Ir al contenido principal

Introducen 150 cernícalos primilla en Cabañeros, Las Tablas de Daimiel y el Parque del Sureste de Madrid



Servimedia.- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha introducido 150 cernícalos primilla en los Parques Nacionales de Cabañeros y Las Tablas de Daimiel (Castilla-La Mancha) y en el Parque Regional del Sureste (Comunidad de Madrid). La iniciativa se debe a la colaboración con el Organismo Autónomo Parques Nacionales, Ministerio de Defensa, Comunidad de Madrid, Junta de Castilla-La Mancha y la ONG Grefa.

Según informó Medio Ambiente en un comunicado este viernes, la introducción ha tenido lugar durante la temporada reproductora de 2016 y forma parte de un proyecto experimental del Ministerio para crear colonias de cernícalo primilla en espacios protegidos y consolidar su población reproductora.

En concreto, las introducciones se han llevado a cabo durante las primeras semanas del verano mediante el método 'hacking', por el que las aves han completado su crianza en el primillar y se prevé que regresen tras migrar.

Los primillares –recintos destinados a albergar colonias de cría de cernícalo primilla– han sido construidos en los Parques Nacionales de Cabañeros y de Las Tablas de Daimiel así como en La Marañosa, una finca militar del término municipal de San Martín de la Vega (Madrid) incluida dentro del Parque Regional del Sureste.

Grefa se ha encargado de suministrar los pollos, procedentes de su centro de cría en cautividad, además de llevar a cabo la introducción de estas aves en los tres primillares del proyecto y velar por ellos hasta que han sido capaces de volar y alimentarse por sí mismos.

MÉTODO 'HACKING'

Las introducciones de los pollos de cernícalo primilla, un pequeño halcón colonial tiene una dieta basada en grandes insectos y micromamíferos, por lo que es considerada como un aliado del agricultor por su papel de controlador de plagas, se han llevado a cabo durante las primeras semanas del verano mediante el método hacking, por el cual las aves han completado su crianza en el primillar.

El objetivo es que se familiaricen con la zona de reintroducción y vuelvan a ella en el futuro, eligiéndola como territorio de cría. Los primillares diseñados para este proyecto consisten en una estructura modular de paneles de hormigón prefabricados que se ha instalado sin apenas obra, lo que abarata su coste y permite una construcción muy rápida. Cada primillar cuenta con 80 nidos.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible