Ir al contenido principal

60.000 migrantes esperan entrar a la UE por los Balcanes

Zagreb/Belgrado (EuroEFE).- Entre 45.000 y 60.000 inmigrantes esperan actualmente en la llamada "ruta de los Balcanes" para pasar al norte y el centro de Europa, alertó este miércoles el Gobierno esloveno.

Centeneraes de migrantes recorren una carretera cerca de la frontera de Belgrado con Hungría en Serbia, el 22 de julio de 2016. EFE/EPA/Koca Sulejmanovic



En ese contexto, el secretario de Estado del Ministerio esloveno del Interior, Bostjan Stefic, dijo que el control de las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) sigue siendo insuficiente.

"La policía eslovena registra cada día 50 llegadas de inmigrantes en sus fronteras. Eso es demasiado", señaló Stefic en una entrevista a la agencia de noticias eslovena STA.

En su opinión, los países de la región, la Comisión Europea y la Agencia Europea para la Gestión de Fronteras (Frontex) deberían hacer más para proteger mejor los límites de la UE.

Ver imagen en Twitter



Frontex
✔@Frontex




Tunisians and Eritreans accounted for the largest number of migrants detected on the Central Mediterranean route in the first four months of this year. See our migratory routes map for more info http://bit.ly/FX_mmap
9:42 - 28 may. 2018
20
33 personas están hablando de esto
Información y privacidad de Twitter Ads



Stefic explicó que el 80 % de quienes han tratado de cruzar ilegalmente la frontera eslovena ha pedido asilo.

"Aun cuando suspenden ese procedimiento y se van a otro país, si ese los devuelve siguen dentro de la zona Schengen (de libre circulación en Europa). Eso es muy problemático", agregó.

Según datos oficiales, la policía eslovena registró en los primeros cuatro meses del año 1.226 entradas ilegales de refugiados, mientras en el mismo período de 2017 hubo 322.

En Croacia -país vecino de Eslovenia y miembro de la UE, pero no de la zona Schengen- el número de inmigrantes subió un 71 % entre enero y marzo, hasta unas 1.400 personas, de acuerdo con datos oficiales.

Los inmigrantes llegan a Eslovenia por rutas conocidas y nuevas, a través de Grecia, Macedonia, Albania, Montenegro, Serbia, Bosnia y Croacia, siempre con el objetivo de alcanzar Austria y Alemania.

Como dijo hoy el secretario de Estado esloveno, Serbia ha liberalizado su régimen de visados con Irán y algunos países africanos, lo que constituye un problema adicional.

La mayoría vienen de Argelia, Marruecos y Pakistán



"Eso significa que llegan a Serbia por una ruta completamente legal, con una línea aérea regular", indicó Stefic, quien añadió que otra ruta aérea similar va de Turquía a Bosnia.

En 2015 y 2016 pasaron cientos de miles de personas, sobre todo sirios, afganos y iraquíes, por los Balcanes en su camino hacia el norte y el centro de Europa, donde fueron acogidas sobre todo por Alemania, Suecia y Austria.

La mayoría de inmigrantes que llegan a las fronteras eslovenas son ahora argelinos, marroquíes y paquistaníes, mientras en años anteriores eran sirios y afganos.

Por su parte, el Gobierno austríaco, formado por la derecha y ultraderecha nacionalista, ha advertido de que cerrará sus fronteras, si se produce una fuerte subida de las llegadas ilegales de inmigrantes.

El ministro austríaco del Interior, el ultranacionalista Herbert Kickl, señaló que ha hablado con sus homólogos de los países balcánicos para tomar "medidas inmediatas", sin especificar, e impedir un nuevo flujo migratorio, según la agencia de noticias APA.

Para el próximo 6 de junio está prevista en Brdo (Eslovenia) una reunión de coordinación de los jefes de la policía de nueve países de la región.

Austria, que ha endurecido mucho su legislación de asilo en los últimos meses, asume el 1 de julio próximo la presidencia de turno del Consejo Europeo y ha adelantado que detener la migración ilegal será una de sus prioridades.

El Gobierno de Austria esperaba para este año la llegada de unos 15.000 solicitantes de asilo, el número más bajo desde 2011 y muy lejos de los 88.000 de 2015.

Bosnia-Herzegovina, que se ha convertido en una nueva alternativa para muchas personas de Oriente Medio y África en su camino hacia Europa central, ha registrado en lo que va de año la llegada de 4.870 inmigrantes, según datos del Ministerio de Seguridad, frente a los 750 de todo 2017.

No van a dejar de llegar

"Es un hecho que la afluencia de inmigrantes es siempre mayor durante el verano. Además, la situación en los países de los que llegan no ha cambiado para mejor, los conflictos y crisis duran todavía y no se puede esperar que dejen de llegar", declaró a Efe el portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Sarajevo, Neven Crvenkovic.

El representante de ACNUR rehusó "especular" sobre la posibilidad de que puedan llegar 50.000 personas hasta fin de año, como han señalado medios de comunicación locales.

Los inmigrantes intentan pasar a Croacia a través de Velika Kladusa, localidad bosnia desde donde hay solo 70 kilómetros hasta Eslovenia, el país más cercano de la zona Schengen.

Lo hacen con ayuda de traficantes o solos, siguiendo la ruta con sus teléfonos móviles (celulares) y caminando de noche.

Alcanzan Bosnia-Herzegovina desde Serbia y Montenegro, a pie por terrenos poco accesibles de montes y bosques.

En Serbia, los refugiados, inmigrantes y asilados son actualmente unos 3.000, de ellos un 90 % en los centros oficiales de asilo en el país, según la oficina de ACNUR en Belgrado.

En las últimas dos semanas se ha registrado la entrada en Serbia de 253 personas, en su mayoría de Afganistán, Pakistán e Irán.



Información elaborada por EFE en Zagreb y Belgrado (edición: Desirée García)

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible