Ir al contenido principal

Firme decisión

OPINIÓN de Teodoro Rentería Arróyave, México.- Se agotó la paciencia y ante la impertinencia o como algunos le llaman, exabrupto, del presidente estadounidense, Donald Trump, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto canceló la reunión que estaba programada para el próximo martes 31 en la Casa Blanca.
En nuestra anterior entrega, nos habíamos referido a la solicitud del ingeniero, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano de que el presidente Peña Nieto anulara la mencionada reunión; al respecto comentamos, que siempre hemos estado por el diálogo y la negociación, aunque está más que claro que con el magnate improvisado de político y de mandatario no se puede confiar en nada a pesar de que al parecer ya reculó ante la solidez de Peña Nieto.

En efecto, después de que Trump conoció la respuesta de Peña Nieto, la Casa Blanca informó que buscará reprogramar la visita. El problema se presenta en que el individuo que se convirtió en presidente 45 de Estados Unidos, no tiene ni la menor idea de lo que es urbanidad y mucho menos de lo que significa la diplomacia mundial y menos la bilateral.

Como todos sabemos, el Donald firmó dos órdenes ejecutivas que afectan a nuestro país: la construcción del muro fronterizo y la implementación de medidas migratorias, sin esperar a la reunión programada del 31, a pesar de su condición de convocante y por tanto de anfitrión.

Ante ello, el presidente Peña Nieto, en cadena nacional, respondió que México no pagaría un solo centavo por el muro, que ya de por sí es ignominioso y dio instrucciones para proteger a todos nuestros connacionales residentes en Estados Unidos.

Nuevamente surgió la intemperancia de Trump, y esta mañana en forma escueta afirmó que si México se niega a pagar el muro se cancelaba la reunión bilateral.

De inmediato, la Presidencia de la República emitió el siguiente comunicado en la que da a conocer la firme decisión: “Esta mañana el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dio a conocer que informó a la Casa Blanca que no asistirá a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el Presidente de los Estados Unidos.

El Presidente Peña Nieto también reiteró la voluntad de México de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones”.

Hay otro rasgo de posible arrepentimiento ante la impertinencia, como si fuera o quisiera jugar al gato y al ratón, ahora Donald Trump asegura que con el cambio en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México será beneficiado y tendrá dinero para pagar el muro.

Este sujeto ni la burla perdona. No hay de otra, en términos coloquiales, el presidente Enrique Peña Nieto tiene que fajarse los pantalones. Tiene que mantener esa firmeza. Ante todo el decoro y la soberanía de México.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible