una pesadilla para el Partido Popular que tendrá que combatirlo con algo más que las ocurrencias de Rafael Hernando.

Vistas así las cosas, el PSOE está en condiciones de jugarle las elecciones generales al PP si logra enderezar la situación de su partido en Cataluñadonde unos buenos resultados en las elecciones general del PSE son imprescindibles para aspirar a una victoria electoral en el conjunto de España. Tal vez ha llegado la hora de que el secretario general del PSOE medite sobre la viabilidad del PSC y considere la posibilidad de fundar un PSOE catalán.

Se ha demostrado que Podemos tiene más admiradores que votantes. Y a la vista de lo ocurrido en Andalucía, donde la ha dado un buen mordisco a Izquierda Unida, no basta con ser querido sino que tendría que demostrar que es confiable como algo más que un instrumento de protesta. La teoría de la Casta se queda floja por los casos de irregularidades dentro de este partido que le han hecho perder la virginidad.

A partir de ahora, la situación política española promete ser apasionante. Y los líderes de los dos grandes partidos deberán afilar sus propuestas para conquistar lo que han perdido. El PSOE tiene un suelo muy solido al que por fin ha llegado. A partir de ahora tiene que crecer y la visibilidad que ha logrado le hace recuperar el derecho a ser escuchado sin complejos. Está por ver si dará la talla.

*ccarnicero.com

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible