Ir al contenido principal

Sánchez se lanza a por el centro

Dice que Ciudadanos tiene “más opiniones que días tiene el año”.

Lastra: “la abstención es la cuarta derecha de estas elecciones, es una derecha más”.



El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, manifestó este miércoles en Gijón, en la recta final de la campaña, que el 28 de abril no vale con vencer sino que hay que “ganar bien”, y se lanzó directamente a por el voto de centro con mensajes a los electores que están pensando en votar a la formación que lidera Albert Rivera, Ciudadanos.


Ante unas 2.500 personas, el mitin más multitudinario de lo que va de campaña electoral, Sánchez lanzó críticas contra la formación que lidera Albert Rivera, de quien dijo que cuenta con “más opiniones que días tiene el año”.

Además, proclamó que se siente “orgulloso de ser español. “Me siento orgulloso de ser español, que lo escuchen bien alto", manifestó por dos veces. Desde el Palacio de Congreso de la ciudad asturiana, el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que los ciudadanos no votarán a los socialistas “por lo que hemos hecho” sino por el proyecto para los próximos cuatro años para “acabar” con la desigualdad, apostar por la convivencia y la limpieza institucional.

Sánchez repasó las principales medidas sociales aprobadas durante sus 10 meses de mandatos, algunas impulsadas por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, sentada en primera fila, y aseguró que los llamados viernes sociales son “menos caros” que los 2.000 millones que se gastaron para rescatar las autopistas de peajes en el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Apostó por acabar con la ley ‘mordaza’ y por la reforma de la Constitución para acabar con los aforamientos. “Una democracia es más digna cuando no hay mausoleos al dictador”, apostilló.

Además, señaló que apostar por la “convivencia es defender” el Estado de las autonomías y que el PSOE es el “único” partido que la defiende frente a la recentralización de las derechas y los que quieren olvidar los logros de la Constitución (en alusión a Podemos).

CON LAS YEMAS

“Nos queda muy poco tiempo y estamos muy cerca de lograrlo. Estamos tocando con las yemas de los dedos que el PSOE pueda ser primera fuerza política después de 11 años”, pero “no basta con ganar las elecciones, tenemos que ganar y gobernar para hacer lo que queremos, y una mayoría amplia solamente la puede garantizar el PSOE”.

El próximo domingo apostó por una “enorme movilización para una moción de censura social para acabar con la corrupción y la crispación en la política”. Reconoció que necesitan “todas las fuerzas” para conseguir una “victoria mucho más amplia”.

“Estamos muy cerca de que pase, muy cerca de que pese a lo que digan los estudios demoscópicos el PSOE puede lograr una amplia mayoría para que el próximo gobierno pueda depender de sus propias fuerzas” y garantizar la “estabilidad” que exige el país.

Sánchez comentó que si bien otras fuerzas políticas están diciendo con quién quieren pactar, es mejor no hacer "castillos en el aire porque la amenaza es real, si estas tres derechas suman, ¿de qué (pactos) estaremos hablando el día 29?”; se preguntó.

Añadió que “el lunes 29 de abril hablaremos de cómo vamos a gobernar este país, pero será sin duda alguna desde posiciones progresistas como siempre ha hecho el PSOE en este país, pero primero hay que ganar las elecciones bien, para que España no retroceda y siga mirando al futuro”.

ABSTENCIÓN ES DERECHA

No hubo mención alguna en el acto celebrado en el Palacio de Congresos y Feria de Muestras de Gijón al actual presidente asturiano y ausente en el acto, el socialista Javier Fernández.

La ‘número dos’ del PSOE y cabeza de lista por Asturias, Adriana Lastra, hizo un llamamiento al voto porque “la abstención es la cuarta derecha de estas elecciones, es una derecha más”. “Un día de abstención, son cuatro años de retroceso”.

Pidió el voto para el PSOE porque es el “único” que puede frenar al “trío de Colón” que representan los líderes de Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Identificó a Santiago Abascal como Colón, y a Pablo Casado y Albert Rivera como los hermanos Pinzón que van a sus órdenes. Alertó de que “el día 29 no hay derecho de devolución” ni de “reclamación” por lo que, para evitar lo que ocurrió en Andalucía, animó a “todo el mundo a votar”.

Por su parte, el secretario general de la FSA y candidato a la Presidencia de Asturias, Adrián Barbón, alertó de que la cita del 28-A “no es una elección más” porque se trata de “elegir el destino de los ciudadanos”.

Criticó a las “derechas”, como identifican al Partido Popular, Ciudadanos y Vox, y se preguntó: ¿Eso tres están preparados para gobernar algo? yo no les dejaría ni una comunidad de vecinos”.

Abogó por “concentrar el voto en el PSOE, no nos puede fallar ni un solo voto si queremos ganar a las derechas” e, incluso, directamente, apeló al voto de los que querían dar su apoyo a Ciudadanos ante la “deriva de Albert Rivera”.


(SERVIMEDIA)

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible