Ir al contenido principal

De pan a cerveza: una idea para evitar el desperdicio de alimentos

Cuando Tristram Stuart visitó una fábrica de pan de sándwich en 2016, vio algo preocupante. Todos los días se descartaban 13.000 rebanadas de pan.


Foto de Toast Ale

Su pensamiento inquietante se convirtió en inspiración cuando conoció en Bruselas una antigua receta de cerveza llamada Babylone, que tiene un ingrediente principal: el pan.

A raíz de esta idea, Stuart y su equipo han producido la Toast Ale, una cerveza galardonada hecha con sobras de pan. Uno de los miembros del equipo, Michael Lawrence, de 25 años, está llevándola a los bares de Londres para crear conciencia sobre los peligros del desperdicio de alimentos y promover soluciones simples, locales e innovadoras a este problema.


"La Toast Ale es una manera inteligente de reutilizar el excedente en la producción de alimentos y un resultado delicioso del profundo estudio de Stuart sobre este tema. Es un gran ejemplo de cómo las soluciones innovadoras pueden crecer y operar a gran escala", dijo Clementine O’Connor, oficial de programas para Sistemas Alimentarios Sostenibles en ONU Medio Ambiente.

Para promover el producto, Lawrence destaca el vínculo entre el desecho de alimentos y la contaminación del aire. Al descomponerse en los vertederos, la comida libera metano, un gas de efecto invernadero que puede ser hasta 80 veces más potente que el dióxido de carbono.

Cada año se desperdician en el mundo 1.300 millones de toneladas de alimentos, lo que equivale a un tercio de toda la comida producida. Conversamos con Lawrence para conocer la experiencia de su equipo en el combate de esta problemática global.

¿Has visto un aumento en la conciencia sobre el desperdicio de alimentos recientemente?

Absolutamente. El desperdicio de alimentos es un tema cada vez más destacado en la discusión sobre el cambio climático. Notamos que el compromiso sobre el tema está mejorando dramáticamente, tanto a nivel local como a nivel global. Las personas y las empresas se están preguntando cómo reducir su impacto.

Movimientos como Extinction Rebellion y el reciente programa sobre cambio climático de David Attenborough están añadiendo leña al fuego. El público no solo es más consciente de los problemas ambientales, sino que también están buscando formas proactivas de marcar la diferencia. Reducir el desperdicio de alimentos en el hogar es un primer paso muy tangible.

¿Cómo planean aumentar las contribuciones ambientales de su negocio en el futuro?

La misión de Toast Ale es rescatar mil millones de rebanadas de pan excedentes. Esto refleja nuestra ambición como negocio: iniciar un movimiento global y cambiar genuinamente la actitud de la sociedad. Queremos replantear aquello que constituye "desperdicio" a los ojos del público.

Nuestro siguiente paso es lanzar nuestra cerveza en latas de 330 mililitros a través de una campaña de microfinanciación colectiva. Las latas conservan el sabor de la cerveza y ofrecen beneficios ambientales, ya que son más ligeras y fáciles de transportar y apilar, lo que reduce drásticamente las emisiones producidas en el proceso de carga. Algunos estudios sugieren que las latas pueden resultar en un 35% menos de emisiones por onza.

El equipo que produce la Toast Ale está tomando los bares de Londres. Foto de Toast Ale



¿Cuál es su consejo para los jóvenes que desean abordar los desafíos ambientales a través de los negocios?

Nuestro consejo sería celebrar las soluciones. Es fácil sentirse abrumado por la magnitud de los problemas, pero es importante mantenerse enfocado en la motivación. Hay que sumergirse y adquirir el mayor conocimiento posible en el área elegida, abrir la mente y buscar el consejo de las comunidades que intentan hacer una diferencia en el mundo.

¿Cuál es tu consejo para quienes quieran reducir su desperdicio de alimentos?

Usar los ingredientes de forma creativa puede ser realmente efectivo. Me encantan las cuentas @don'twastethecrumbs y @lindsayjeanhard en Instagram, donde se publica un montón de ideas para ahorrar alimentos, desde consejos básicos de fermentación hasta cómo hacer tu propio kéfir (yogur búlgaro).

Es importante asegurarse de que los residuos alimenticios estén separados del resto de tu basura común. La realidad es que miles de toneladas de alimentos se desechan cada semana, algunos de ellos aún en perfecto estado. Estamos trabajando todos los días para cambiar esta realidad y creemos que todas las personas pueden hacer algo para contribuir.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible