Ir al contenido principal

Felisa Echegoyen, la historia de una mujer torturada

“...allí ya empezaron los golpes y las amenazas… y en comisaría también, más de lo mismo. Sobre todo Billy el Niño, que este era un sádico y además disfrutaba muchísimo pegando.”





El 8 de octubre de 1974, Felisa estaba en su casa cuando Juan Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, y cuatro inspectores de la Brigada Político Social tumbaron la puerta. Tenía 26 años y formaba parte de la Liga Comunista Revolucionaria. Buscaban detener a la dirección del comité local.
Durante su detención, los policías le dieron una paliza y la insultaron para que “cantara”.
Desde entonces, Felisa lucha para que se sepa la verdad y se haga justicia. Su caso forma parte de la querella argentina.
En 2013, la juez argentina María Servini dictó una orden de extradición para interrogar a Billy el Niño por su posible relación con las torturas a Felisa. Pero el gobierno español está bloqueando la investigación.
El caso de Felisa no es único. Muchas personas fueron detenidas injustamente y torturadas durante el franquismo por su forma de pensar. Durante días, no volvieron a casa. Lo único que piden es justicia
Justicia climática para África







ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible