Ir al contenido principal

Bruselas estudia acortar el periodo de autorización del polémico pesticida glifosato

Am

Activistas de Avaaz protestan contra el uso de pesticidas con glifosato en Bruselas en mayo de 2016. La CE estudia acortar el periodo de autorización del polémico pesticida. (Fotografía: EFE/Olivier Hoslet)

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) estudia acortar el periodo de autorización del glifosato, un compuesto presente en pesticidas clasificado como posible cancerígeno por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, ha informado el portavoz comunitario de Salud, Enrico Brivio.

La CE había propuesto en un primer momento renovar su autorización durante quince años, mientras que el Parlamento Europeo (PE) abogó el pasado 13 de abril por permitirlo solo por siete años y con claras restricciones.

"Las conversaciones continúan. La Comisión sigue ayudando a los Veintiocho a encontrar una solución que tenga un apoyo amplio", afirmó Brivio en la rueda de prensa diaria de la CE.

Indicó que se pretende "garantizar la protección de la salud humana y el medioambiente" y, a la vez, tomar una decisión "basada en la ciencia y "jurídicamente sólida".

Admitió que hay "distintas opciones" sobre la mesa, entre ellas conceder la autorización "por un periodo más corto", sin precisar cuál sería, pero matizó que habrá que ver cómo evolucionan las consultas con los Veintiocho socios comunitarios.

El portavoz señaló que aún no se puede precisar la fecha en que esta cuestión se votará, pero recordó que el plazo tope es el 30 de junio.

El 19 de mayo las reservas de Italia, Alemania y Francia obligaron a aplazar el voto sobre este asunto, que iba a tener lugar en el comité sobre Plantas, Animales, Alimentos y Piensos de la UE.

Brivio destacó entonces que, si no se toma una decisión antes del 30 de junio, el glifosato no quedará autorizado ya en la UE y los Estados miembros tendrán que retirar los permisos para todos los productos basados en el mismo.

La votación había sido ya pospuesta una primera vez el pasado marzo.

El riesgo para la salud, la principal preocupación detrás de este debate

El glifosato es la sustancia activa del herbicida más vendido en el mundo, el RoundUp, comercializado por la multinacional Monsanto.

Pese a la opinión negativa de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer y de la Organización Mundial de la Salud, que lo incluyó en su lista de posibles cancerígenos, el pasado noviembre la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que no hay evidencias científicas del vínculo entre el glifosato y esa enfermedad.

El Comité de Organizaciones Agrarias y Cooperativas comunitarias (Copa-Cogeca) envió esta semana una carta al responsable europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, en la que expresó su preocupación por "la posibilidad de que no se renueve la autorización del glifosato".

El secretario general de Copa-Cogeca, Pekka Pesonen, recordó que la EFSA "ha confirmado su seguridad" y opinó que "es totalmente inaceptable que la CE considere dar la espalda a la ciencia y a procedimientos acordados y que posiblemente lo prohíba".

Añadió que el glifosato es "un herbicida muy extendido en la UE" y una "herramienta" clave para los agricultores y alertó de que sin su reautorización la producción alimentaria estará amenazada, "ya que no existen alternativas".

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible