Ir al contenido principal

El mismo escenario español

OPINIÓN de Teodoro Rentería Arróyave, México.- En España sigue triunfando la indecisión, no sabemos a ciencia cierta si es el enfado, la repulsa a los partidos políticos o de plano una enfermiza negligencia como consecuencia de sus padeceres casi congénitos.


Nuevamente vuelve a triunfar en las segundas elecciones de este domingo, prácticamente consecutivas, por culpa del protagonismo de los líderes partidistas progresistas, el Partido Popular del ultraderechista Mariano Rajoy, el cual aumentó 14 escaños para completar 137, seguro porque le sigue respondiendo a lo que nosotros llamamos, el voto duro de la derecha franquista, por fortuna para el pueblo hispano, sin obtener la mayoría absoluta para hacerse gobierno.

Según las primeras cifras, que desmiente a los encuestadores interesados, que colocaban al Partido Socialista Obrero Español, PSOE, en tercera fuerza, al final se queda como siempre en la segunda opción más votada, aunque perdió 5 diputados, en total 85 y Unidos Podemos de Pablo Iglesias que sólo obtuvo 71 posiciones, el desastre fue para Ciudadanos de Albert Rivera que perdió 8 escaños para quedar en 32, lo sustantivo es que nuevamente se presenta la oportunidad de que estas tres fuerzas políticas formen gobierno sino cometen los mismos errores del pasado inmediato.

El diario La Vanguardia de Barcelona hace el siguiente análisis: “En el caso de que Pedro Sánchez, intentara ser presidente necesitaría el apoyo de Unidos Podemos y Ciudadanos, lo que sumaría 188 escaños, la fórmula por la que Sánchez ha apostado desde el pasado 20D.

Otra fórmula contempla el apoyo del partido que lidera Pablo Iglesias y de Esquerra Republicana de Catalunya, en español, Izquierda Republicana de Cataluña, ERC, Convergència Democràtica de Catalunya, en español, Convergencia Democrática de Cataluña, CDC y Euskera, Euzko Alderdi Jeltzalea, EAJ, en español, Partido Nacionalista Vasco, PNV, que sumarían 178 diputados.

La primera de las posibilidades se antoja improbable tras haber fracasado en la minilegislatura anterior. En la segunda opción, el PSOE tendría que ceder ante los independentistas catalanes en su demanda de celebrar un referéndum en Catalunya, algo que tampoco se antoja factible. En cualquier caso, Sánchez también requeriría de la segunda vuelta y conseguir el apoyo de Unidos Podemos y la abstención de C’s y de los independentistas.

En esa tesitura, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha emplazado al PP y al PSOE a sentarse a partir de mañana a una mesa para negociar el próximo gobierno y mantiene su condición de que no se ponga por delante de los intereses del país el personal de los líderes.

Rivera, en la primera comparecencia tras finalizar el escrutinio, ha dicho sentirse hoy “más orgulloso” que ayer, asegurando que el centro “ha venido para quedarse” y que el voto a Ciudadanos será “útil” para regenerar a España y afrontar un cambio a favor de su país.

La asistencia a las urnas en décimas fue superior a la anterior elección, con un 69.83 de los electores, superior al 69.67 del 20D a pesar de ello la incógnita persiste.

Mariano Rajoy, ensoberbecido, reclama a Sánchez y a Iglesias para que le apoyen a formar gobierno y evitar el desgaste de una tercera elección, mismos que ya negaron tal posibilidad. Lo dicho: el mismo escenario español del 20D, -domingo 20 de diciembre de 2015-.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible