Ir al contenido principal

Concienciar sobre las armas

OPINIÓN de Sharon Hillary Gamero Caycho.- Más de la mitad de norteamericanos consideran que tener un arma es garantía de libertad. El debate sobre la normativa de armas continúa abierto. Sólo una legislación más estricta logrará que la tenencia de armas no sea un peligro para la sociedad, y por tanto una causa mayor de cientos de muertes.

La venta de ventas de armas y el sistema político siempre han estado ligados en los Estados Unidos. Donald Trump aseguró que nombraría jueces en el Tribunal Supremo que defendiera las armas. Para ello, contaría con el apoyo de NRA, la Asociación Nacional del Rifle. Rhonda Esakov, ex representante de esta, explicaba que son vistos como fanáticos cuando sólo creen que están defendiendo sus derechos. Ella opina que Clinton hubiera ganado si no pretendiera cambiar la legislación de armas o intentase poner más restricciones

Hillary Clinton afirmaba en su último debate presidencial que debería realizarse un control más exhaustivo sobre los compradores para evitar la venta a los que tuviesen antecedentes o vinculados al terrorismo. “Entiendo y respeto la tradición de poseer armas, que data de la fundación de nuestro país. Pero también creo que puede y debe haber una regulación razonable.”

El derecho a tener armas en Estados Unidos es equiparable a la libertad de expresión. En la Constitución norteamericana este derecho aparece en la primera y segunda enmienda.

Scott Larson dueño de una tienda de armas en Texas afirmaba “Si ganan los demócratas es mejor para el negocio” durante el período electoral del año anterior. Las estadísticas lo confirman: la victoria de los demócratas aumenta la venta de armas. En la actualidad, un tercio de familias tienen armas en su casa. La organización Gun Violence Archieve señala que en 2016 hubo doce mil muertos y veinticinco mil heridos por armas de fuego.

El problema es que la venta de armas no cumple con esta iniciativa que propone Clinton. Los vendedores no contrastan datos, en muchas ocasiones, y sólo les piden el documento de identidad. Lo que no evita que la compra sea realizada por un terrorista o cualquier persona que quiera hacer daño a otros.

Según los datos de la NRA, las personas que tienen licencia de armas o creen en el derecho indispensable de tenerlas son las que siempre las compran.

Barack Obama, ex presidente de los Estados Unidos intentó durante sus dos legislaturas establecer una normativa más restrictiva al respecto. En 2016, Obama afirmaba en una rueda de prensa, tras la matanza de Orlando “Esto es un recordatorio de lo sencillo que es conseguir un arma y cometer un tiroteo”. A pesar de ello, el actual presidente Trump no parece tener intención de instaurar leyes que saquen las armas de las calles. Por ello, es importante concienciar a la sociedad y que organizaciones detractoras y oposición política luchen para conseguir el objetivo principal: que no muera gente por culpa de armas de fuego.



Sharon Hillary Gamero Caycho

Periodista

Twitter: @SharonHillaryB

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible