Ir al contenido principal

Que paguen más los que más tienen

OPINIÓN de Rafael García Almazán.- En plena crisis, cuando el que más y el que menos apenas podía sobrevivir, los bancos casi no pagaban a Hacienda. Nos subieron los impuestos, tuvimos que rescatar bancos, nos recortaron abundantemente el Estado del Bienestar; y, sin embargo, los bancos tuvieron grandes beneficios sin pagar casi impuestos.
Es más, en algún caso –el del banco más importante de España: el Banco de Santander--, la cuenta impositiva les salía negativa. Así, entre 2013 y 2016, declarando casi 16.000 millones de euros de beneficios, este banco pidió una devolución de 2.500 millones del Impuesto de Sociedades. ¡Son las cosas del querer! Ese amor que se tienen gobierno y grandes empresas. Mientras que a nosotros nos machacaron, resulta que los banqueros y grandes empresarios se hacían de oro, durante la crisis, y mientras que el tipo medio de impuesto del IRPF de los trabajadores ha sido y es de un 25%, las empresas han pagado durante los últimos años menos del 7%. Esto es lo que se llama Justicia, vamos que ‘somos iguales todos ante la ley’.

Y es que mientras que a usted y a mí, nuestra querida Hacienda nos hace pagar antes de hacer la declaración, restándonos el impuesto del salario o la pensión, a los bancos y a las grandes empresas les permiten una serie de triquiñuelas que hacen que paguen la cuarta parte de lo que pagamos nosotros. Y además se escandalizan cuando alguien sugiere que tienen que pagar más.




No es que me parezca bien lo que Unidos Podemos trata de llevar como condiciones de un posible pacto con el PSOE para aprobar el techo de gastos; me parece lo mínimo exigible. Y es que se trata de poder tener más recursos, aumentando impuestos a los que más tienen y menos pagan, para poder recuperar prestaciones que han desaparecido o han sido recortadas, durante la crisis, al Estado del Bienestar.

Y cunde la alarma entre los liberales y la derecha recalcitrante. Cuando oyen que los suyos –o sea los poderosos— pueden pagar más, se ponen a parir. Esta es la cuestión. Es un tema ideológico, la derecha, C’s y el PP, defienden a los suyos, y no cabe la menor duda de que los suyos son los que más tienen.

Tanto que se les llena la boca en defensa de la Unión Europea, y tanto que les gustan las comparaciones cuando les conviene, deberían saber –seguro que lo saben, pero juegan a hacerse los idiotas— que los impuestos en España suponen el 37,9% del PIB, mientras que en la media de la UE es del 46%. O sea que pagamos menos impuestos que casi nadie, un 8% menos que la media europea. Por lo que, si queremos conseguir un país con un Estado del Bienestar aceptable, debemos obtener más ingresos, y estos sólo pueden venir de los más poderosos, de los que menos han contribuido a soportar la crisis.




Por eso…


· Crear un impuesto para los bancos –que tanto se han beneficiado durante la crisis—
· Hacer que las grandes empresas contribuyan de forma efectiva, como mínimo con el 15% (no como ahora que no llega al 7% lo que pagan)
· Eliminar las SICAV, que con trampas y triquiñuelas, consiguen pagar sólo el 1% de impuestos
· Crear un impuesto mínimo adicional al diesel (yo preferiría que hubiera un impuesto a los coches nuevos que utilizan gasoil y no subir el precio del este carburante de forma general)
· Subir el IRPF a las rentas superiores a partir de 60.000 euros anuales --yo entiendo que ese límite se puede subir (empezar en 80.000) y hacer escalas posteriores que vayan aumentando el porcentaje de pago del IRPF hasta un 50%--

…no parece que sean medidas tan radicales, y sin embargo pueden aumentar los ingresos en unos 10.000 millones y con ello evitar recortes y conseguir revertir parte de lo perdido en estos últimos años.

Y si a esto le sumamos una buena política contra el fraude y los paraísos fiscales...

Salud y República


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible