Ir al contenido principal

A 44 años del golpe de Estado, uruguayas y uruguayos continúan exigiendo justicia

Uruguay sufrió una dictadura cívico-militar entre el 27 de junio de 1973 y el 28 de febrero de 1985. El país estuvo regido por un gobierno militar no ceñido a la Constitución y surgido tras un Golpe de Estado. El período estuvo marcado por la prohibición de los partidos políticos, la ilegalización de los sindicatos, medios de prensa, la persecución, encarcelamiento y asesinato de opositores al régimen.





A 44 años del golpe de Estado en Uruguay, defensoras y defensores de derechos humanos, organizaciones sociales y ciudadaníade ese país continúan exigiendo justicia por las víctimas de la dictadura cívico-militar (1973-1985).




l 27 de junio de 1973, el entonces presidente Juan María Bordaberry, con el apoyo de las Fuerzas Armadas, disolvió las Cámaras de Senadores y Representantes y creó un Consejo de Estado con funciones legislativas, de control administrativo y con encargo de "proyectar una reforma constitucional que reafirme los principios republicanos-democráticos". También restringió la libertad de pensamiento y facultó a las Fuerzas Armadas y Policiales a asegurar la prestación ininterrumpida de los servicios públicos.

En el decreto presidencial podían encontrarse las siguientes justificaciones del golpe de estado:

[...] la realidad político-institucional del país demuestra un paulatino, aunque cierto y grave, desconocimiento de las normas constitucionales (...) es que la acción delictiva de la conspiración contra la Patria, coaligada con la complacencia de grupos políticos sin sentido nacional se halla inserta en las propias instituciones para así presentarse encubierta como una actividad formalmente legal.3
Asimismo establecía la censura de los distintos medios de comunicación:

[...] la divulgación por la prensa oral, escrita o televisada de todo tipo de información, comentario o grabación que, directa o indirectamente, mencione o se refiera a lo dispuesto por el decreto atribuyendo propósitos dictatoriales al Poder Ejecutivo o pueda perturbar la tranquilidad y el orden público.3
En respuesta a estos hechos, en la misma madrugada en que se gestó el golpe de estado, la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) y la Universidad de la República comenzaron una huelga en resistencia al sublevamiento, la más larga en la historia del país, que duró 15 días. Durante la huelga, los militares realizaron detenciones a numerosos opositores, entre ellos Líber Seregni.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible