Ir al contenido principal

Fortino, un ser amoroso, seductor y trabajador VIII y XIX

Por Teodoro Rentería Arróyave.- Con esta entrega de jueves, se completa el novenario que nos habíamos propuesto dedicar a la memoria de mi hermano Fortino Ricardo, fue el triste jueves 21 de febrero cuando emprendió el viaje al éter eterno.


Grupo Nueva Radio, empresa de la que fui su creador, el inspirador de su concepto de comunicación, además de fundador, director general y socio minoritario, pero al fin socio, fue posible porque en el mismo participaron además de mi hermano Fortino, mis hijos Teodoro Raúl y Gustavo y un grupo selecto de colegas distinguidos que venían colaborando desde los tiempos del Núcleo Radio, de Grupo ACIR y del IMER.

Hacemos un paréntesis, para recordar que al Instituto Mexicano de la Radio le tocó la concesión de las transmisiones radiofónicas del Mundial de Futbol México 86. Aquí todos colaboramos, porque tomé la decisión precisa de invitar a la radio privada y concesionada a participar en la grave responsabilidad que nos había deparado nuestro paso por la radio de estado.

En aquel tiempo ya habíamos creado el Sistema Nacional de Noticiarios, que en cadena de cerca de un centenar de radiodifusoras entre las 17 del IMER, las universitarias, las culturales, las municipales, las indigenistas, las comunitarias y otras con las que habíamos firmado convenios de intercambio profesional difundíamos los informativos.

Esa gran cadena no era suficiente para el compromiso del Mundial México 86, me reuní con varios dueños de grupos radiofónicos con Paco Ibarra a la cabeza y logramos conjuntar mas de 40 radiodifusoras. Fortino me ayudó a localizar al gran amigo e inmenso narrador de futbol, Ángel Fernández. El éxito fue rotundo, el público veía los partidos por la televisión, pero la narración la escuchaba en radio con Ángel Fernández.

Regresemos a Nueva Radio, en la de Pachuca fue tal el trabajo de mi hermano que logró un gran acercamiento con todos los sectores del estado, el oficial, el empresarial y el social. Logró que el estadio de los Tuzos, que esos años se inaugurara, se nos diera la concesión de las transmisiones de los partidos en la ciudad capital Pachuca.

Antes de que se asentara Fortino en Pachuca con su hijo mayor Ricardo que lo acompañó desde un principio, los viajes eran diarios desde el entonces Distrito Federal y en otras ocasiones vivir en hoteles.

Sucedieron muchas cosas, por filtración de informaciones, un audaz ingeniero se amparó contra la concesión de la nueva radiodifusora, nos enteramos a tiempo, Fortino que ya viajaba también a Mazatlán para la instalación de la otra estación tuvo que regresar a Pachuca para en un fin de semana sacarla al aire con anuncios, porque si le concedían el amparo “audaz” sujeto las cosas se quedan como están, es decir, al aire y con anuncios. Fortino se fajó como los buenos con los ingenieros, su hijo Fortino y demás operarios. Después nos fue ratificada la concesión.

Con motivo de nuestras sesiones de consejos de la Federación de Asociaciones de Periodista Mexicanos, FAPERMEX, y Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, que se llevarán a cabo en Culiacán, Sinaloa, interrumpimos la serie dedicado al fraterno-amigo, con la promesa de reanudarla y terminarla.



OCTAVA PARTE

El acompañamiento en las buenas y en las malas entre mi hermano Fortino Ricardo, quien nos dejó físicamente este triste febrero, y el autor, pudiera decirse que fue permanente. Si algo lamentamos es que no me acompañara en la fundación, construcción y consolidación del Instituto Mexicano de la Radio, IMER.

No lo pude incorporar, el régimen anterior había abusado del nepotismo, al grado tal que el propio presidente José López Portillo presumía del “orgullo de su nepotismo”, cuando colocó en la subsecretaría de Programación y Presupuesto a su hijo José Ramón, a su hermana Margarita en la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía y en otros puestos a su demás parentela.

Desde su campaña el licenciado Miguel de la Madrid Hurtado impuso su programa de limpieza en el gobierno que tituló: “Renovación Moral de la Sociedad”, así pagaron justos por pecadores. Mi consanguíneo no obstante sus aportaciones previas a su creación no pudo incorporarse al IMER.

Fortino siguió su camino sin que las líneas paralelas nos distanciaran. El reencuentro se dio pronto. Terminada la tarea, puesto que afortunadamente no fue renovada por Carlos Salinas de Gortari no obstante que se había comprometido, tenía muchas ofertas de trabajo cuando se nos atravesó Paco Rojas recién nombrado director general de Petróleos Mexicanos, PEMEX, para invitarnos a crear un grupo radiofónico con capital privado y con el apoyo del “señor Presidente”.

Volví a escuchar el canto de las sirenas, me ofrecieron ser parte de los socios y acepté, así cree “Grupo Nueva Radio”, nombre que tome del grupo social-político que mi hijo Teodoro Raúl creó en la Universidad Iberoamericana: “México Nuevo”. Invité a mi hermano a trabajar en el nuevo reto.

Mi amor. Silvia, me había pedido que antes de que iniciara una nueva aventura y de que los hijos se casaran nos diéramos tiempo para viajar los cuatro en unas vacaciones, que nunca habíamos disfrutado. Acompañado de mi compañera de vida y mis hijos Gustavo y Teodoro Raúl viajamos a Europa. Después de mil peripecias llegamos a Madrid y no nos perdimos la Gala de Reyes en el Auditorio Nacional, cantaban Montserrat Caballé, Plácido Domingo y José Carreras.

En ese magnífico escenario nos encontramos al ingeniero Javier Jiménez Spriú, actual secretario de Comunicaciones y Transportes, quien como subsecretario de esa dependencia nos había ayudado para consolidar el IMER. Nos preguntó que hacíamos ahora, le platicamos del proyecto que incluía la apertura de 43 radiodifusoras en sitios claves de la República. Cómo van a obtener las concesiones, preguntó: El presidente Salinas nos la va a otorgar. De inmediato nos aconsejó con toda convicción, “no le entre, ahora tienen el poder mañana se le puede revertir, usted es gente decente”.

Llegamos a México se lo dije a Rojas quien se burló de mí, por fortuna dos días después el propio Salinas anunciaba en cadena nacional de radio y televisión la apertura de 250 concesiones de estaciones de radiodifusión 160 canales de televisión. Le avisé a Rojas, me pidió tiempo porque lo iba a consultar. Una hora después me instruyó para que participara Nueva Radio en todas las licitaciones. Del primer paquete ganamos 5: Pachuca, Mazatlán, Toluca, Malinalco y Coacacalco.

A Fortino lo invité como gerente, primero de Pachuca y segundo de Mazatlán, Se encargó de todo, de los inmuebles, de la compra del equipo, de las instalaciones y de su operatividad. En tres meses, logró hacer autosuficientes a XHPCA Nueva Radio Pachuca y XHMZT Nueva Radio Mazatlán. CONTINUARÁ.


Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible