Ir al contenido principal

"Vitoria, 3 de marzo"

El 3 de marzo de 1976, cuatro meses después de la muerte del dictador Franco, efectivos de la Compañía de Reserva de Miranda de Ebro y de la guarnición de Vitoria de la Policía Armada desalojaron de la iglesia de San Francisco de Asís del barrio de Zaramaga, populoso barrio obrero situado al norte de Vitoria, a 4.000 trabajadores en huelga reunidos en asamblea. La policía lanzó gases lacrimógenos al interior de la iglesia y disparó con fuego real y pelotas de goma a las personas que salían del recinto. Murieron cinco personas y cientos resultaron heridas.
Funeral por la muerte de los obreros en Vitoria


Sesenta cines de toda España estrenan este martes "Vitoria, 3 de marzo", la película dirigida por Víctor Cabaco que recuerda la muerte en 1976 de cinco trabajadores y cientos de heridos como consecuencia de una carga policial contra obreros reunidos en asamblea en la Iglesia de Zaramaga de la capital alavesa.


Protagonistas de "Vitoria 3 de Marzo", Amaia Aberasturi , Mikel Iglesias e Iñigo de la Iglesia, posan para los gráficos con el cartel con el cartel de la película durante el pase de prensa que ha tenido lugar este martes en el Cine Florida de la capital alavesa. EFE

La película, que se exhibió este mes en el BCN Film Fest, llega ahora a las salas para recrear la "herida abierta" que mantienen los vitorianos y recordar que este episodio oscuro de la Transición sigue impune al no haberse juzgado a los responsables de la orden dada a la policía armada de cargar con gases lacrimógenos y munición real contra los obreros.

Los féretros de los tres primeros obreros que murieron recorren Vitoria el 5 de marzo de 1976. Luego fallecerían otros dos. EFE

Fue una de las mayores matanzas que se produjeron en la llamada Transición española. Los hechos no fueron investigados ni enjuiciados.

En 2008, una comisión del Parlamento Vasco consideró responsables políticos de los sucesos a los "titulares de los ministerios actuantes en este conflicto": Manuel Fraga Iribarne, ministro de Gobernación (en Alemania durante los sucesos, correspondiéndole ser "ministro de jornada", encargado de cubrir ausencias de otros y de asumir responsabilidades a Adolfo Suárez), Rodolfo Martín Villa, ministro de Relaciones Sindicales, y Alfonso Osorio, ministro de Presidencia.

Interpol solicitó en 2014 la detención preventiva con fines de extradición de varios implicados en la matanza.

En el caso de Rodolfo Martín Villa, la jueza argentina María Servini de Cubría considera que es “responsable de la represión” y que “los hechos de los que resulta responsable” son sancionables con las “penas de reclusión o prisión perpetua”, en referencia al delito de homicidio con el agravante de haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas.

Para Servini, los delitos de Martin Villa y del resto de los imputados constituyen crímenes de lesa humanidad y sus responsables están sujetos a persecución a través del principio de jurisdicción universal.

La jueza imputa también responsabilidades a Alfonso Osorio, ministro de Presidencia que “junto a Adolfo Suárez y Martín Villa decidió que el operativo fuese dirigido por un mando único para que coordinase y mandase a todas las fuerzas por orden público”. Servini también pide la detención y extradición de Jesús Quintana, capitán de la Policía Armada al mando de las fuerzas que asaltaron el templo.

El 16 de junio de 2011, Partido Nacionalista Vasco, Aralar, Eusko Alkartasuna y Ezker Batua presentaron una propuesta en el Parlamento Vasco para incluir a las víctimas de los sucesos de Vitoria en la Ley de reconocimiento de las víctimas del terrorismo, que tramitaba el Congreso de los Diputados. Aunque apoyaron la necesidad de reparación, Partido Socialista de Euskadi, Partido Popular y UPyD rechazaron considerarles "víctimas del terrorismo". El PSE consideró que estos hechos debían ser incluidos en la ponencia sobre víctimas de motivación política que comenzaría poco después en el Parlamento Vasco.




Se cumplen 38 años de la matanza del 3 de marzo en Vitoria-Gasteiz, EITB, 3-3-2014.
El otoño de las castañas, El Correo, 25-9-2011.

La verdad de una masacre
Archivado el 13 de noviembre de 2014 en la Wayback Machine., Deia, 4-3-2012.
Adiós con demasiadas cuentas pendientes: Fraga muere sin responder por sucesos como la matanza del 3 de marzo
Archivado el 19 de enero de 2012 en la Wayback Machine., Diario de Noticias de Álava, 17-1-2012.
Burgo Muñoz, Patricia (24 de octubre de 2013). «Zaramaga inaugura el mural que inmortaliza el 3 de marzo». eldiario.es.
Vitoria, la mayor matanza de la Transición. Cinco trabajadores murieron en la carga policial de hace 40 años contra una asamblea laboral. Medio: El País. Autor: LUIS R. AIZPEOLEA Fecha: 30 de agosto de 2016
Diario Vasco, 4 de marzo de 1976
Testimonio de Manuel Fraga En busca del tiempo servido a través de La Tribuna del País Vasco
Resoluciones. Sobre los hechos ocurridos en Vitoria-Gasteiz el 3 de marzo de 1976 (Acuerdo del Pleno) (enlace roto disponible enInternet Archive; véase el historial y laúltima versión)., Boletin Oficial del Parlamento Vasco, VIII legislatura, 04/07/2008, nº 164, pp. 28245-28254.
Saltar a:a b «Interpol pide la detención preventiva de Martín Villa y otros 19 imputados por crímenes franquistas». Cadena Ser. 12 de noviembre de 2014. Consultado el 12 de noviembre de 2014.
Boletín oficial de las Cortes Generales, Senado, VIII legislatura,nº 39, 18 de junio de 2004
Europa Press (16 de junio de 2011). «El Parlamento vasco rechaza incluir a los afectados del 3 de marzo de Vitoria en la Ley de Víctimas». La Voz Libre.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible