Ir al contenido principal

"El cambio climático es la batalla de mi vida"

António Guterres en Fiji
El titular de la ONU fue testigo este jueves de lo que denomina la línea de frente en "la batalla contra el cambio climático" al navegar por las aguas tropicales del Pacífico Sur frente a las costas de Fiji en un barco que funciona con energía solar, dentro de su gira por Oceanía para concienciar sobre la urgencia de atacar el cambio climático y proteger los mares del planeta.





El Secretario General de la ONU fue recibido a bordo del Uto ni Yalo, un barco tradicional sin emisiones construido como parte de una flota naval que combina el antiguo arte de la construcción naval en el Pacífico con materiales modernos y tecnología ecológica.

“Como Secretario General, tengo muchas batallas ", tuiteó el jefe de la ONU. "Como abuelo, la lucha contra el cambio climático es la contienda de mi vida". Lamentablemente, "es una batalla que no estamos ganando".

El barco, cuyo nombre significa "Corazón del Espíritu", ha circundado el mundo dos veces, navegando más de 80.000 millas náuticas por los mares de países en los hemisferios norte y sur para alentar el compromiso de la sociedad, las empresas y los políticos a proteger las islas y los espacios oceánicos del mundo.

Guterres sostuvo firmemente su creencia de que "necesitamos una voluntad política más fuerte y adoptar medidas contra el clima urgentemente para salvar nuestro planeta y nuestro futuro".
Sesión interactiva con estudiantes

También participó en una sesión interactiva con estudiantes de la Universidad del Pacífico Sur sobre la lucha contra el cambio climático, donde les escuchó hablar sobre el trabajo que llevan a cabo y a quienes indicó: "El mundo necesita que vuestra generación mantenga a la mía como responsable".

Les aseguró que la ONU está comprometida a seguir escuchando sus voces y abriendo caminos para una participación en las decisiones que los afectan.

"Los jóvenes de todo el mundo están impulsando una respuesta al cambio climático transformadora y deben mantener la presión sobre sus líderes", escribió después en un tuit. "La determinación de los estudiantes que conocí en Fiji es clave para vivir en paz con nuestro clima".

Por su parte, los estudiantes en Fiji le dijeron al jefe de la ONU que quieren que el mundo sepa que están pidiendo medidas contra el clima más enérgicas y más inmediatas.

Antes de esas actividades, Guterres depositó una ofrenda floral en el Monumento Nacional a la Guerra para los cascos azules caídos en la región del Pacífico, donde tuiteó que "desde la década de 1970, los pacificadores de Fiji han servido en misiones de paz de la ONU, para la que algunos han hecho el ultimo sacrificio", agradeciendo al país "su contribución a la protección de los vulnerables".


Foto/Mark Garten
El Secretario General, António Guterres, planta un árbol junto con el presidente de Fiji Jioji Konrote.

Además de reunirse con el presidente de Fiji, Geogi Konrotti, con quien plantó un cocotero ceremonial, el Secretario General dijo en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro Josia Furek Benimarama también centrada en el cambio climático, de la que dijo era "una batalla de vida para Fiji y el Pacífico".

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible