Ir al contenido principal

Detienen a otro periodista de 'Al-Jazeera'

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la detención de Mahmoud Hussein, productor de noticias egipcio en la sede de Al-Jazeera en Doha, la semana pasada durante una visita a Egipto. Lo detuvieron en su casa de El Cairo el 23 de diciembre después de haber sido interrogado durante 15 horas en el aeropuerto de la capital egipcia cuando llegó, tres días antes.



Según un representante de la fiscalía de El Cairo citado por la Agencia France-Presse, Hussein estará detenido durante 15 días para una investigación. Es sospechoso de incitar a la sedición contra el Estado egipcio y de difundir información falsa.

Yasser Abu Hilala, director general de Al-Jazeera, dijo que Hussein, de 51 años, estaba de vacaciones en Egipto y que no estaba trabajando para la cadena catarí en el momento de su detención. Hussein trabajó en la delegación de Al-Jazeera en el Cairo hasta que se vieron obligados a cerrar, en 2013.

La cadena catarí de televisión emitió un comunicado desde su sede en Doha en el que pide la liberación inmediata de Hussein y hace responsables de su seguridad a las autoridades egipcias que lo retienen.

Desde que el jefe de las fuerzas armadas Abdel Fattah Al-Sisi diera un golpe de Estado en 2013, las autoridades egipcias han acusado a Al-Jazeera de apoyar a los Hermanos Musulmanes, ahora ilegalizados como organización terrorista.

La justicia egipcia ha acusado en repetidas ocasiones a los periodistas de Al-Jazeera de incitar a la sedición y de difundir información falsa. El 18 de junio de este año, un tribunal de El Cairo condenó a muerte, en ausencia, a tres periodistas -dos de ellos de Al-Jazeera-, por presunto espionaje para Catar.

Tres de periodistas de Al-Jazeera – el egipcio Baher Mohamed, el canadiense Mohamed Fadel Fahmy y el australiano Peter Greste – fueron condenados a tres años de cárcel en su segundo juicio, en agosto el año 2015, por los cargos de apoyo a organización terrorista y de difundir informaciones falsas. Greste fue deportado después de pasar más de un año preso, mientras que el presidente Sisi perdonó a los otros dos en septiembre de 2015.

La situación de los periodistas es cada vez más precaria en Egipto, que ocupa el puesto 158, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras. En la actualidad es una de las mayores cárceles del mundo para los profesionales de los medios. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible