Ir al contenido principal

Una ONG denuncia a Google y Facebook por forzar a aceptar sus términos de uso

Según el RGPD, "el acceso a los servicios ya no puede depender de si el usuario da su consentimiento al uso de los datos", pero esas empresas aplican una política de privacidad basada en el "tómalo o déjalo" y que recurren incluso a la "amenaza" de que sus servicios dejarán de estar disponibles si el usuario no da consentimiento a su sistema de gestión de datos.


Viena (EuroEFE).- Una ONG de protección de datos con sede en Austria ha denunciado a Google, Facebook, Instagram y WhatsApp argumentando que su política de forzar a los usuarios a aceptar sus condiciones si quieren emplear sus servicios vulnera el Reglamento General de Protección de Datos europeo (RGPD).

"El RGPD prohíbe ese tipo de consentimiento forzado y cualquier tipo de vinculación de un servicio con el requisito del consentimiento", señala Noyb, una organización de defensa de los derechos de los usuarios en materia de protección de datos.

Este grupo argumenta sus denuncias en que esas empresas aplican una política de privacidad basada en el "tómalo o déjalo" y que recurren incluso a la "amenaza" de que sus servicios dejarán de estar disponibles si el usuario no da consentimiento a su sistema de gestión de datos.

Noyb afirma que, según el RGPD, "el acceso a los servicios ya no puede depender de si el usuario da su consentimiento al uso de los datos".

"Se supone que el nuevo Reglamento General de Protección de Datos que entró en vigor hoy a medianoche da a los usuarios la libre elección de si están de acuerdo o no con la utilización de los datos. El sentimiento opuesto se extiende por las pantallas de muchos usuarios", critica Noyb, en referencia a las "toneladas" de casillas de consentimiento que, denuncia, reciben los usuarios.

Las denuncias han sido presentadas ante los organismos de protección de datos de Francia, en el caso de Google; Bélgica (Instragam), Alemania (WhatsApp) y Austria (Facebook), para "facilitar la coordinación europea".

Las multas máximas a las que se enfrentarían estas compañías, en caso de confirmarse que vulneran el nuevo reglamento europeo, van desde los 3.700 millones de euros para Google a los 1.300 para las otras tres empresas demandadas.

La ONG afirma que el nuevo reglamento y el fin del "consentimiento forzado" no impide a las empresas seguir usando los datos de sus clientes "estrictamente necesarios para el servicio, pero que su uso con fines publicitarios o para entregarlos a terceros exige el consentimiento expreso de los usuarios.

Noyb afirma que si su denuncia tiene éxito, uno de sus efectos será la desaparición de muchas de las casillas emergentes de solicitud de consentimiento.

Noyb surgió a iniciativa del activista austríaco Max Schrems, un pionero en la lucha por la protección de datos y que desde 2011 ha abierto varios litigios con Facebook para mejorar la protección de datos de sus usuarios.

Varias webs de EEUU, bloqueadas en la UE por nueva ley de protección de datos

Varias páginas web de medios de comunicación basados en Estados Unidos bloquean desde este viernes su acceso a los usuarios de la Unión Europea (UE) porque su política de uso de datos no cumple con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, cuya aplicación es ya obligatoria.

Sitios web como el de Los Ángeles Times, uno de los principales diarios de Estados Unidos, no están desde la madrugada de este viernes disponibles en territorio europeo y muestran en su portada un mensaje dirigido a los usuarios de los Veintiocho.

"Desafortunadamente, nuestra web no está en este momento disponible en la mayoría de países de la UE. Estamos comprometidos (...) en la búsqueda de opciones que nos permitan ofrecer todo nuestro contenido al mercado europeo", reza el mensaje.

Las páginas web que no han actualizado sus términos y condiciones de uso de datos o pedido a sus usuarios un consentimiento explícito para emplearlos deberán recurrir a este tipo de soluciones para evitar incurrir en un uso ilegítimo de la información de los usuarios, que podría resultar en sanciones millonarias.

Una fuente comunitaria explicó a Efe que la Comisión Europea (CE) está al tanto de esta situación, aunque declinó comentar sobre las políticas individuales de las compañías en cuanto a su oferta de servicios en la UE.

"La UE está orgullosa de establecer estándares altos de protección de datos que están adaptados a la economía digital", recalcó la fuente, que añadió que espera que todas las empresas cumplan desde hoy con las nuevas normas y que las autoridades comunitarias vigilarán su correcta aplicación.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible