Ir al contenido principal

América Latina y su futuro incierto

Jorge Zavaleta Alegre.-El Instituto de Estudios Peruanos dio a conocer que el 5 de abril falleció el doctor Julio Cotler, antropólogo por la Universidad Mayor de San Marcos y doctor en sociología por la Universidad de Burdeos (Francia), ex director general e investigador principal de este centro de investigación que sigue abriendo trocha en el conocimiento y el futuro de América Latina. Sus opiniones siempre han servido de importante referencia en la vida política, económica y social de esta Región, ahora mucho más controversiales con la administración republicana de los EEUU y sus líderes más conservadores de los tiempos de la Guerra Fría”.

Julio Cotler se incorporó en 1966 al IEP y desde entonces fue el lugar desde donde realizó numerosas e invalorables investigaciones y publicaciones, que mantuvieron su vigencia a través del tiempo. Su propuesta fue siempre de la mano con el apoyo a los valores democráticos. Contribuyó enormemente a la construcción de una visión integral del sistema político, económico y social del Perú y una mirada constante e integral de América.

En octubre de 2018, con ocasión de los 40 años de su obra más emblemática, el IEP realizó el seminario titulado “Cuarenta años de Clases, Estado y nación en el Perú”, dedicado a reflexionar sobre las razones que explican la influencia de esta publicación, la actualidad de sus tesis principales, sus aportes a diferentes áreas del conocimiento, y su ubicación en el conjunto de la obra y trayectoria de Julio Cotler.

Las líneas que siguen, escritas ayer por el economista Manuel Romero Caro, fundador de Gestión, primer diario de economía y finanzas del Perú, siempre fue una tribuna aliada de los objetivos del EIP. Atalaya Económica dedica justamente una reflexión sobre el Perú, que recoge
el esceptisismo sobre el futuro latinoamericano, sino se escuchan las voces como la de Julio Cotler:

Cuando recién se había anunciado la designación de Salvador del Solar en la Presidencia del Consejo de Ministros, escribimos en esta columna el artículo ¿Cambio de rumbo? del 12.03.19, con la esperanza que el gobierno cambiara el rumbo que estaba siguiendo hasta esa fecha (desatención de las reformas y de las demandas sociales, clamorosa falta de gestión en el sector público, etc) y que presentara una novedosa propuesta política que “enganchara” nuevamente con la ciudadanía.

Lamentablemente no ha sido así, sino más de lo mismo. Asimismo el Presidente Vizcarra (MV) ha enfriado su relación con el Presidente del Congreso, Daniel Salaverry, que tan importantes servicios le prestó cuando decidió cambiar de línea y enfrentar a Fuerza Popular (FP). Es así que se desentendió de la intención de Salaverry de retirar a otro grupo de integrantes de FP para formar una nueva bancada liderada por Salaverry.

Lo que estaba dentro de la estrategia original para lograr un Congreso sin mayoría de FP. Asimismo, preocupado por su importante caída en las encuestas, MV criticó públicamente al Congreso porque en 7 meses solo se ha aprobado una sola ley de la reforma judicial , recibiendo una dura respuesta de Salaverry.

Es así que todo parece indicar que MV y del Solar habrían decidido en esta “segunda etapa” fortalecer su relación con FP. Lo cual es un error porque está permitiendo al fujimorismo recomponerse y recuperar la hegemonía en el legislativo.

Las características del fujimorismo en el Congreso no cambian de la noche a la mañana. Como lo acaba de demostrar el vergonzoso blindaje que le brindaron al ex Fiscal de la Nación Gonzalo Chavarry la semana pasada, a pesar que las diversas denuncias contra el ex Fiscal de la Nación tienen más de 7 meses sin resolverse por ausencia de los congresistas.

Asimismo hay que tener en cuenta que en el futuro cercano pueden ascender a nivel nacional algunas movilizaciones sociales locales o regionales . Y aunque todavía no se conocen los imprescindibles detalles del arreglo negociado por Del Solar en las minas de Las Bambas; cualquiera que fuera el resultado, este servirá de guía para futuras negociaciones.

En el escenario descrito, será mucho más difícil lograr la aprobación de los proyectos de ley que faltan para la reforma de justicia. Y aún más difícil los requeridos para la reforma política. A pesar de la urgencia de las mismas.

Y cómo Vizcarra habría decidido cambiar el apoyo de la ciudadanía por el de Fuerza Popular, si las encuestas siguen en la tendencia descendente que han evidenciado durante el verano, la dependencia al fujimorismo se profundizaría. Y si este recupera su hegemonía en el legislativo y se mantiene unido, podría repetirse un escenario similar al de la última etapa de PPK. Con el agravante qué en el último año de gobierno, éste ya no podría utilizar la amenaza de insistir en la cuestión de confianza si el Congreso censurara o negara la confianza a otro Consejo de Ministros (artículo 134 de la Constitución).

En este sentido hay que tener en cuenta que el Gabinete del Solar fue aprobado por solo 46 legisladores (el menor de los últimos 18 años), mientras que 27 no lo aprobaron y 21 se abstuvieron. Y ese resultado debe de haber sido cuidadosamente calculado para evitar una nueva cuestión de confianza pero a la vez enviar un mensaje. Restricción que desaparecerá en el último año. Lo cual podría indicar un fin de gobierno bastante tormentoso.
Punto Aparte: mi más sentido pésame a la familia de Julio Cotler, uno de los mayores intelectuales contemporáneos.

Julio Cotler, según un resumen de Andina Agencia oficial del Perú, recuerda que:
“No, no hay una clase política en el Perú, porque está muy fragmentada”. “Cuando se habla de «clase» se piensa en un grupo relativamente permanente que se dedica enteramente a organizar y dirigir la política; pero la frecuencia de los golpes, la ley electoral y la extrema volatilidad electoral contribuyen a la fragmentación del grupo que dirige la acción política, puesto que muchas figuras aparecen y desaparecen” (Revista Quehacer).




...
El Dr. Cotler se encontraba trabajando en su proyecto de investigación “Élites, empresarios y poder en el Perú” y en el prefacio y conclusiones de la nueva edición de su libro “Política y sociedad en el Perú. Cambios y continuidad”.
Su último libro publicado con el sello del IEP se titula “Las desigualdades en el Perú: balances críticos”. Julio Cotler y Ricardo Cuenca eds. Lima, IEP 2014.
Entre sus reconocimientos se encuentran el Premio Nacional de Cultura, otorgado por el Ministerio de Cultura (2015), la Medalla al Mérito Cívico en el grado de Defensor de la Democracia, otorgada por el Jurado Nacional de Elecciones (2014), la Orden al Mérito Municipal en el Grado de Gran Cruz, otorgada por la Municipalidad Metropolitana de Lima (2013), el Premio Kalman Silvert, otorgado por la Asociación de Estudios Latinoamericanos – LASA (2012), las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta, otorgadas por el Minedu (2012) y el Doctorado Honoris Causa, otorgado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (2010).

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible