Ir al contenido principal

Crear comunidades agrícolas y forestales más fuertes y resilientes al cl

El COFO24 lanza la segunda fase de la iniciativa del Mecanismo para los bosques y fincas.

Campesinas comparten resultados de nuevas prácticas de agricultura climáticamente inteligente en Nepal.


Roma – Millones de pequeños agricultores y silvicultores podrán proteger mejor sus tierras del impacto del cambio climático y mejorar sus medios de subsistencia gracias a un nuevo esfuerzo mundial anunciado hoy en el marco de la Semana Forestal Mundial (COFO24).


La Iniciativa del Mecanismo para los bosques y fincas -una alianza entre la FAO, el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y AgriCord iniciada en 2013- redoblará sus esfuerzos para ayudar a productores forestales y agrícolas y sus organizaciones a desarrollar entornos resilentes al clima, fortalecer sus empresas y generar oportunidades de trabajo para las mujeres y los jóvenes , creando entornos normativos más propicios para los pobres rurales.


Lanzada hoy, la segunda fase de la iniciativa se desarrollará durante los próximos cinco años, en 25 países de Asia, América Latina y África, en comparación con los diez países seleccionados durante la etapa inicial.


Unos 1 500 millones de productores forestales y agrícolas suponen el 90 por ciento de los agricultores del planeta. Aportan cerca del 80 por ciento del suministro de alimentos en Asia y África subsahariana, gestionando 500 millones de explotaciones familiares y el 30 por ciento de los bosques en el hemisferio sur. A nivel mundial, los pueblos indígenas desempeñan además un papel clave en la gestión forestal sostenible.


“Estos grupos comprenden una gran parte de la población rural pobre y dependen de la agricultura, los bosques y los sistemas agroforestales para producir alimentos y ganarse la vida. Hacer que sus tierras sean resilientes ante el cambio climático es clave para sus medios de vida y su identidad”, aseguró Daniel Gustafson, Director General Adjunto de la FAO al frente de Programas, en coincidencia con la Semana Mundial de los Bosques.



“Los productores forestales y agrícolas –añadió- son más fuertes cuando están organizados. Al desarrollar su capacidad, la Iniciativa del Mecanismo para los bosques y fincas ayudará a más productores y sus organizaciones a soportar las consecuencias del cambio climático, crear oportunidades para sus miembros más vulnerables, acceder a los beneficios e influir en las políticas para atender mejor sus necesidades”.


La Iniciativa del Mecanismo para los bosques y fincas de un vistazo:


La segunda fase del Mecanismo para los bosques y fincas (también conocido como FFF, siglas en inglés de Forest and Farm Facility) se centrará en:


• Formar y fortalecer la capacidad de las organizaciones forestales y de productores agrícolas brindando apoyo financiero y técnico;


• Aumentar el número de empresas, ofreciendo acceso a los mercados, financiación y capacitación, centrándose en grupos vulnerables como las mujeres y los jóvenes;


• Desarrollar actividades de mitigación, adaptación y resiliencia climática a escala del entorno, para que los productores forestales y agrícolas puedan restaurar y administrar sus bosques y tierras agrícolas para resistir mejor los impactos del cambio climático;


• Mejorar la gobernanza y la representación de las organizaciones forestales y de productores agrícolas para generar entornos normativos más propicios para los pobres de las zonas rurales.


Mecanismo para los bosques y fincas: logros hasta la fecha


Hasta hoy, la iniciativa de Mecanismo para los bosques y fincas ha reforzado la capacidad de más de 950 organizaciones forestales y de productores agrícolas en diez países, logrando reducir la pobreza, influir en las políticas en beneficio de las comunidades agrícolas y forestales, aumentar la seguridad de la tenencia, mejorar los precios para los productores e involucrar a más mujeres y jóvenes en oportunidades de desarrollo empresarial.


Ejemplos de los efectos del apoyo del Mecanismo para los bosques y fincas:


• En Viet Nam, los grupos de productores de madera están obteniendo precios que son hasta un 15 por ciento más altos que antes;


• En Gambia, los productores de anacardo se unieron en una única federación nacional, lo que condujo a un aumento en los precios al productor. Unos 116 grupos forestales comunitarios se aseguraron la tenencia de la tierra gracias a los cambios normativos;


• En Bolivia, el gobierno asignó más de 90 millones de dólares EEUU a programas que fortalecen la capacidad y los ingresos de los productores de cacao, café y productos forestales no madereros de la Amazonía;


• En Guatemala, la ley PROBOSQUE destina el 1 por ciento del presupuesto nacional durante 30 años a labores de restauración, en beneficio principalmente de los pequeños productores.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible