Ir al contenido principal

IU: "Si apartamos la propaganda que rodea a la EPA se ve que el paro desciende a cambio de expulsar a gente del mercado laboral y acentuar temporalidad y precariedad”



El responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato, señala que “el propio Gobierno en funciones del PP avanzó en plena campaña electoral que en el segundo trimestre se crearían 450.000 empleos y, sin embargo, el dato final de incremento de ocupación es de 271.400, un 40% menos”



Izquierda Unida, a través de su responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato, considera que los datos que ofrece la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre de 2016 “no pueden llevar a la satisfacción general y, mucho menos, a los miembros del Gobierno en funciones. Si apartamos la propaganda y autocomplacencia que rodea a estas cifras nos encontramos con que las noticias sobre creación sostenida de empleo son bastante negativas. Estamos ante un brusco frenazo. El propio Gobierno del PP avanzó en plena campaña electoral que en el segundo trimestre se crearían 450.000 puestos de trabajo. Sin embargo, el dato final de incremento de ocupación es de 271.400 (un 40% menos) y deja el número de ocupados en 18.301.000”.

Sánchez Mato señala también que “aunque a nivel nacional el paro bajó en 216.700 personas en este segundo trimestre del año respecto al anterior, lo que supone un descenso relativo del 4,5 %, este recorte del desempleo es claramente inferior a los logrados en los segundos trimestres de 2015 (-295.600 parados) y 2014 (-310.400)”.

El responsable económico de IU sostiene que “desde nuestra formación no estamos de acuerdo con que cifras como que el número total de desempleados baje hasta algo menos las 4,6 millones de personas o que la tasa de desempleo quede en el 20% sirvan para tratar de ocultar que la salida a la situación crítica en términos de paro está siendo a cambio de la expulsión de gente del mercado de trabajo y a la acentuación de la temporalidad y la precariedad en el empleo”.

La tasa de actividad se situó en el 59,41%, mientras el número de activos aumentó en 54.600, hasta los 22.875.700. “En el último año, por el contrario, la población activa ha caído en 139.900 personas. Es evidente, por tanto, que no todos los que han dejado de ser parados los son porque han pasado a trabajar”, señala.

Carlos Sánchez Mato apunta también que “toda la creación de empleo se realiza en el sector privado (294.600), ya que las administraciones públicas bajan en 38.700 personas. Vuelve a ponerse de manifiesto así que la prioridad de este Gobierno en funciones sigue siendo reducir el nivel de empleo público y la provisión de servicios asociados”.

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida llama la atención sobre la evolución del desempleo por sectores, con 227.300 ocupados más en el sector servicios entre abril y junio. “Nos encontramos -asegura- ante un impulso de contrataciones vinculado directamente con la temporada turística. Pero si ampliamos la mirada al último año, nos enfrentamos con que el empleo bajó en la construcción (15.700 ocupados menos) y en industria (8.800 menos). El sector industrial sigue perdiendo peso en nuestro país y el modelo productivo está lejos de haber cambiado”.

El dirigente federal de Izquierda Unida destaca que “seguimos especializándonos en sectores de bajo valor añadido y que llevan asociados unas peores condiciones laborales. Los datos de esta última EPA tienen muchos que ver, lógicamente, con el período estival y las campañas turísticas, lo que lleva aparejada la crítica por una creación de empleo asociada a altos índices de temporalidad. La mayoría de los contratos suscritos entre abril y junio fueron de carácter temporal (166.300) frente a 86.400 con contrato fijo”.

También hay que apuntar como elemento preocupante el incremento del número de jóvenes en paro menores de 25 años, ya que subió en 22.700 personas en el segundo trimestre. Esto supone un 3,4% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes sin trabajo en 692.800. Además, sigue habiendo prácticamente 1,5 millones de hogares con todos sus miembros en paro (1.493.800)

“Pero la cosa no queda ahí”, advierte Sánchez Mato, ya que “la proporción de empleos a tiempo completo sobre el total ha caído desde el 85,3% al 84,7% en los últimos cuatro años. En este segundo trimestre de 2016, el 60,4% de todos los que trabajan a tiempo parcial desearían hacerlo a tiempo completo, pero no pueden. Este porcentaje hace cuatro años era menor: 56,4%”.

Apostilla que “todo ello va unido a que la explotación laboral continúa registrando récords. El número de horas extraordinarias se ha disparado en un 16% en los últimos cuatro años: en el segundo trimestre de 2016 se hicieron 6,239 millones de horas y en el mismo trimestre de 2012 5,367. El 53,6% de todas estas horas no se pagan. Cuando Rajoy llegó al Gobierno este porcentaje era menor: 48,8%.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible