Ir al contenido principal

UNICEF: Niñas y niños no pueden ser castigados por buscar protección de la pobreza y el conflicto

Desde octubre de 2017, unos setecientos niños y niñas, incluid@s cien menores de cuatro años, han sido separad@s de sus padres en la frontera suroeste de Estados Unidos. UNICEF USA pide protección para l@s pequeñ@s.


UNICEF/Adriana Zehbrauskas. Una refugiada hondureña junto a su pequeña de cuatro meses en un albergue de México. La ola de personas refugiadas y menores migrantes desde Centroamérica a Estados Unidos no para, a pesar de los peligros del viaje



El Fondo de la ONU para la Infancia en Estados Unidos (UNICEF USA) ha pedido al Gobierno norteamericano revisar urgentemente sus estrategias para proteger a los niños en la frontera asegurando que estos “no deben ser castigados por buscar protección y refugio de los conflictos y la pobreza".

“Las familias que huyen de la violencia política y de las pandillas en Honduras, Guatemala y El Salvador ahora enfrentan el trauma adicional de perder a los niños a los que protegen con su vida”, expresó UNICEF USA en un comunicado.

La agencia denunció que históricamente, Estados Unidos ha tratado las infracciones de inmigración como delitos civiles, en vez de penales, y los padres no han sido separados de sus hijos cuando ingresan al sistema legal.

A principios de mes, el Procurador General Jeff Sessions anunció una política de "tolerancia cero" para disuadir a los centroamericanos de intentar cruzar ilegalmente, incluidos los padres que viajan con hijos.

La separación de la familia hace que los niños sean más vulnerables a la explotación y el abuso sin importar su entorno y el trauma que les causa, un estrés que puede afectar profundamente su desarrollo y aumentar el riesgo de enfermedades relacionadas hasta su adultez.


Los niños son niños y deben ser tratados como tal.

UNICEF USA y sus socios se comprometieron a luchar para mantener unidas a las familias y reunir a las que han sido separadas.

"Los niños deben definirse por su edad, no por sus fronteras. Independientemente de su estatus migratorio, los niños son niños y deben ser tratados como tal", aseguró Caryl Stern, presidenta y directora ejecutiva de UNICEF en los Estados Unidos.

"Los niños no son responsables de las diferencias políticas en nuestro mundo. Todos los niños que he conocido, en ambos lados de nuestra frontera, y en todo el mundo, solo quieren estar seguros y protegidos con la esperanza de un futuro brillante", agregó.

UNICEF USA pidió la protección de los menores en las fronteras estadounidenses en enero de 2017, y nuevamente en marzo de 2017. En febrero de 2018, le envió una carta a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, alentándola a mantener a los niños con sus padres.

La agencia de la ONU instó al Gobierno de los Estados Unidos a adoptar políticas firmes que eviten que los niños sean separados de sus familias en tránsito y a crear procedimientos más rápidos para reunirlos con ellas.

“Los niños que llegan solos a la frontera deben mantenerse a salvo y ser contabilizados durante todo el proceso de asilo”, concluye el comunicado.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible