Ir al contenido principal

Energía en forma de teja

OPINIÓN de Inés Fernández Llanes.- Las tejas fotovoltaicas son el presente y el futuro de las energías debido a la posibilidad de hacer independiente la red eléctrica comercial de nuestras casas. Con la instalación de estas tejas solares en un área de 45 m² se puede llegar a abastecer la demanda de energía de una casa familiar.

Los rayos del sol ayudan a las defensas de nuestro cuerpo, al estado de ánimo, a la piel y al corazón. Al mismo tiempo nos regala calor y luz, luz que convertimos en energía renovable para poder salvarnos junto al planeta.

La energía solar es la tercera energía renovable más utilizada en el planeta. Existe un fuerte consenso científico de que el clima global se verá alterado de forma significativa en el próximo siglo, como resultado del aumento de concentraciones de gases invernadero como el dióxido de carbono. Una solución o medida de ralentización puede ser desarrollar e investigar sobre las energías limpias y sostenibles que nos regala el planeta.

Este proyecto fue presentado en el año 2009 en dos universidades en Portugal. En aquel momento resultó uno de los proyectos más innovadores en el área de la energía solar a nivel mundial. Este nuevo sistema se basa en la inclusión de la propia técnica de una placa fotovoltaica en el mismo espacio y superficie que ocupan las tejas ordinarias de las cubiertas de edificios. La energíaa generada en estas tejas se almacena en baterías. Si una teja se rompe, puede ser sustituida sin afectar al resto del conjunto.

El sistema conlleva algunos inconvenientes como la fuerte inversión inicial que supone la instalación del techo o la dificultad en la limpieza y mantenimiento del mismo ya que está compuesto por piezas individuales. Su utilización se puede trasladar de igual forma en naves comerciales, edificios de empresas o hasta construcciones municipales y edificios declarados patrimonio nacional por su apariencia más discreta.

Entre 2007 y 2009 se construyeron en España algunas de las mayores centrales fotovoltaicas del mundo y supuso el 40% de potencia solar mundial. En los últimos años el parón de la industria solar en España y el crecimiento de la misma en el resto del mundo han hecho que la mayoría de ellas hayan descendido en el ranking de las plantas más grandes a nivel mundial y representa apenas un 0,10% de potencia solar a nivel mundial.

Hoy en día estos sistemas no están del todo introducidos en España pero sí en otros países europeos como Italia o Alemania. No es común que las personas utilicen energías renovables y que coloquen en sus casas elementos que se las proporcionen. En cambio, poco a poco se ve que cada vez hay más edificios que han adoptado medidas renovables como por ejemplo tejas especiales o placas solares.



Inés Fernández Llanes

Periodista

Twitter: @fedezllanesines

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible