Ir al contenido principal

Médicos Sin Fronteras condena los ataques aéreos a una boda en Hajja

Tuvieron lugar el 22 de abril sobre las 23 horas, en medio de una celebración en un pueblo remoto de Bani Qais, en el oeste del país. "Recibimos a 63 heridos, 13 de ellos niños. Varios habían perdido extremidades y sufrían heridas de metralla".

Archivo MSF. Hospital de la organización en Yemen


Hemos recibido a 63 heridos en el hospital que apoyamos en Hajja, después de una serie de ataques nocturnos de la coalición liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos sobre una boda celebrada el 22 de abril en un pueblo del distrito de Bani Qais.

"Los ataques contra los civiles son una grave violación del Derecho Internacional Humanitario. Lo que sucedió en Bani Qais es terrible; entre los 63 heridos que hemos tratado, 13 son niños. Llegaron al hospital con guirnaldas que se suelen usar tradicionalmente durante las bodas. Ninguno estaba armado ni lucía un uniforme militar", explica João Martins, nuestro coordinador general en Yemen.

El hospital de Hajja recibió a sus primeros pacientes a medianoche, después de los ataques, ocurridos alrededor de las 23 horas. Los heridos fueron evacuados del lugar en burros, ya que los dos únicos vehículos disponibles en el pueblo habían resultado dañados.

La ayuda inicial no tardó en llegar al lugar de los hechos, así como dos ambulancias de dicho hospital. No obstante, se retrasaron mucho por culpa de los aviones que sobrevolaban la zona y del consecuente riesgo de que hubiera más ataques.

"Estaba dentro de la tienda de campaña cuando escuché los ataques aéreos. Después de eso me caí y perdí el conocimiento. Cuando desperté, vi que la gente huía de la tienda. Estaba adentro con mi hermano; el novio es mi amigo. Uno de mis primos murió en este ataque", relata Kamal, de solo 12 años.

Darees, que también asistió a la boda, salió 20 minutos antes del ataque. Cuando regresó se encontró con una escena caótica y cuerpos desmembrados en el suelo, cubiertos de sangre.

Según dice, los niños buscaban frenéticamente a sus padres. "Algunos de los cadáveres eran de niños. Estaban jugando fuera mientras sus padres asistían a la boda, en el interior de la tienda de campaña. Fue en ese momento cuando ocurrió el ataque", recuerda.

Heridas de metralla y amputaciones

Más tarde, las ambulancias llegaron al hospital de Hajja con hasta seis pacientes a la vez. Los heridos habían perdido extremidades y sufrido heridas de metralla. 

Al menos tres pacientes necesitaron una amputación, incluidos dos hermanos que perdieron un pie cada uno. A primera hora de la mañana siguiente, muchos residentes de Hajja acudieron al hospital a donar sangre. En dos horas se recolectaron 150 bolsas de sangre para tratar a los heridos.

"Una mujer llegó al hospital en pánico, buscando a su hijo. Él había asistido a la boda y ella no sabía qué había pasado con él. Muchas otras mujeres y niños del pueblo están traumatizados; no saben cómo están sus seres queridos", comenta Sally Thomas, nuestra coordinadora en Hajja.

"Las partes en conflicto deben respetar los principios de distinción, proporcionalidad y precaución. En Yemen, se violan constantemente las reglas de la guerra. Todas las partes en conflicto deben comprometerse a proteger a los civiles, y todas las partes que alimentan el conflicto mediante la venta de armas deben cumplir con su responsabilidad de garantizar que se respeten las leyes internacionales establecidas para proteger a los civiles", agrega Martins.

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional e independiente que trabaja en 13 hospitales y centros de salud en Yemen. Apoya a más de 20 hospitales o centros de salud en 11 gobernaciones del país: Taiz, Adén, Ad Dali, Saada, Amran, Hajja, Ibb, Saná, Abyan, Shabwa y Lahj.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible