Ir al contenido principal

“Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas”

16 días de activismo


Desde el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, la campaña 16 Días de activismo contra la violencia de género es una oportunidad para impulsar acciones que pongan fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo. La campaña internacional se originó desde el Women's Global Leadership Institute con la coordinación del Center for Women's Global Leadership en 1991.




Este año, la campaña ÚNETE celebrará los 16 Días de activismo contra la violencia de género bajo el tema general de “Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas”, haciéndose eco del principio fundamental de la transformadora Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas” refuerza el compromiso de la campaña ÚNETE con un mundo sin violencia para todas las mujeres y las niñas, al tiempo que se ocupa en primer lugar de las personas más marginadas y desatendidas, entre otras, las personas refugiadas, migrantes, las minorías, los pueblos indígenas y las poblaciones afectadas por el conflicto y los desastres naturales.

Al igual que en años anteriores, el color naranja será el elemento clave unificador de todas las actividades, y los edificios y lugares emblemáticos se iluminarán y decorarán con este color para atraer la atención mundial hacia la cuestión de la violencia contra las mujeres y las niñas.

ONU Mujeres, junto con entidades asociadas, celebrará cientos de eventos en todas partes del mundo con el fin de fomentar las iniciativas para poner fin a la pandemia que afecta a una de cada tres mujeres. El 25 de noviembre —Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer— marcará el inicio de esta serie de actividades. Se organizarán desde marchas, flashmobs y conciertos hasta partidos de fútbol y rugby; además, se iluminarán de naranja edificios emblemáticos para atraer la atención durante los 16 Días de activismo contra la violencia de género (25 de noviembre – 10 de diciembre).

Este año, la conmemoración se produce en un momento único, ya que coincide con la movilización sin precedentes de millones de personas unidas con la etiqueta #MeToo (#YoTambién) y otros mecanismos en la creciente protesta mundial contra el acoso y la agresión sexual. Al dar inicio a la campaña anual, ONU Mujeres llama a aprovechar la oportunidad generada por la protesta mundial contra el acoso sexual para lograr la implementación de leyes y políticas que produzcan cambios reales para poner fin a la violencia contra las mujeres de una vez y para siempre.

Las Naciones Unidas celebran la iniciativa 16 Días, que moviliza tanto a actores gubernamentales como al público en general, en el marco de la campaña del Secretario General ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres para 2030. Se ha elegido el color naranja para la campaña ÚNETE, ya que simboliza la esperanza de un mundo sin violencia. Se insta a todas las personas a “Pintar el mundo de naranja” y a cumplir con su parte para poner fin a la violencia contra las mujeres y llevar la protesta a la acción. En 2016, se logró la participación récord de 105 países.

El tema de este año, “Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas”, se hace eco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Subraya el hecho de que si bien no hay ninguna mujer ni ninguna niña que esté inmune ante las vulnerabilidades y los riesgos, estos son peores para algunas de ellas. Identificar a las mujeres y niñas más marginadas es esencial para poder llegar a ellas y brindarles la respuesta adecuada.

A modo de ejemplo, las personas migrantes, refugiadas y desplazadas internas son quienes se encuentran más expuestas a la violencia sexual. Además, a menudo carecen del reconocimiento del Estado, lo que las deja sin acceso a los servicios sanitarios o sociales, a la justicia y a la protección policial. Las mujeres indígenas y aquellas pertenecientes a minorías étnicas o raciales enfrentan a menudo los niveles más elevados de discriminación, que atañe las dimensiones sociales, políticas y económicas. Al mismo tiempo, las mujeres con discapacidades y aquellas asentadas en áreas rurales enfrentan obstáculos en materia de infraestructura y comunicación. 

“Todas y todos tenemos derecho a vivir la vida sin violencia o la amenaza de la violencia. Esto es cierto para todas las personas, sin tener en cuenta su género, su edad, su raza, su religión, su origen étnico o casta, independientemente de su nivel de ingresos, su orientación sexual, su estado serológico respecto del VIH, su ciudadanía, el lugar donde vivan o cualquier otro rasgo de su identidad”, afirmó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. “La esencia del tema de hoy de 'Que nadie se quede atrás' es que nadie se quede fuera. Esto significa contar con las mujeres y las niñas en pie de igualdad e incluirlas en todos los asuntos que las conciernen,” agregó.

La violencia no sólo produce consecuencias negativas en quienes la sufren, sino también en sus familias, la comunidad y la sociedad en su conjunto. Asimismo, implica un elevado costo económico para la sociedad. Sin embargo, la violencia contra las mujeres y las niñas no es inexorable, sino que puede evitarse con un enfoque integral que incluya la aprobación e implementación de leyes que protejan a las mujeres y las niñas, y el impulso de iniciativas para enjuiciar a quienes cometan delitos. Dicha prevención debe comenzar a una edad temprana con el propósito de fomentar la tolerancia cero contra la violencia. Por otra parte, deben existir servicios integrales y accesibles para todas las sobrevivientes; estos deben incluir apoyo médico y psicológico, vivienda y asesoramiento jurídico, entre otros. El Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres —un fondo multilateral gestionado por ONU Mujeres— ha otorgado, a lo largo de 20 años, 460 subvenciones a organizaciones que lograron un abordaje sistemático de la violencia contra las mujeres y las niñas.

Como parte de las iniciativas mundiales para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, la Unión Europea y las Naciones Unidas presentaron este año la Iniciativa Spotlight, con un aporte inicial de 500 millones de euros por parte de la Unión Europea. La Iniciativa busca dar respuesta a todas las formas de violencia, con especial énfasis en la violencia doméstica e intrafamiliar, la violencia sexual y de género, y las prácticas nocivas, el feminicidio, la trata de personas y la explotación sexual y económica (laboral).

El 25 de noviembre, el Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres celebrará una gala para recaudar fondos en Londres (Reino Unido). Dicha gala rendirá homenaje a los asombrosos resultados y logros conseguidos por múltiples intervenciones que contaron con el apoyo del Fondo Fiduciario de la ONU para eliminar la pandemia de la violencia contra las mujeres a nivel mundial. Con la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, como anfitriona, la velada contará también con destacados disertantes, entre ellos, Su Alteza Real la Princesa Eugenia de York; Frances Corner, Directora de la Universidad de la Moda de Londres y Vicerrectora Adjunta sobre tecnología digital de la Universidad de las Artes de Londres; activistas por los derechos de las mujeres, funcionariado de las Naciones Unidas y el sector privado, quienes harán hincapié en el éxito de las entidades beneficiarias y en su trabajo, con el que cambian las vidas de las personas en todo el mundo. Como maestra de ceremonias, la locutora internacional Zeinab Badawi entrevistará en vivo a representantes de dos entidades beneficiarias del Fondo Fiduciario de la ONU durante el evento: Marija Anđelković, de ASTRA (Serbia) sobre la eliminación de la trata de personas en la región de los Balcanes, y Chinyere Eyoh, de SOAR (Nigeria), sobre el trabajo que realizan para proteger a las niñas de la violencia sexual. Las actrices Gabriella Wright y Joanne Froggatt narrarán dos historias inspiradoras sobre entidades beneficiarias, una de Nepal y la otra de Gambia. 

A lo largo de los 16 Días, los Días Spotlight de la campaña ÚNETE se centrarán en las profundas consecuencias que la violencia provoca en algunos de los grupos más marginados y desatendidos de mujeres y niñas. Por ejemplo, el 27 de noviembre destacará la violencia contra las mujeres y niñas indígenas, y el 29 de noviembre pondrá el foco en las mujeres defensoras de los derechos humanos. 

¡Únete a la iniciativa!
Comparte tus fotos, mensajes y vídeos demostrando cómo vistes el mundo de naranja en facebook.com/SayNO.UNiTE y twitter.com/SayNO_UNiTE con las etiquetas #orangetheworld y #16days. Para obtener más información sobre el tema, descarga el plan de acción. Para obtener más información sobre el Día Naranja, ponte en contacto con Natalia Tuerogerman, natalia.tuerogerman@unwomen.org [arroba]unwomen.org

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible