Ir al contenido principal

Cuba, verde como las palmeras

Jorge Zavaleta Alegre.- Los bárbaros y sanguinarios tiranos de América Latina, con el aval de las grandes compañías de los  Estados Unidos, fueron los que alimentaron el descontento, la ira y al mismo tiempo el sueño de la libertad en todos los países al sur del río Bravo, que ahora, en el 2016, el republicano Donald Trump, el electo presidente  por el colegio de electores, con una esposa migrante, anuncia un muro de siete mil kilómetros en la frontera con México, como una provocación más a la violencia.






La  historia de América sin las revoluciones de México, Nicaragua, Granada, Jamaica y los procesos sociales de Perú, con Velasco. Ecuador, con Rodríguez Lara. Panamá,  con Torrijos. Allende en Chile, Uruguay con el Movimiento de Tupamaros  que se integró al Frente Amplio, y  la China de Mao, el mundo habría continuado como el  África,  que en este siglo XXI sigue siendo el territorio de los condenados de la tierra.



Las obras cinematográficas como Lucía, de la mexicana Lucía Carrera y Memorias del Subdesarrollo, de Tomás Gutiérrez Alea, son documentos que ayudan a pensar y poder emitir una opinión serena. La  Guerra de los Hornos, de Humberto Solanas y Alberto Getino, ayudará a los jóvenes de hoy a construir un juicio sobre la dinámica de este continente,  donde los millennials son la mayoría que no  encuentra espacios para su realización.



Fue el clima violento que crearon las dictaduras para ahogar las voces de los que sufrían  miseria. Castro encontró el terreno fértil para canalizar las  protestas y fomentar la movilización de fuerzas sociales, contra "dictaduras de derecha", que  a sangre y fuego, dejaron una sombra negra. Las guerrillas que comandó Fidel  Castro, junto con Camilo  Cien Fuegos   y Che Guevara pudieron llegar a  La  Habana, porque  la población  compartía  la necesidad de acabar con tiranos como Fulgencio Batista, quien convirtió la isla en el espacio más  favorable para las empresas norteamericanas, las que tuvieron que abandonar, porque  éstas habían convertido la  isla en un atractivo casino, simbolizado por el Tropicana de El Vedado.



La Revolución Verde como las Palmeras no pudo continuar por mucho tiempo, porque  Cuba quedó aislada. El bloqueo económico  de los EEUU, dio lugar a la cooperación de la URSS y a la  guerra fría, como consecuencia inmediata. Muere Fidel Castro a los 90 años,  cuando Obama deja trunco su proyecto de acercar las relaciones igualitarias entre EEUU y Cuba.

 

Castro, en su obra La Historia me absolverá, deja reflexiones sobre una sociedad que en la profunda escasez franciscana, ha sabido construir una economía con admirables avances en Salud, Educación y Turismo, muestra, de lo que es indispensable continuar o empezar en el resto de América Latina.

Conocímos Cuba en los primeros años de los setenta. Recorrimos, desde Pinar del Río hasta el Oriente (al frente está la prisión norteamericana de  Guantánamo) pasando por Cien Fuegos, Matanzas...y pudimos apreciar las escuelas de los niños, con maestros comprometidos en la función  educadora, bibliotecas y cunas. Jóvenes conocedores de la dinámica del mundo, capaces de entablar diálogo con múltiples interlocutores. Hospitales donde la Salud Mental fue el mejor aporte a la comunidad internacional.



Tuvimos oportunidad de estar muy cerca de los  20 Rectores de las Universidades del Perú. Todos ellos, desde Juan de Dios de Guevara, presidente del gremio universitario, quienes en forma unánime, elogiaron la riqueza musical y literaria del ciudadano cubano. Los primeros logros de la educación de Cuba ya eran elocuentes. La capacidad de los docentes fue el logro que más destacaron las rectores invitados. Los alumnos  del cuarto y quinto año dictaban clases a sus compañeros de los grados menores.







La Democracia, no solo es depositar un voto en una ánfora, Y después esperar  o vivir en la amargura o el desengaño, con honrosas excepciones como la del Uruguay o  Chile  con el sueño de Allende, donde  hay evidencias de una democracia avanzada, alejada de la corrupción y constituciones violadas con frecuencia. Son ejemplos que demuestran - desde las Tierras del  Fuego hasta Benito Juárez- que la Democracia, soñada desde Platón hasta Montesquiu, Marx, Kundera,.. pasando por  la Revolución Cubana,  es una  creación humana,  que debe ser  defendida  con exigente responsabilidad.

Referencias consultadas:

*Teresa Mestres Planas mostraba en su atelier de Lima un cheque con la firma del "Che". Ella fue hija de un ingeniero agrícola que llegó  a Cuba, en los años 60, expulsado por la Guerra Civil de España. Ese cheque, simbolizaba el pago por la expropiación de una maquinaria de procesamiento de la caña de azúcar que su progenitor,  había  instalado en Matanzas.

Lienzos de Teresa Mestres y Julia Balarezo

*July Balarezo, profesora de Historia Universal, formó parte de la Escuela de Pintura Teresa Mestres y conoció de cerca la  Cuba de 1975.

-Jorge Zavaleta Balarezo, Universidad de Pittsburgh: http://d-scholarship.pitt.edu/10729/

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible