Ir al contenido principal

Dirán que es electoralismo, pero Cristina camina el mundo

OPINIÓN de Emilio Marín.- Ante las dificultades económicas de los países, sus gobernantes más perspicaces buscan parte de las soluciones haciendo negocios en el mundo multipolar. Por eso la presidenta argentina estuvo en Moscú.

Cristina Fernández de Kirchner estuvo en febrero en Beijing y firmó una veintena de acuerdos con Xi Jinping. Entre otras cosas, aseguró la inversión de 4711 millones de dólares para financiar las dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz.

La oposición en pleno, incluyendo a la izquierda trotskista, votó en contra de esos acuerdos con China cuando fueron puestos en consideración en el Congreso.

¿Qué pasará cuando los 20 compromisos signados por Cristina con el ruso Vladimir Putin pasen por el análisis parlamentario? ¿Volverá la oposición a poner palos en la rueda de esos convenios? Con el antecedente, podrían volver al más crudo gataflorismo: reclaman inversiones para el país, supuestamente desenganchado del mundo, pero se oponen cuando el gobierno tramita créditos y obras con financiamiento internacional. Imposible no ver en esos detractores dos rasgos políticos y hasta ideológicos. Son electoralistas y no quieren aprobar obras que pueden levantar el nivel de aceptación social del oficialismo. Y son velada o abiertamente anticomunistas, según los casos. Si esos convenios se firmaran con Estados Unidos, Alemania o Japón, esa oposición bajaría los decibeles. Como son con China y Rusia, les aflora el ADN “occidental y cristiano”…

De Rusia con amor

De los documentos firmados por los presidentes y ministros de ambos países sobresalen dos.

Uno es el crédito por 2.000 millones de dólares para construir la represa Chihuido I en Neuquén, con lo que CFK remarcará que privilegió la mayor generación eléctrica con destino a la industria, y la creación de empleos. Esto último lo necesita la industria, que con un descenso del 1.6 por ciento en marzo y del 2 en el primer trimestre ya suma veinte meses de caídas no estrepitosas pero caídas al fin de cuentas.

El segundo aspecto, más político, que se puede subrayar es el estrechamiento de relaciones a nivel militar. Hubo un compromiso de realizar –sin fecha- ejercicios militares entre militares argentinos y rusos, lo que implicaría algo extraordinariamente novedoso y digno de verse. Esa sería la muerte definitiva de la distinción de “aliado especial extra-OTAN” con que EE UU y Bill Clinton premiaron al modelo menemista, el de las relaciones carnales practicadas no en el Salón Oval sino a lo largo del mundo.

La presidenta apoyó a Rusia en contra de las sanciones de la OTAN, o sea Washington y sus aliados europeos, a raíz de la crisis en Ucrania. Y de yapa elogió el heroísmo de los soviéticos que aportaron 27 millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial para derrotar al imperialismo y el fascismo. El próximo 9 de mayo se cumplirán 70 años de esa proeza de los dirigidos por José Stalin.

A la oposición de derecha, tales acuerdos y expresiones de CFK le cayeron como una patada al hígado. Ella muy sonriente lo explicó así: “nadie puede reclamar el monopolio de la amistad; podemos tener relaciones con cualquier país”.

El macrismo y massismo tienen nostalgia del mundo unipolar. El kirchnerismo, con todos sus límites, se mueve como pez en el agua de la multipolaridad. Y busca pescar allí contratos e inversiones para ayudar a paliar los déficits del capitalismo dependiente rioplatense.

Malas noticias

Para el sionismo vernáculo e internacional siguen llegando malas noticias en dos causas muy vinculadas entre sí: la de la denuncia estrafalaria de Alberto Nisman y la de la muerte de este fiscal. Al calor del 18F, desde Tel Aviv hasta el Tea Party norteamericano, y desde la DAIA y AMIA hasta Mauricio Macri y Jorge Altamira, hablaron de un “crimen de Estado”. Los hechos investigados por la justicia están indicando que se trató de un suicidio.

En relación a la denuncia contra la presidenta, ese expediente vive sus últimos días antes de un cierre definitivo. El fiscal Javier de Luca no sostuvo la apelación del antiK, Germán Moldes, y en consecuencia la sala de Casación Penal tendrá que mandar la causa al archivo, en este caso con mucha razón.

Clarín estaba tanto o más indignado que las muchas viudas políticas de Nisman, y acusó a De Luca de ser de Justicia Legítima. Cero argumentos. A Magnetto en el barrio le dirían, “a llorar al campito”. Moldes admitió la derrota pero dijo que con un nuevo gobierno la causa podría reabrirse. Habría que mandarlo al primer año de Derecho para que le expliquen el principio de que nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa.

Otras novedades adversas a la tesis del “crimen de Estado” vinieron del peritaje criminalístico bajo conducción de Viviana Fein en el departamento del occiso, con presencia de peritos oficiales y de parte (o sea de Arroyo Salgado). Luego de cinco horas de peritaje en el baño donde ocurrió la muerte se detectaron manchas en la puerta del lugar, según las cuales la misma estaba cerrada cuando ocurrió el disparo. Y, contradiciendo las versiones de Arroyo Salgado, no eran manchas de sangre las de las canillas (los peritos de parte habían dicho que una segunda persona se limpió allí luego de cometer el crimen).

Ahora se marcha a una junta médica. Y junto con estas nuevas conclusiones que fortalecen la hipótesis del suicidio, hay que tener en cuenta el contexto jurídico y político. La fiscal Fein fue ratificada por la jueza Palmaghini y por la Cámara Federal, pese a los torpes intentos de apartamiento que hizo la viuda. Y por orden judicial fueron allanadas las viviendas de la madre de fiscal, su hermana y el informático Lagomarsino, buscando detalles de la cuenta no declarada por Nisman en el Merrill Lynch de EE UU.

O sea que lejos de investigar a un supuesto comando iraní-venezolano entrenado en Cuba, la justicia está haciendo lo que debe, aunque con retraso: investigar a Nisman y su círculo íntimo.

Urnas con cenizas

Caída la carta Nisman para “llevarse puesta a la presidenta”, la oposición ha debido concentrarse en hacer sus campañas electorales con lo que mejor sabe hacer, o sea marketing, guerra de encuestas y la mano que le dan empresas amigas y sobre todo el holding Clarín.

Con eso, más su influencia en la Capital y otras provincias, a Macri le ha ido relativamente bien. El 26 de abril fue primero en las PASO de Santa Fe con el ex Midachi, Miguel del Sel, candidato a gobernador. Hasta en esto el ex menemista vicepresidente del grupo Socma repite las artimañas de su admirado hombre de Anillaco, promoviendo figuras de la farándula para captar votos de los sectores menos politizados.

Esa elección tuvo un grave inconveniente. Es que 807 mesas, con 250.000 votos, no fueron incluidos en el escrutinio, lo que dio lugar a legítimas protestas. El blanco de la crítica, como debía ser, fue el gobierno santafesino en manos del socialismo y los radicales.

Hoy se vota en Neuquén, si es que lo permiten las cenizas del volcán chileno Calbuco. Habría que sufragar votar porque, en todo caso, un poco de cenizas en las urnas no es un problema mortal para la democracia. Los faltantes en las urnas de Santa Fe, sí son algo gravísimo por la posibilidad de un fraude que no está probado y ojalá no haya existido.

Se perfila Macri

Si las PASO en el grueso del país fueran la semana que viene, el mejor perfilado de la oposición y con chapa para las generales sería Macri.

A lo comentado de Santa Fe y Mendoza, donde su fuerza fue parte de quienes ganaron bajo conducción de la UCR, se suma la votación de hoy en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se puede deducir de las encuestas que con la suma de sus dos fórmulas (Rodríguez Larreta y Michetti), el macrismo mantendría la “pole position”, para usar una expresión tuerca mientras concluye el polémico Rally 2015.

Habrá que aguardar hasta esta noche para saber los resultados precisos pero en principio se pronostica una victoria del PRO y lo que se discute es si el segundo lugar es para la suma de candidatos de ECO-restos de Carrió y radicales, o bien la combinación de listas kirchneristas que llevan de candidato a jefe de gobierno al camporista Mariano Recalde.

Como sea, Macri se va perfilando como el opositor con más posibilidades de disputar la presidencia. Es que además de lo reseñado, se dio el lujo de ir a Córdoba a armar la lista de su partido, los radicales y el juecismo. Fue visto por estas fuerzas como el referente nacional del sector, mucho más que Ernesto Sanz, también presente en la ceremonia.

Macri puede estar en la gran pulseada de agosto y octubre venidero. La pregunta es quién llevará los colores del kirchnerismo, donde los anotados son varios pero donde Daniel Scioli lleva la delantera, al menos en el aparato y las encuestas.

Esa ventaja sólo podría licuarse con una doble operación: que sus adversarios internos se unan y bajen todas las candidaturas menos una; y que la presidenta se juegue públicamente por ese nombre unificado.

De Rusia llegó un aviso negativo, de que eso no va a ocurrir. En el reportaje con el canal Russia Today (RT) y preguntada sobre quién es su favorito dentro del FPV, la presidenta contestó que favoritos y favoritas tenían los reyes y que eso es de las monarquías. El sciolismo lo festejó como si lo hubieran consagrado a su jefe de La Plata.



Sergio Ortiz
facebook.com/sergio.ortiz.906
twitter: @Sergioortizpl

Comentarios

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible