Ir al contenido principal

XXXI Festival de cine Francés en Venezuela



Lo que empezó como la iniciativa de un inmigrante y amante del cine francés, se ha convertido en una tradición aplaudida por tres generaciones de distribuidores y exhibidores del séptimo arte

Este viernes 28 de abril inicia el XXXI Festival de cine Francés en Venezuela, que tendrá diversas sedes, como la Cinemateca Nacional, y diversos espacios culturales en varias ciudades del país, la cartelera se integra por 13 producciones recientes que abarcan géneros variados para disfrute del público.



El Festival de Cine Francés se comenzó a realizar en el año 1983 en el Cine Centro Plaza por iniciativa de su propietario, George Korda, con el apoyo de la Embajada de Francia en Venezuela. Cada año este recinto concentraba un mes de su programación en media docena de estrenos franceses. Así fue durante trece años hasta que fallece Korda en 1996. Al año siguiente el Festival tuvo que mudarse a las salas del Centro Lido, perdiéndose el encanto que arropó al evento durante trece años; ese fue el fin de una etapa, luego de eso el festival quedaría inactivo durante tres años.

En 2001, gracias a una nueva alianza entre la Embajada de Francia y el Circuito Gran Cine, el Festival de cine francés renace con una nueva filosofía y un novedoso esquema organizativo basado en la unión de esfuerzos de los distribuidores locales para la programación, y el aporte de patrocinantes privados para la promoción. En esta oportunidad se realizó la XV edición de esta fiesta, su retorno se celebró como toda quinceañera lo merece. Se aumentó la cantidad de títulos a 18 y para recuperar esos tres años perdidos se incluyó en la programación títulos filmados entre el año 1997 y el 2000. Este nuevo formato que combina la distribución de la programación entre salas de cine de arte y ensayo y salas comerciales, llegó para quedarse. Gracias a él esta fiesta ha aumentado en sus dimensiones, generando cada año más expectativas a una audiencia que ha crecido en número, que se ha diversificado y que ha evolucionado en sus gustos, demandando una cinematografía de alta calidad interpretativa y técnica, que tenga una escritura interesante y original. Un reto que el Festival de Cine Francés afronta con entusiasmo cada año.
En el año 2004, la XVIII edición hace que el evento pegue un nuevo salto en su proyección, trascendiendo la figura de “muestra cinematográfica” y adoptando los estándares propios de un festival internacional. Esto se logra estableciendo vínculos con la oficina internacional UniFrance. En esta edición se realizaron nuevas propuestas como la creación de un premio del público para el film más votado por los espectadores. También se trajo como invitada especial a la actriz Sabrina Seyvecou, quien vino a promocionar su polémico film Pasiones Secretas. El festival también amplió su oferta a salas del interior del país, siendo presentado en Valencia, Maracaibo y Mérida.
Otro hito dentro de la historia del festival fue la edición del 2011, en la cual el XXV aniversario del evento se combinó con la celebración del Bicentenario de la independencia venezolana. En esta oportunidad se realizaron dos muestras especiales: una titulada “Lo mejor de los 25 años”, presentada en el cine La Previsora, donde se seleccionaron los mejores largometrajes proyectados en toda la historia del festival; la otra tuvo lugar en el Celarg, donde se hizo la proyección de “Las ganadoras del festival de Cannes”. Además de la habilitación de estas muestras, en el Teatro Teresa Carreño se hizo la presentación de un gran cine concierto en el que se proyectó por primera vez en Venezuela la película muda Casanova (1927), de Alexandre Volkof, cuya interpretación de la banda sonora compuesta por Georges Delerue estuvo a cargo de la entonces Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, dirigida por la batuta de Alfredo Rugeles. Y, por si fuera poco, durante el festival se contó con la presencia del actor y director Gérard Jugnot como invitado especial.
En 2013, los invitados especiales de la XXVII fueron el maestro del género documental, Raymond Depardon, y su esposa, Claudine Nougaret, quienes presentaron al público venezolano su primera codirección, Diario de Francia.
El año pasado fue la XXX edición del festival, y no podía pasar desapercibida, por eso se trajo de invitado al director Philippe Le Guay para presentar su última obra titulada Florida. Le Guay compartió con el público, los cineastas y críticos una serie de charlas y cine-foros.
Y con estas  tres gratificantes décadas de historia que la preceden, ya estamos a las puertas de esta XXXI edición del Festival de Cine Francés en Venezuela, que cuenta con la novedad de un premio al público para la mejor crítica cinematográfica, un reconocimiento para esa audiencia venezolana que ha acompañado esta cita durante todos estos años, apreciando, disfrutando, valorando y conmoviéndose con las mejores obras del país donde nació el cine y, más importante aún, se elevó su nombre a la categoría de arte. (El Universal)

         



teleSUR https://videos.telesurtv.net/video/656860/venezuela-se-acerca-el-xxxi-festival-de-cine-frances/

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible