Ir al contenido principal

Niñas y niños del Golán rechazan la ocupación




Los Altos del Golán
Se trata de una meseta rocosa a unos 60 kilómetros al suroeste de la capital de Siria, Damasco, y con un área de alrededor de 1.200 kilómetros cuadrados.



Israel arrebató la mayor parte de estos territorios a Siria en las últimas etapas de la Guerra de los Seis Días de 1967 y repelió un intento sirio de recuperar la región durante el conflicto de 1973.

Ambos países firmaron un acuerdo de armisticio un año después, que se centró principalmente en la declaración de un área de separación, una zona desmilitarizada de 70 kilómetros entre los territorios controlados por ambos países y patrullada por fuerzas de la ONU, como observadores.

En 1981, Israel anexó de manera efectiva el territorio, una decisión rechazada por una resolución Consejo de Seguridad de la ONU con base en el principio de que “la adquisición de territorios mediante la fuerza es inadmisible”.

“La decisión israelí de imponer sus leyes, jurisdicción y administración en los Altos del Golán sirios ocupados, es nula y no tiene efecto legal internacional”, decía la resolución.

Se calcula que hay más de 30 asentamientos judíos en esta zona, en los que viven unas 20.000 personas. Éstos conviven junto a otros 20.000 sirios, la mayoría de ellos árabes drusos, que no huyeron cuando los Altos del Golán fueron anexionados.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible