Ir al contenido principal

Maduro, presidente legítimo

Ministerio de Exteriores de Rusia: Detrás de las "amenazas" de Europa de reconocer a Guaidó "es claramente visible la batuta de Washington".

Nicolás Maduro fue reelecto el pasado 10 de mayo de 2018 como presidente de Venezuela para el periodo 2019-2025 con el 67,84 por ciento de los votos, venciendo a dos otros candidatos de oposición en una jornada que marcó un 47,02 de participación, la misma marcada en la primera vuelta presidencial en 2017 en Chile.


El 10 de enero, el presidente Maduro inició su segundo mandato. Sin embargo, la directiva de la Asamblea Nacional - en desacato desde 2016- proclamó al diputado Juan Guaidó como "presidente encargado", en una acción arbitraria y fuera de la Constitución de la República.

© Sputnik / Sergey Guneev




Este sábado, tres de los 28 miembros de la Unión Europea (UE): España, Francia y Alemania, afirmaron que darían un plazo de ocho días al jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, para convocar elecciones presidenciales. De lo contrario, reconocerán al diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, como "presidente encargado".

"Si en el plazo de ocho días no hay una convocatoria de elecciones justas, libres y transparentes en Venezuela, España reconocerá a JuanGuaidó como presidente de Venezuela", dijo el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, siendo la primera de las naciones en adoptar esta decisión.


"No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela. Queremos democracia y elecciones libres", agregó Sánchez en una rueda de prensa.

Por su parte, los Gobiernos de Francia y Alemania, adhirieron al llamado a través de sus cuentas de Twitter. "Sin elecciones anunciadas de aquí a ocho días, estamos listos para reconocer a Juan Guaidó como 'presidente encargado' de Venezuela", expresó el presidente francés Emmanuel Macron.


En la misma línea, la portavoz del Gobierno de Alemania, Martina Fietz, tuiteó que "Si no se anuncian elecciones en un plazo de ocho días, estamos dispuestos a reconocer a Juan Guaidó".


El resto de los 25 miembros de la UE no han realizado declaraciones hasta el momento. Esto, luego que este viernes la comunidad europea no llegó a una declaración conjunta debido a las diferencias entre los Gobiernos sobre el tema de Venezuela.

Ese mismo viernes, el presidente democráticamente electo del país sudamericano, Nicolás Maduro, afirmó que España, no tiene "moral para dar lecciones a Venezuela ni ponerle ultimátum".

La resolución de estas tres naciones han recibido críticas por parte de otros líderes e intelectuales del mundo.


Nicolás Maduro fue reelecto el pasado 10 de mayo de 2018 como presidente de Venezuela para el periodo 2019-2025 con el 67,84 por ciento de los votos, venciendo a dos otros candidatos de oposición en una jornada que marcó un 47,02 de participación, la misma marcada en la primera vuelta presidencial en 2017 en Chile.

El 10 de enero, el presidente Maduro inició su segundo mandato. Sin embargo, la directiva de la Asamblea Nacional - en desacato desde 2016- proclamó al diputado Juan Guaidó como "presidente encargado", en una acción arbitraria y fuera de la Constitución de la República.

Rusia
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, a través de su Departamento de Información y Prensa, se ha pronunciado respecto a los últimos hechos en Venezuela, señalando que "son cada vez más alarmantes".

La Cancillería rusa ha citado "las demandas de ultimátum" de varias naciones europeas para que las "autoridades legítimas de Caracas organicen en un plazo de ocho días elecciones 'democráticas, limpias y transparentes'". Según el Ministerio, estos requisitos están acompañados por "la amenaza de reconocimiento" del líder de la oposición, Juan Guaidó, como el nuevo jefe de Estado.


De acuerdo con el Ministerio de Exteriores ruso, llamó la atención "la sincronización y el montaje" de estos anuncios por parte de las autoridades europeas, ya que se produjeron unas horas antes de que Estados Unidos convocara a una discusión sobre la situación en Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Detrás de todo esto, es claramente visible la batuta de Washington", subraya el comunicado.

Según la Cancillería rusa, la situación en Venezuela "se calienta artificialmente desde el exterior" y "se estimulan los estados de ánimo más radicales". En ese sentido, las autoridades rusas instan a que "la interferencia cínica y abierta en los asuntos internos de un Estado soberano termine".

"Por nuestra parte, reafirmamos nuestra disposición a contribuir a encontrar un entendimiento mutuo entre las fuerzas políticas responsables de Venezuela con el fin de garantizar la paz y tranquilidad internas y resolver rápidamente las tareas sociales y económicas urgentes. Estamos listos para interactuar con otros Estados que comparten este enfoque", concluye el comunicado.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible