Ir al contenido principal

ACNUR lamenta la muerte de una mujer y un niño en Moria, Lesbos

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, lamenta profundamente la muerte de una mujer de 65 años y un menor de 6 en el centro de recepción e identificación de Moria, en la isla de Lesbos. La mujer y el niño fallecieron el jueves a causa de la explosión de una bombona de gas. La madre del niño fallecido y su hermano menor tienen quemaduras de carácter grave y fueron trasladados a un hospital de Atenas.

Centro de Recepción e Identificación de Moria, en la isla de Lesbos (© ACNUR/UNHCR/E. Marda)
Centro de Recepción e Identificación de
Moria, en la isla de Lesbos (© ACNUR/UNHCR/E. Marda)


ATENAS, Grecia, (ACNUR/UNHCR).- El incendio que siguió a la explosión dejó a alrededor de 400 personas sin alojamiento, sobre todo familias. Los 38 menores no acompañados que residen en el centro de Moria fueron trasladados sanos y salvos a otros refugios en la isla, bajo el programa de alojamiento de ACNUR que gestiona su organización aliada “IIiaktida”. Actualmente no hay menores no acompañados en Moria. Algunas personas han sido también alojadas, de forma temporal, en el campamento de Kara Tepe.

Este trágico evento es un recordatorio de la urgencia de mejorar las condiciones de vida de los refugiados en las islas. También subraya la necesidad de que los procesos de recepción e identificación deben ser llevados a cabo de manera más eficiente y en la franja temporal marcada por la ley, para poder reducir el hacinamiento y la frustración que sienten las personas que esperan en las islas, algunas de ellas durante mucho tiempo, en condiciones extremamente difíciles y sin una perspectiva clara a la vista. Para lograr esto, es necesario que el Servicio Griego de Asilo se vea reforzado, inclusive a través del apoyo de la Oficina Europea de Asilo (EASO, por sus siglas en inglés).

Los esfuerzos por encontrar alojamientos alternativos deben reforzarse también. ACNUR, a través de sus aliados “Iliaktida”, “Arsis” y “Praksis”, acoge en la actualidad a alrededor de 200 hombres, mujeres y niños vulnerables en apartamentos en Mytilene. Con el fin de aliviar la presión de los sobrepoblados campamentos de Lesbos, ACNUR continúa ayudando a las autoridades en el traslado de los solicitantes de asilo con cartas de asilo a territorio peninsular griego. Desde junio ACNUR ha ayudado a identificar, informar y transportar a alrededor de 2.500 personas desde las islas a la península helena.

Para los 400 refugiados y migrantes que han perdido su refugio tras el incendio, ACNUR y sus socios han comenzado a instalar tiendas familiares, en coordinación con las autoridades. A los afectados por el fuego se les están distribuyendo paquetes que incluyen mantas, colchones y kits de higiene personal.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible