Ir al contenido principal

100.000 personas piden la liberación de Ahmed H

Fue declarado culpable de “terrorismo” por arrojar piedras en Hungría.

“El juicio de Ahmed H. es una piedra de toque para la denominada 'democracia iliberal' de Hungría y pone en evidencia cómo se denigra a las personas refugiadas y migrantes, la legislación antiterrorista se utiliza indebidamente y las autoridades pisotean los derechos humanos”, Eda Seyhan, responsable de campañas de Amnistía Internacional en el ámbito de lucha contra el terrorismo.




En vísperas de que el tribunal de apelación dicte sentencia mañana en la causa contra Ahmed H., un hombre sirio condenado a siete años de prisión tras los enfrentamientos con la policía de fronteras de Hungría en 2015, Amnistía Internacional ha entregado al Ministerio de Justicia una petición firmada por más de 100.000 personas en la que se reclama su liberación.


Con motivo del tercer aniversario de la detención de Ahmed por cargos de “complicidad en un acto de terrorismo”, también se proyectó una animación de 15 metros de alto sobre un lateral del Ministerio, en el centro histórico de Budapest.

“El juicio de Ahmed H. es una piedra de toque para la denominada 'democracia iliberal' de Hungría y pone en evidencia cómo se denigra a las personas refugiadas y migrantes, la legislación antiterrorista se utiliza indebidamente y las autoridades pisotean los derechos humanos”, ha declarado Eda Seyhan, responsable de campañas de Amnistía Internacional en el ámbito de lucha contra el terrorismo.

“Apenas unos días después de que el Parlamento Europeo votara a favor de emprender acciones contra el gobierno de Orbán por sus flagrantes abusos contra los derechos humanos, este caso le brinda a Hungría la oportunidad de demostrar su voluntad de cambiar de rumbo.”

Ahmed fue detenido y encarcelado tras un incidente que tuvo lugar en la frontera serbo-húngara en septiembre de 2015 en el que admitió haber arrojado piedras. Había dejado su hogar en Chipre, donde era residente de la UE, para ayudar a sus ancianos padres y a otros familiares a huir de Siria y buscar seguridad en Europa.


El 30 de noviembre de 2016, un tribunal húngaro declaró a Ahmed culpable de cometer “un acto de terrorismo”, en virtud de la sumamente general e imprecisa legislación antiterrorista. Tras un recurso de apelación, se ordenó repetir el juicio y Ahmed volvió a ser declarado culpable a pesar de la evidente falta de pruebas que justificaran los cargos de terrorismo. Su caso ha pasado ha ser reconocido internacionalmente como ejemplo de la draconiana legislación antiterrorista de Hungría y de la represión de las personas refugiadas y migrantes.

El 12 de septiembre, el Parlamento Europeo votó a favor de emprender una acción de la UE contra las políticas cada vez más represivas de Hungría, que están menoscabando derechos y libertades fundamentales y el Estado de derecho.

Nadia, la esposa de Ahmed H., ha afirmado que espera que las autoridades húngaras escuchen la petición de liberación de Ahmed.


“A Ahmed lo han difamado y deshumanizado, pero ha seguido manteniéndose fuerte. El único resultado justo es que Ahmed gane la apelación y sea puesto en libertad de inmediato y sin condiciones”, ha sostenido Nadia.

“Ahmed es mi vida, mi alegría, mi esposo, mi mejor amigo. Quiero ver a mis hijos con su padre otra vez. Quiero a mi esposo de vuelta. Quiero a mi familia unida.”

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible