Ir al contenido principal

20 millones de menores no tuvieron vacuna en 2018

Desde 2010, la cobertura mundial de vacunación con tres dosis de difteria, tétanos y tos ferina, y una de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en alrededor del 86%.


Las tasas globales de vacunación estan estancadas por los conflicto, la desigualdad y la complacencia | Foto: Unicef/Dejongh

Cerca de 20 millones de niños en todo el mundo (es decir, más de uno de cada 10) no fueron vacunados el año pasado con dosis que salvan vidas contra enfermedades como el sarampión, la difteria y el tétanos, según nuevos datos difundidos este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).


Desde 2010, la cobertura mundial de vacunación con tres dosis de difteria, tétanos y tos ferina, y una de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en alrededor del 86%. La OMS y Unicef indicaron en un comunicado conjunto que esa tasa, aunque alta, "no es suficiente" porque se necesita una cobertura global del 95% en todos los países y comunidades para proteger a los menores contra brotes de enfermedades prevenibles.

"Las vacunas son una de nuestras herramientas más importantes para prevenir los brotes y mantener un mundo seguro", apuntó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director geneal de la OMS, quien añadió: "Si bien la mayoría de los niños de hoy están siendo vacunados, demasiados se quedan atrás. Inaceptablemente, a menudo son los que corren más riesgo -los más pobres, los más marginados, los afectados por conflictos o forzados a abandonar sus hogares- y son olvidados de forma persistente".

La mayoría de los niños no vacunados viven en los países más pobres y viven en Estados frágiles o afectados por conflictos. Casi la mitad se encuentran en sólo 16 países: Afganistán, Chad, Etiopía, Haití, Iraq, Mali, Níger, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen.

La OMS y Unicef aseguraron que "si estos niños enferman, corren el riesgo de sufrir las consecuencias más graves para la salud y es menos probable que accedan a tratamiento y cuidado que les salven la vida".

Indicaron que persisten grandes disparidades en el acceso a las vacunas dentro de los países, independientemente de sus niveles de ingresos. Ello ha derivado en brotes de sarampión en muchas partes del mundo, incluidos países que tienen altas tasas generales de vacunación. No en vano, el año pasado se registraron casi 350.000 casos de sarampión en todo el mundo, más del doble que en 2017.

"El sarampión es un indicador en tiempo real de dónde tenemos más trabajo que hacer para combatir las enfermedades prevenibles", apuntó Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, quien recalcó: "Debido a que el sarampión es tan contagioso, un brote apunta a comunidades que están perdiendo vacunas debido al acceso, los costes o, en algunos lugares, la complacencia. Tenemos que agotar todos los esfuerzos para inmunizar a todos los niños".

Ucrania lidera la lista de países con la tasa de incidencia de sarampión más alta registrada en 2018. Aunque esta nación ha logrado vacunar a más del 90% de sus bebés, la cobertura fue baja durante varios años, lo que dejó en riesgo a un gran número de niños y adultos.

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Por otro lado, la OMS y Unicef difundieron por primera vez datos de la cobertura de la vacuna contra el virus del papiloma humano, que protege a las niñas contra el cáncer de cuello uterino.

Así, un total de 90 países (donde viven una de cada tres niñas en todo el mundo) introdujeron la vacuna contra el virus del papiloma humano en sus programas nacionales. Sólo 13 de ellos son de bajos ingresos, lo que hace que las personas con mayor riesgo de sufrir los efectos del cáncer de cuello uterino tengan menos probabilidades de acceder a la vacuna.

La OMS y Unicef, junto con socios como Gavi-Vaccine Alliance, apoyan a los países para fortalecer sus sistema de inmunización y respuesta a brotes, incluso vacunando a todos los niños con dosis rutinarias, realizando campañas de emergencia y capacitando y equipando a los trabajadores sanitarios como una parte esencial de primeros auxilios de calidad.


(SERVIMEDIA)

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible