Ir al contenido principal

El conflicto palestino-israelí y Siria centran la cumbre de la Liga Árabe en Jordania

JERUSALÉN (Sputnik) — La 28 cumbre de la Liga Árabe empezó hoy en Jordania con una asistencia sin precedentes de diversos jefes de Estados árabes —16 de 22 países— y con la cuestión palestina y Siria como los dos principales temas de la agenda.




Los dirigentes revisarán numerosos borradores de resolución preparados por sus respectivos ministros de Exteriores días atrás.

Además del conflicto entre palestinos e israelíes y la situación en Siria, otras cuestiones centrales a tratar serán la guerra contra el terrorismo y la cooperación panárabe.



El presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, inauguró la cumbre instando a unificar las posturas de los países integrantes de la Liga Árabe respecto al apoyo a una solución de dos Estados para el conflicto entre israelíes y palestinos; también llamó a velar por la integridad territorial de Siria.

Jordania ejerce la presidencia de turno de la Liga Árabe, después de que lo hiciera Mauritania.

El rey jordano, Abdalá II, alertó en la inauguración de la cumbre de que "no habrá paz ni estabilidad en la región si no hay una solución justa y global para la cuestión palestina basada en la solución de dos Estados".



También están presentes en la reunión el secretario general de la ONU, António Guterres, el enviado especial de la ONU a Siria, Staffan de Mistura y los enviados de Rusia y EEUU.

El conflicto entre palestinos e israelíes había quedado olvidado en las últimas cumbres como consecuencia de numerosas negociaciones fracasadas y del estancamiento del proceso de paz.


No obstante, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, dijo días atrás que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) podría introducir una nueva iniciativa de paz en la cumbre.




Podría ser que en la reunión que empezó este mediodía cerca del Mar Muerto, los líderes árabes decidan revivir la Iniciativa de Paz Árabe que apoyaron hace quince años en una cumbre celebrada en Beirut.

El plan llama a la retirada israelí de los territorios palestinos ocupados en 1967 (palestinos y sirios) a cambio del establecimiento de "relaciones normales" entre Israel y los países árabes.

La propuesta también insta a "una solución justa" para los refugiados palestinos que siga los principios de la resolución 194 de la ONU que apoya dar a los palestinos la opción de volver a sus hogares dentro de Israel o de aceptar una compensación a cambio.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible