Ir al contenido principal

WWF España: 50 años por la Naturaleza

La historia de esta ONG es un relato de inicios pioneros, naturalistas visionarios, alianzas intrépidas, intensos momentos y trabajo ininterrumpido por la defensa de la naturaleza en España.



"Nuestra madurez como organización ambiental coincide con nuevos retos globales y sus planes de futuro los abordará con nuevos enfoques estratégicos".

Cinco décadas en las que este Panda nacido en España no ha dejado de crecer y evolucionar.



WWF España nació en 1968 como ADENA (Asociación para la Defensa de la Naturaleza) centrada en la conservación de las especies y espacios salvajes frente a las muchas amenazas de la época, la sensibilización de la sociedad española y la formación de una nueva generación de jóvenes en el respeto al medio ambiente.

"Por iniciativa de un grupo de naturalistas, científicos, empresarios y personas de diferentes sectores de la sociedad, en un país sin libertad asociativa, nuestra creación supuso un auténtico hito y con Félix Rodríguez de la Fuente como vicepresidente, ADENA creció rápidamente y se hizo muy popular.

Con el Club de Linces, cientos de niños aprendieron a amar la naturaleza en los campamentos de Montejo de la Vega, una experiencia pionera que marcaría sus vidas y supondría el comienzo de la educación ambiental en nuestro país.




Algunas de nuestras primeras acciones fueron pioneras y decisivas para el futuro de espacios emblemáticos como Doñana, Daimiel, Cabrera, el Bosque de Muniellos, las lagunas de Gallocanta o la Dehesa del Saler en la Albufera de Valencia y especies como aves rapaces y el lobo, entonces consideradas alimañas. Y en 1974 firmó lo que se considera como el primer acuerdo de custodia del territorio de España: el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega (Segovia).

En WWF España llevamos 50 años defendiendo nuestras especies más amenazadas, desarrollando proyectos de conservación de espacios naturales, conservando nuestros bosques, luchando contra el tráfico de especies, proponiendo la protección de áreas marinas, denunciando la pesca ilegal, defendiendo los ríos, empujando la transición energética o luchando contra el cambio climático.




Pero estos logros son fruto del esfuerzo colectivo de muchas personas y organizaciones que han trabajado sin descanso con WWF en la defensa de la naturaleza. En especial de nuestros casi 45.000 socios, de las miles de personas voluntarias y de una red de grupos locales, que durante los últimos 20 años han ofrecido su entrega y pasión en la conservación de nuestra naturaleza.

En la actualidad, seguimos denunciando las agresiones al medio ambiente, movilizando a la sociedad, invirtiendo en investigación, negociando con todos los sectores, proponiendo soluciones innovadoras y trabajando junto al resto de organizaciones ecologistas y muchas otras de la sociedad civil en lograr un mundo mejor para todos.

Y ¿el futuro? Encaramos el próximo medio siglo, junto a la red WWF, pensando en que un futuro sostenible es posible: el de una ecocivilización. Seremos capaces de desarrollarnos dentro de los límites del planeta, y garantizar así el bienestar y prosperidad de las personas y la naturaleza.

Durante los próximos meses, celebraremos diversos actos para compartir nuestra historia mirando al futuro y agradeciendo a todos el apoyo que nos dais".

SOMOS WWF

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible