Ir al contenido principal

Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclav@s y de su Abolición

En la noche del 22 al 23 de agosto de 1791, se produjo en Santo Domingo (actualmente Haití y la República Dominicana) el comienzo de una sublevación que sería de decisiva importancia para la abolición del comercio transatlántico de esclav@s.




 
El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclav@s y de su Abolición se conmemora cada año el 23 de agosto.

La finalidad que persigue este día es inscribir la tragedia del comercio de esclavos en la memoria de todos los pueblos. De conformidad con los objetivos del proyecto intercultural "La Ruta del Esclavo", ha de representar la ocasión para efectuar un examen colectivo de las causas históricas, los métodos y las consecuencias de esa tragedia, y para analizar las interacciones a que dio lugar entre África, Europa, las Américas y el Caribe.

La Directora General de la UNESCO invita a los Ministros de Cultura de todos los Estados Miembros a organizar todos los años en esta fecha actos en los que participe toda la población del país y, en particular, los jóvenes, los educadores, los artistas y los intelectuales.



Este jueves se celebra el Día Internacional del Recuerdo a la Esclavitud y su Abolición, en honor a los haitianos que lograron volverse libres de Francia.


El comercio de esclavos como una tragedia en la humanidad es parte del objetivo concientizador del Día Internacional del Recuerdo a la Esclavitud y su Abolición, que se celebra cada 23 de agosto.

La fecha se conmemora en honor a la Revolución Haitiana (1791), el primer y único levantamiento de esclavos exitoso en la historia, que llevó a la nación centroamericana a ser la primera en independizarse en la región.

Haití era colonia de Francia y el recibió el apoyo tácito de Inglaterra, que fue pionero en la trata esclavista y también en el proceso abolicionista.

Para el Caribe el esclavismo fue la fuerza impulsora más importante de la economía, en base a la llegada de africanos que fueron obligados a trabajar en condiciones infrahumanas.

La creación de la Sociedad Abolicionista en Inglaterra fue fundamental para liderar las gestiones ante el Parlamento, que de a poco hizo ilícito el uso de esclavos. Y los países caribeños acogieron con el tiempo las medidas necesarias.

Puerto Rico y Cuba, las últimas naciones coloniales de España que luego fueron tomadas por Estados Unidos, declararon la libertad de sus esclavos en 1873 y 1886, respectivamente. Y así cerraron el ciclo.
Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible