Ir al contenido principal

Desciende Ciudadanos y suben los demás

IOP de Simple Lógica: Intención de voto y valoración de líderes-Se refuerza la posición del PSOE (32,7%) como partido con mayor intención de voto, así como la de PP (17,9%), Unidas Podemos (15,2%) y Vox (9,3%).
-Importante descenso del porcentaje de voto estimado para Ciudadanos (13,1%), que baja seis puntos con respecto al mes de junio y tres en relación al porcentaje que obtuvo en la cita electoral de abril.


EFE archivo

-Se incrementa la diferencia de la suma de los apoyos del Partido Socialista y Unidas Podemos (47,9%) con respecto a la de Partido Popular, Ciudadanos y Vox (40,3%).
-Baja especialmente la aprobación de Albert Rivera (23,4%), y en una medida inferior la de Pedro Sánchez (46,1%), Alberto Garzón (28,6%), Pablo Iglesias (26,7%) y Santiago Abascal (10,4%), en tanto que se incrementa mínimamente la de Pablo Casado (16,0%).
Desciende de forma notable el porcentaje de voto para Ciudadanos, mientras se incrementa ligera o moderadamente para las demás formaciones de ámbito estatal, según la estimación de intención de voto obtenida a partir de la encuesta del IOP de Simple Lógica de este mes de julio.




El Partido Socialista se mantiene, con una clara ventaja, por delante de las demás formaciones con un porcentaje de voto estimado del 32,7%, que supone un ligero incremento de algo menos de un punto con respecto al que obtenía en el mes de junio y cuatro más del que obtuvo en las pasadas Elecciones Generales.

En segunda posición se sitúa ahora el Partido Popular, no sólo por el importante descenso que se produce en el porcentaje de voto estimado para Ciudadanos, sino también por el incremento en su propio porcentaje de voto, que se sitúa en el 17,9%, lo que supone un incremento de algo más de dos puntos con respecto al mes de junio y algo más de uno con respecto al de la pasada cita electoral.

Unidas Podemos ocuparía ahora la tercera posición con un porcentaje de voto estimado del 15,2%. Este porcentaje supone un incremento de algo menos de dos puntos con respecto al mes anterior y de algo menos de dos con respecto al que obtuvo en las elecciones de abril.

Ciudadanos, con un porcentaje de voto estimado del 13,1%, pasa de la segunda a la cuarta posición, con un descenso de más de seis puntos con respecto al mes de junio y de algo menos de tres respecto al que obtuvo en la cita electoral de abril.



En el caso de Vox, partido para el que se estima un porcentaje de voto del 9,3%, también se observa un mínimo incremento de menos de medio punto con respecto al porcentaje estimado el pasado mes de junio, aunque este porcentaje ahora estimado es todavía un punto inferior al que esta formación obtuvo en la cita electoral de abril.

Observar las transferencias de voto que se registran entre las distintas opciones electorales, que pueden considerarse relevantes dada la proximidad de la última cita electoral, ayudan a entender los cambios que se han señalado en la estimación de intención de voto para las distintas formaciones.

En ese sentido, hay que prestar atención en primer lugar a la tasa de fidelidad de voto, que desciende para todas las formaciones aunque con notables diferencias entre ellas. El PSOE es el partido que mantiene la tasa de fidelidad de voto más alta, representando un 82,2% de los votantes de este partido en abril los que siguen dispuestos a volver a votarle, aunque ese porcentaje es más de tres puntos inferior al que se registraba en junio.

Por su parte, la tasa de fidelidad de voto para el PP desciende algo más de cinco puntos con respecto a hace un mes y se sitúa en el 69,5%, en el caso de Unidas Podemos (71,5%) desciende diez puntos con respecto al mes anterior y en el de Vox (67,9%) se sitúa más de siete puntos por debajo de la de hace un mes.

El descenso más notable de la fidelidad de voto, no obstante, se registra en al caso de Ciudadanos, ya que la proporción de votantes de este partido en abril que se muestran dispuestos a seguir haciéndolo ahora es de sólo algo más de la mitad (52,5%), siendo ese porcentaje inferior en más de treinta puntos al que se registraba sólo un mes antes. La principal pérdida de apoyos para esta formación es la que representan entre sus votantes los que declaran que ahora no votarían a ningún partido (18,0%), siendo este porcentaje muy superior al que se registra en el caso de las otras formaciones como PSOE (7,9%), PP (6,1%), UP (4,5%) y Vox (3,4%). 


Observando las transferencias que se registran entre los distintos partidos, es de reseñar en primer lugar cómo en el caso del PSOE son muy reducidas, suponiendo sólo un 1,4% el porcentaje de voto que cede a UP y porcentajes inferiores a otras candidaturas. En cualquier caso, son pérdidas que se ven ampliamente compensadas por las transferencias que este partido recibe de otras formaciones, como vamos a ver.

En el caso del PP, la principal pérdida de apoyos (3,3%) se produce hacia Ciudadanos, aunque esta cesión es en buena parte compensada por la transferencia que se produce en sentido opuesto. Es de reseñar que no se observa que se produzca ninguna transferencia de voto hacia Vox, como sería esperable y como de hecho ocurría antes de las elecciones.

Con respecto a Unidas Podemos hay que señalar que la pérdida de apoyos más importante que experimenta es la que se produce hacia el PSOE, suponiendo un 9,2% el porcentaje de sus votantes en abril que ahora se muestran dispuestos a votar a los socialistas. Las cesiones hacia otros partidos son en todos los demás casos reducidas.

En relación a Ciudadanos hay que señalar que las cesiones de voto más importantes hacia otras candidaturas son las que se producen hacia el PSOE (7,2%) y de menor dimensión hacia el PP (2,7%) y hacia Vox (2,7%).

A propósito de Vox la pérdida de apoyos más importante es la que se produce hacia el PP, ya que suponen un 17,0% los votantes de ese partido que ahora se muestran dispuestos a votar a los populares, siendo notablemente más reducidas las pérdidas que se producen hacia otras candidaturas.

Para completar el panorama electoral de este momento, sí conviene llamar la atención sobre un indicio de la disposición de los ciudadanos en materia electoral. Se trata del incremento del colectivo que parece no estar dispuesto a apoyar a ninguna formación. Dicho colectivo supone ahora el 29,8% del electorado, mientras que hace un mes ese porcentaje era más de cinco puntos inferior (24,1%).




Desciende con respecto a hace un mes el porcentaje de aprobación de la actuación política de los líderes de los principales partidos de ámbito estatal excepto 
Pablo Casado, pero especialmente en el caso de Albert Rivera, según los resultados de la encuesta de los Informes de Opinión Pública (IOP) de Simple Lógica.

Pedro Sánchez se mantiene como el líder al que una mayor proporción de ciudadanos (46,1%) aprueba su actuación política, aunque ese porcentaje desciende casi tres puntos con respecto al que se registraba en el mes de junio. Esa valoración, por otra parte, es significativamente superior entre los votantes del Partido Socialista (86,7%), pero también entre los de Unidas Podemos (57,5%), aunque ambos porcentajes, y especialmente el segundo, sean inferiores a los que se registraban hace un mes.

El segundo líder mejor valorado es Alberto Garzón, que recibe la aprobación del 28,6% de los españoles. Ese porcentaje es sólo menos de un punto inferior al de hace un mes y es significativamente superior entre los votantes de UP (68,9%).

Pablo Iglesias es el tercer líder mejor valorado, recibiendo la aprobación de su actuación del 26,7% de los ciudadanos. Con todo, ese porcentaje es algo menos de un punto inferior al del mes pasado y significativamente superior entre los propios votantes de UP (72,6%), aunque también sea cuatro puntos inferior al de junio.

Albert Rivera recibe la aprobación de su actuación política del 23,4% de los ciudadanos, experimentando ese porcentaje un considerable descenso de más de seis puntos con respecto al que se registraba en el mes de junio. Entre los votantes de Ciudadanos el porcentaje de aprobación de su líder se sitúa en el 64,0%, lo que supone un descenso de catorce puntos con respecto al de un mes antes. 


Pablo Casado ve aprobada su actuación política por el 16,0% de los españoles, siendo ese porcentaje apenas unas décimas superior al que obtenía el pasado mes de junio. Entre los propios votantes del PP el porcentaje de aprobación de su líder se sitúa en el 66,8%, lo que supone una mejoría de catorce puntos con respecto al que se registraba hace un mes.


El nivel más bajo de aprobación sigue siendo el que se registra para Santiago Abascal (10,4%), siendo este porcentaje más de tres puntos inferior al que se registraba en el mes de junio para este mismo líder. Entre los votantes de Vox el porcentaje de aprobación llega al 71,2%, pero todavía es diez puntos inferior al del mes anterior.


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible