Ir al contenido principal

Pedalear por el medio ambiente


Edurne y Ana del proyecto ‘Biela y Tierra’. EFE/ Imagen cedida

Rafael González.- EFEverde.- Dar visibilidad a más de un centenar de iniciativas del entorno rural como alternativas a los retos ambientales, climáticos y sociales a los que "nos debemos enfrentar" es el objetivo de Ana y Edurne, dos mujeres que recorrerán a golpe de bicicleta alrededor de 2.500 kilómetros durante cuatro meses.

Desde una radio comunitaria en el valle de Valdivielso, en Burgos, la puesta en valor de la oveja carranzana, en Vizcaya, o la recuperación de una variedad de trigo duro de Zaragoza, pasando por obradores comunitarios (espacios artesanos), que permiten realizar todo el proceso de transformación del alimento, constituyen algunas de las paradas de esta ruta sobre dos ruedas.



Este proyecto, denominado ‘Biela y Tierra’, “nace de mujeres muy vinculadas al mundo de la movilidad sostenible con bastantes inquietudes en torno al problema medioambiental y rural de nuestro territorio”, han explicado a EFEverde la bióloga Edurne Caballero y la doctoranda en Ingeniería Química y Medio Ambiente Ana Santidrían.

Las dos amigas, que pedalearán por el norte de la Península, partirán el próximo día uno de junio desde Zaragoza en dirección hacia la comarca de las Cinco Villas, continuarán por Navarra, La Rioja, Palencia y León, y subirán por Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa y Huesca, para finalizar en Teruel.



Una de sus intenciones recae en mostrar aquellas zonas que “más sufren las despoblación del mundo rural”, por lo que les parecía “fundamental” acabar en las Cuencas Mineras de la provincia turolense, un lugar en el que “existen actividades económicas más allá de la minería”.

Desde ‘Biela y Tierra’, cuyo nombre hace referencia al colectivo ciclista feminista de la capital del Ebro ‘Bielas Salvajes’, del que sus creadoras forman parte, se inició un proceso de ‘crowdfunding’ o financiación colectiva el pasado 15 de marzo con el objetivo de “cubrir todos los gastos” derivados del viaje.
Reutilizar materiales

“Hemos alcanzado el importe deseado y el proyecto se podrá llevar a cabo”, ha expresado Santidrían, quien señala que“también nos pareció buena idea reutilizar materiales de segunda mano”, como complementos para la bici, para “fomentar el apoyo mutuo, generar redes personales y menos residuos”.
Ana y Edurne, las ‘caras visibles’ de este proyecto, estarán ‘acompañadas’ de Soledad y Cristina, dos compañeras que desde su estudio de comunicación se encargarán de “editar, gestionar y publicar a través de las redes sociales” todo el material recopilado a lo largo del trayecto.

“Todo partió de unas vacaciones entre amigas y el deseo de realizar un viaje en bicicleta”, ha recordado Caballero, quien asegura que la idea se ha ido haciendo “más grande” hasta convertirse en “un gran volumen de trabajo”.

Una tarea que pretende integrar en el día a día conceptos como “soberanía alimentaria, movilidad sostenible, agroecología o ecofeminismo”, para que “pasen a formar parte de nuestro imaginario colectivo y se muestren como alternativas de cambios reales“.
Trabajo rural

Todas ellas desean que su esfuerzo sirva para reconocer el trabajo de personas que desempeñan su labor en entornos rurales y, en muchos casos, “aunque carecen de infraestructuras, de servicios y poseen una gran brecha digital”, resulta “admirable” su dedicación y empeño por un mundo “más sostenible”, han manifestado.

Los desafíos climáticos a los que nos enfrentamos son “muy grandes” y, en este sentido, han mencionado el informe ‘Planeta Vivo’, elaborado cada dos años por la organización conservacionista WWF, en el que se recoge que “la tasa de extinción de especies se encuentra más allá de un punto de no retorno”, un hecho “muy asociado a la producción de forraje para alimentar a la ganadería industrial”.

La alimentación sostenible, a su juicio, supone “una pieza fundamental para mejorar tanto nuestra salud como la del planeta” y, a través de un consumo “responsable, consciente y transformador”, se potencia y apoya a los productores locales y, al mismo tiempo, “se fomenta el aprecio al territorio”, han concluido. EFEverde

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible