Ir al contenido principal

AI: Los automóviles eléctricos, ¿funcionan con trabajo infantil?



Con motivo de la celebración del Salón del Automóvil de París, en el que se expondrán nuevos modelos de automóviles eléctricos, Amnistía Internacional ha instado a los principales fabricantes de automóviles eléctricos a jugar limpio con los consumidores, informando sobre las medidas que toman para mantener el trabajo infantil al margen de sus cadena de suministros, y denunciando los abusos que observen.

En concreto, ni General Motors (GM), ni Renault-Nissan y Tesla han explicado cómo van a garantizar que sus baterías no empleen el cobalto extraído en la República Democrática del Congo con mano de obra infantil, en algunos casos de tan solo siete años de edad.


“Tal vez los automóviles eléctricos no sean tan ‘limpios’ como creíamos. Es preciso que los clientes sean conscientes de que los automóviles verdes podrían estar relacionados con la lacra del trabajo infantil en la República Democrática del Congo. ¿Comprarían un automóvil los clientes del Salón del Automóvil de París si pensaran que a alguien le había costado su niñez?” se pregunta Mark Dummett, investigador de Amnistía Internacional sobre Empresas y Derechos Humanos.

“Las investigaciones de Amnistía Internacional ponen de manifiesto que el peligro de que el cobalto extraído por niños y niñas termine en las baterías de los coches eléctricos es considerable. Estos vehículos se presentan como una opción ética para los conductores y conductoras concienciados con el medio ambiente y con los problemas sociales, así que las empresas que los fabrican deben jugar limpio y demostrar que han ejercido la diligencia debida a la hora de obtener sus suministros.”

Más de la mitad del cobalto de todo el mundo –componente fundamental de las baterías de ion de litio, que alimentan los vehículos eléctricos– procede de la República Democrática del Congo, y de ese porcentaje, el 20% se extrae a mano. La investigación llevada a cabo por Amnistía Internacional para su informe This Is What We Die For, publicado en enero de 2016, concluyó que tanto adultos como menores, algunos de ellos de tan solo siete años, trabajan en condiciones deplorables en áreas mineras artesanales. Quienes llevaron a cabo esta investigación observaron que estos mineros corrían peligro de accidentes mortales y de contraer enfermedades pulmonares graves, y afirmaron que, a veces, no ganaban más que un dólar al día.
La cadena de suministro de los automóviles eléctricos, a examenCadena de suministro de cobalto

Nuevas investigaciones publicadas por Amnistía Internacional en vísperas de la edición de 2016 del Salón del Automóvil de París han revelado señales de peligro en cinco empresas de automóviles. Según fuentes periodísticas y comunicados de prensa de las empresas, el fabricante surcoreano de baterías LG Chem proporciona baterías para los modelos:
Chevrolet Volt de GM,
Twizy y ZOE de Renault-Nissan
y actualizaciones del modelo Roadster de Tesla.

Samsung SDI, también de Corea del Sur, suministra aBMW (i3 EV y i8 PHEV) y a Fiat-Chrysler(500E EV), según reconocieron ambos fabricantes de automóviles en cartas a Amnistía Internacional.

En su informe de enero de 2016, Amnistía Internacional comunicó que existía el peligro de que otras empresas automovilísticas, entre ellas Daimler, VW y el coloso chino de vehículos eléctricos BYD, estuvieran utilizando cobalto procedente de las minas de la República Democrática del Congo en las que trabajan tanto menores como adultos en deficientes condiciones de seguridad.

Basándose en documentos de los inversores, Amnistía Internacional demostró que la empresa china Zhejiang Huayou Cobalt (Huayou Cobalt), que suministra a fabricantes de componentes de baterías en China y Corea del Sur, utiliza cobalto extraído en la República Democrática del Congo. Estos fabricantes de componentes venden, a su vez, a fabricantes de baterías, como LG Chem y Samsung SDI, que son proveedores de muchas de las principales empresas automovilísticas del mundo.

Daimler ha afirmado que sus suministros no proceden directamente ni de la República Democrática del Congo ni de ningún proveedor de ese país. De igual forma, VW ha negado toda vinculación con Huayou Cobalt. Ambas empresas aseguran que están redoblando sus esfuerzos por detectar irregularidades de derechos humanos en sus cadenas de suministro de cobalto, pero no facilitan ninguna prueba. Por ejemplo, ninguna de ellas explica cómo verifica la información que le facilitan sus proveedores y lo que es más grave, tampoco revelan la identidad de sus talleres de fundición ni cómo se aseguran de que las prácticas de éstos sean adecuadas. BYD no respondió a la solicitud de información de Amnistía Internacional.
BMW y Fiat Chrysler: más transparencia con respecto a las políticas de derechos humanos, pero siguen incumpliendo las normas internacionales

General Motors (GM) y Tesla no respondieron a la solicitud de Amnistía Internacional para que proporcionaran pruebas sobre cómo identifican y abordan posibles abusos contra los derechos humanos en sus cadenas de suministro de cobalto, sobre todo en relación con el trabajo infantil. Renault afirmó que respondería a Amnistía “lo antes posible”, sin proporcionar ninguna otra información más.

Por el contrario, BMW y Fiat-Chrysler remitieron respuestas detalladas, pero no facilitaron suficientes pruebas sobre el cumplimiento de las normas internacionales relativas a las cadenas de suministro de minerales:
BMW afirmó que venía investigando su cadena de suministro de cobalto desde 2013, y que estaba trabajando con sus proveedores para identificar sus talleres de fundición, cuyos nombres, en cambio, declinó revelar. Además, BMW aclaró que Huayou Cobalt no era proveedor suyo, y que Samsung SDI, su fabricante de baterías, le había garantizado que Huayou Cobalt no intervenía en la cadena de suministro. Sin embargo, no proporcionó ninguna prueba de medidas que hubiera tomado de forma independiente para verificar esta afirmación de Samsung.
Por su parte, Fiat Chrysler, también cliente de Samsung SDI, aseguró igualmente que Huayou Cobalt no participaba en su cadena de suministro, aceptando al parecer, sin más comprobaciones, las palabras de Samsung. No obstante, Fiat Chrysler reconoció que actualmente no “tiene ningún programa dedicado, en concreto, a identificar las empresas de fundición y refinería de cobalto”. Esto significa que carece de sistemas que permitan rastrear sus suministros de cobalto hasta el “punto crítico” de la cadena y que, por tanto, no está en condiciones de garantizar que en su cadena de suministro no haya cobalto extraído por niños y niñas en la República Democrática del Congo.

Para más información sobre las respuestas de las empresas (en inglés) consulten aquí
El sector de los automóviles eléctricos carece de transparencia

De conformidad con las directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las empresas que utilizan cobalto extraído en áreas de alto riesgo deben identificar sus talleres de fundición y refinería, y dar a conocer cómo se han asegurado de que éstos ejercen la diligencia debida, e identifican y combaten peligros en materia de derechos humanos y abusos contra los derechos humanos.

Ninguna de las empresas antes mencionadas pudo demostrar que haya cumplido esta norma.


Amnistía Internacional insta a todas las empresas multinacionales que utilizan baterías de ion de litio a mostrar que aplican sus políticas y a ser transparentes con respecto a los resultados de sus investigaciones. Es fundamental que divulguen información en cantidad suficiente sobre los peligros y abusos que detecten en materia de derechos humanos.

Sin embargo, la actuación voluntaria de las empresas no es suficiente: Amnistía Internacional insta a los gobiernos a aprobar leyes que exijan a las empresas comprobar la información sobre la procedencia de los minerales que emplean, y a divulgarla, dando a conocer quiénes son sus proveedores. En la actualidad, no hay ninguna regulación sobre el comercio global de cobalto. Al cobalto no se le aplican las actuales normas sobre los “minerales de zonas de conflicto” de Estados Unidos, que abarcan el oro, el coltán/tantalio, el estaño y el tungsteno extraídos en la República Democrática del Congo.

En Francia, la Asamblea Nacional ha aprobado un proyecto de ley, por el que se obligaría a las grandes empresas francesas, como Renault, a prevenir abusos contra los derechos humanos en su cadena de suministro. En octubre, se someterá a debate en el Senado.

“Este proyecto de ley es un gran ejemplo de cómo un Estado se asegura de que las empresas se tomen en serio los derechos humanos y cumplan con sus responsabilidades. De ser aprobado, las empresas podrían ser sancionadas por falta de celo”, declaró Mark Dummett.

“Sin una legislación que imponga, obligatoriamente, la diligencia debida en materia de derechos humanos, las empresas seguirán eludiendo el asunto y beneficiándose del trabajo infantil y de otros abusos”.
Información complementaria

Se puede consultar más información sobre el informe publicado en enero de 2016 por Amnistía Internacional y AfreWatchThis is what we die for: Human rights abuses in the Democratic Republic of the Congo power the global trade in cobalt en este enlace.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

El Mercurio Digital (elmercuriodigital.es) se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible




AI FREE: DIARIO LIBRE DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Entradas populares de este blog

La Unión Europea con crisis de identidad apuesta a la ultraderecha

Las elecciones en clima de guerra e incertidumbre   Sergio Ferrari, desde Berna, Suiza Cimbronazo político continental, tsunami en Francia. Uno de cada cuatro electores en las elecciones parlamentarias que se realizaron en todo el continente entre el 6 y el 9 de junio optaron por fuerzas de extrema derecha. Preocupaciones estructurales irresueltas --seguridad, migración y caída del poder adquisitivo-- a las que se le suman las consecuencias desastrosas de la guerra Rusia-Ucrania marcan a fuego el presente-futuro de una Unión desorientada. El cismo de la disolucion de la Asamblea Nacional Las encuestas previas sobre tendencias no se equivocaron con respecto a los resultados de las parlamentarias continentales: la derecha mantiene casi integralmente su fuerza; la extrema derecha da un salto hacia adelante; en tanto liberales, socialistas, izquierda radical y verdes se esfuerzan por relativizar la pérdida, pero sin disimular la caída. A primeras horas del lunes 10 y cuando todavía se prec

Un campeón antirracista

Guiño sociológico a otro fútbol posible Sergio Ferrari, desde Berna, Suiza Aunque no deslumbró estéticamente, Young Boys (YB) fue el más regular durante toda la temporada y se coronó campeón de fútbol helvético. Fue la sexta victoria en los últimos siete años del equipo capitalino que ratificó nuevamente, sus valores solidarios, antirracistas y contra la homofobia. Young Boys, campeón suizo de fútbol. La victoria el sábado 25 de mayo contra Winterthur. Foto Sergio Ferrari Pitazo final en el Estadio bernés de Wankdorf pasadas las diez de la noche del sábado 25 de mayo y un festejo que arrancó en la misma cancha, se prolongó durante horas y culminó con la fiesta ciudadana del día siguiente. La marcha multitudinaria de la tarde del domingo desde el estadio hasta la  Bundesplatz  (Plaza Federal), frente a la sede del Gobierno nacional –lugar emblemático de las grandes manifestaciones sociales, sindicales y culturales del país--, se transformó en un desbordante festejo popular, sin excesos

Un cortometraje sobre el racismo en República Dominicana es galardonado en el festival de cine de Santo Domingo

UIT-CI.-  El cortometraje «El hijo de María y Oguís», dirigido por Simón Rodríguez y Robelitza Pérez, ganó el primer lugar en el «Festival del Minuto José Francisco Peña Gómez», realizado en Santo Domingo, República Dominicana. El festival, organizado por el cineasta Etzel Báez, reunió varias obras en formato ultrasintético, con un minuto de duración, y tuvo como tema la figura del dirigente socialdemócrata José Francisco Peña Gómez, uno de los principales dirigentes políticos dominicanos del siglo XX y sobreviviente de la masacre racista ordenada por el dictador Rafael Leonidas Trujillo en 1937 contra la población haitiana y dominicana de ascendencia haitiana en el país caribeño. El trabajo de Pérez y Rodríguez, a través de audaces superposiciones de imágenes y audios, centran su trabajo en un discurso poco conocido de Peña Gómez en el que denuncia el racismo antihaitiano de la clase dominante dominicana, y lo vinculan con los actuales pogromos y la cruda violencia gubernamental con

HRW urge a Milei a reconsiderar las nominaciones a la Corte Suprema de Argentina

"Para garantizar el Estado de Derecho, se debe priorizar la integridad, calificaciones y diversidad de los candidatos" (Washington, D.C.) —"El presidente de  Argentina , Javier Milei, debería reconsiderar sus nominaciones a la Corte Suprema teniendo en cuenta las calificaciones, experiencia, diversidad e integridad de las candidaturas", señaló hoy Human Rights Watch. El 15 de abril de 2024, el presidente Milei  nominó al juez federal Ariel Lijo y al académico  Manuel García-Mansilla a la Corte Suprema. Numerosas organizaciones de derechos humanos, ciudadanos, asociaciones empresariales y académicos han expresado formalmente su preocupación por las nominaciones, en particular por el historial de Lijo como juez federal. Si se confirman las nominaciones, no habría ninguna mujer en el tribunal, que está compuesto de cinco miembros. Las nominaciones a la Corte Suprema deben ser aprobadas por el voto de dos tercios del Senado. “Argentina necesita fortalecer la independ

OCHA y OMS alertan del aumento de las enfermedades transmisibles en Gaza

Los bombardeos e incursiones terrestres israelíes continúan en Gaza mientras la población de ese territorio se encuentra al borde de la hambruna y la desnutrición, y las enfermedades transmisibles aumentan a gran velocidad , informaron los organismos de la ONU que operan en ese territorio para asistir a los gazatíes. La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios ( OCHA ) explicó que los desplazamientos forzados de cientos de miles de personas hacia sitios cada vez más hostiles y extremos tratando de sobrevivir , favorecen la propagación de los padecimientos infecciosos, al igual que la desnutrición. “El grupo sanitario advierte un mayor aumento de la desnutrición y de las enfermedades transmisibles, incluidas erupciones cutáneas, enfermedades diarreicas y hepatitis A, debido al desplazamiento a gran escala hacia zonas sin alimentos, agua y otros servicios y bienes básicos”, detalló OCHA en su parte más reciente de la situación en el terreno. Sin servicios de salud En partic