Ir al contenido principal

Las municipales italianas aúpan a la derecha y relegan a la izquierda

Roma (EuroEFE).- La coalición de centroderecha triunfó este domingo en la segunda vuelta de las municipales en Italia, en la que arrebató al Partido Demócrata (PD) ciudades históricamente vinculadas a la izquierda, como Siena, Massa, Pisa e Imola.




El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini (c-dcha), posa junto al candidato a la alcaldia de Siena Luigi De Mossi en Siena (Italia), el 22 de junio de 2018. EFE/Fabio di Pietro
 


Cerca de tres millones de italianos estaban llamados a las urnas para renovar 75 ayuntamientos, en los que ningún partido obtuvo más del 50 % de los votos tras la primera vuelta del pasado 10 de junio.

De los 75 municipios, el centroderecha, formado por partidos como la Liga y Forza Italia, logró hacerse con 28 de ellos y el centroizquierda se impuso en 20 ayuntamientos, pero perdió ciudades consideradas bastiones de la izquierda.

Después de los pésimos resultados en la primera vuelta, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) consiguió imponerse en cinco ayuntamientos, entre ellos Avellino e Imola, pero perdió en Ragusa, ciudad que había administrado en los últimos cinco años, donde se impuso Giuseppe Cassì, apoyado por Hermanos de Italia y una lista independiente.

El PD confirma su crisis

Las elecciones, según los analistas, confirman la crisis que atraviesa la izquierda y su principal formación, el Partido Demócrata, y el auge de la ultraderechista Liga, que se encuentra gobernando el país junto con el M5S.


Ballottaggi: Trionfa il centrodestra. Crisi centrosinistra https://t.co/kUeBpANlIH— Noi con Salvini (@Noiconsalvini) 25 de junio de 2018

En localidades de la región central de Toscana, históricamente de izquierdas, se impusieron candidatos de la Liga como Francesco Persiani que se impuso sobre el alcalde saliente del PD Alessandro Volpi en Massa.

En Pisa ha ganado el candidato del centroderecha, apoyado por Liga y Hermanos de Italia, Michele Conti, y en Siena se impuso también Luigi de Mossi, del la coalición conservadora.

En Terni, en la región de Umbria (centro de Italia), donde el líder de la Liga y ministro del Interior, Matteo Salvini, había participado durante la campaña electoral, ganó su candidato, Leonardo Latini, por delante del de sus socios en el Gobierno, el M5S, Thomas De Luca.

La izquierda se asoma a la irrelevancia

La participación en esta segunda vuelta descendió hasta el 47,5 % respecto al ya bajo 67 % del 10 de junio.

El PD tomó nota de su nueva derrota, tras las elecciones del pasado 4 de marzo, y Maurizio Martina, secretario general del partido tras la dimisión de Matteo Renzi, afirmó que "hay tanto que cambiar, comenzando por el lenguaje".


STORICHE vittorie della Lega in Comuni amministrati dalla sinistra da decenni: GRAZIE!!!
Più la sinistra insulta, più i cittadini ci premiano.
Prima gli italiani, io non mi fermo.#ballottaggi— Matteo Salvini (@matteosalvinimi) 24 de junio de 2018

Mientras, el exministro Carlo Calenda advirtió de que se está llevando al centroizquierda a "la irrelevancia" y que es necesario cambiar todo "desde las ideas, a las personas y la organización".

Por Cristina Cabrejas (edición: Desirée García)

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible