Ir al contenido principal

Valcárcel: Los europeos están hartos de "palabrerías" y quieren "soluciones"

Catalina Guerrero. Madrid (EuroEfe).- Los ciudadanos europeos están hartos de "palabrerías" y quieren "soluciones", afirma el vicepresidente del Parlamento Europeo (PE) Ramón Luis Valcárcel, en una entrevista con EuroEfe en la que defiende la necesidad de apostar por "políticas sociales" para superar "el momento más crítico de toda la historia de la UE".

Imagen de archivo del vicepresidente del Parlamento Europeo (PE) Ramón Luis Valcárcel. EFE

"Los ciudadanos europeos necesitan soluciones, nos están diciendo déjense de tanto discurso, déjense de palabrerías y vamos a la acción", subraya el político del Partido Popular español en una entrevista telefónica con EuroEfe desde Bruselas.

Esa "acción" pasa por "poner en marcha políticas solidarias, políticas sociales valientes, no vale el maquillaje", dice Valcárcel (Murcia,1954), quien fue presidente de su región natal (1995-2014) y presidente del Comité de las Regiones de la UE (2012-2014).

Esas políticas sociales son "necesarias", insiste Valcárcel, "en un momento de postcrisis, pero no del todo superada. La crisis no se habrá dejado atrás mientras haya índices de parados como los que tenemos en España o los que hay también en cualquier rincón de Europa, aunque especialmente en los países del sur".

"Empleo para nuestros jóvenes, empleo para los parados, políticas sociales que atiendan a los necesitados" son algunos de los frentes europeos que enumera como imprescindibles Valcárcel, que ocupa desde el 1 de julio de 2014 una de las catorce vicepresidencias de la Eurocámara, siendo el único español en ese cargo.

Para él, otros retos son que haya "una cobertura sanitaria mínimamente razonable en el conjunto de la Unión Europea" y "un fortalecimiento mayor todavía" de la enseñanza publica y del resto de servicios del Estado.

A Valcárcel le preocupa además la "insolidaridad que se manifiesta con la inmigración, ante los refugiados".

"Creo que en esto estamos dando síntomas de agotamiento, de falta de ideas, de falta de coraje y de demasiada hipocresía", lamenta Valcárcel, quien denuncia el doble discurso de algunos líderes ante el Consejo Europeo y en sus respectivos países.

"En el Consejo hay actitudes y discursos tiernos sobre los refugiados y luego vuelven a sus países y olvidan. Esto no puede ser, no hay derecho a esa actitud tan hipócrita", se indigna.
En el capitulo de "retos" pendientes, de "problemas no resueltos" cita también "la política de seguridad" y el "brexit", aunque en este punto piensa que "una vez superado vamos a ponernos manos a la acción para intentar recuperar los valores" europeos.

"Muy optimista" ("probablemente uno de los pocos optimistas con alguna responsabilidad política en la UE", dice), Valcárcel apuesta por "una evolución positiva, no por una regresión".

"Estamos atravesando el momento más crítico de toda la historia de la UE", advierte Valcárcel

Según su diagnóstico, en la UE se "desmoronan" ciertos valores, se cuestionan o no se aprecian como antes los logros europeos, y además, y esto es "lo peor" para Valcárcel, hay un "resurgimiento de partidos extremistas de derecha y de izquierda que hacen gala de xenofobia o de una actitud más que euroescéptica, antieuropea".

"Es un riesgo grande, una amenaza cierta, no hacemos historia ficción, está pasando ya", mantiene el vicepresidente de la Eurocámara, y advierte que "algunos de ellos asoman la patita de forma clara como es el caso del Reino Unido, con el dichoso 'brexit", o en Francia con (Marine) Le Pen, en Italia con la Liga Norte, en los países nórdicos u Holanda".

Y es que el populismo es para Valcárcel la consecuencia "más negativa" de "la mayor crisis económica, política y social con consecuencias dramáticas que hemos experimentado en los últimos años y que no tenía parangón en el siglo XX".

Además, está el "yihadismo, el terrorismo que ha machacado en el corazón de Europa, en Bruselas, pero lo ha hecho también en París, en Londres, y en Madrid, en 2004, con una gran crueldad. Es una amenaza que no es potencial, es presente, una realidad".

Pero fiel a su espíritu "optimista" subraya que Europa nació hace casi 60 años, que se cumplen en 2017, como "un proyecto que tenía que construirse día a día", "afrontando los retos y las amenazas de manera conjunta", por lo que insta a "mantener ese criterio de unidad" en el futuro.

Y ese futuro pasa, insiste, por cuidar los valores europeos de "solidaridad, paz y tolerancia", pero urge "poner en valor una política social". "No se puede vivir solo de los valores, hace falta algo más concreto, más tangible, que resuelva el problema de los ciudadanos, que están cansados de los discursos de los políticos".

Martin Schulz deja "el listón muy alto" en el Parlamento Europeo

Un lugar de excepción para impulsar esas políticas sociales es la Eurocámara, donde en enero habrá un nuevo presidente en sustitución del socialdemócrata Martin Schulz, quien se presentará a las lecciones legislativas previstas en 2017 como candidato de la SPD en la región de Renania del Norte- Westfalia, donde nació.

Schulz, quien llegó a la presidencia del PE en 2012, "ha puesto al Parlamento en un lugar de visibilidad, de dignidad, de poder tutear a la Comisión y al propio Consejo", destaca Valcárcel.
"El Parlamento tiene hoy un peso específico gracias a este animal político, dicho en el sentido más generoso del término, es un político de raza y estoy hablando de un socialista, y yo no lo soy", dice quien aspira a renovar su cargo en el PE.

Las mejores cartas para sustituir a Schulz las tienen, señala, "dos veteranos", los italianos Antonio Tajani (conservador) y Gianni Pittella (socialdemócrata). Pero a Valcárcel el "más sólido" es el primero, "un hombre que ha demostrado ser útil, muy útil".

El político murciano se muestra "muy ilusionado" de poder continuar con su vicepresidencia, desde donde ha impulsado la creación de un servicio de doscientos expertos para asesorar a los eurodiputados y el desarrollo del Sistema Europeo para el Análisis Estratégico y Político (ESPAS, por sus siglas en inglés).

También está la biblioteca digital automática ORBIS, que es la base de referencia de ESPAS, que "se ha convertido ya en la primera biblioteca del mundo parlamentario, antes era Washington y ya hemos dejado atrás el Congreso americano", asegura.

Y anuncia que está dando los últimos retoques a un proyecto de renovación del concepto de biblioteca que "va a ser absolutamente revolucionario" y que presentará en los primeros meses de 2017.

Pero avanza que quiere abrir ORBIS a "todas las personas, a todos los jóvenes para que debatan, para que el Parlamento sea su casa. El parlamento es suyo, que lo usen, es de los europeos".

Por Catalina Guerrero

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible