Ir al contenido principal

Restauración en Argentina: la nutria gigante regresa a los esteros de Iberá


Foto de Rafael Abuín/Conservation Land Trust Argentina

En junio de 2018 nacieron dos nuevos cachorros de jaguar en el nuevo Parque Nacional Iberá, en el norte de Argentina, un hito en los esfuerzos por devolver esta especie a la región después de décadas de ausencia. Ahora, nuevas medidas se están tomando para reintroducir a la nutria gigante (Pteronura brasiliensis) en los humedales de Iberá.


Después de un período prolongado en cuarentena, Alondra, un ejemplar de ocho años del zoológico de Budapest, en Hungría, fue incorporada a su medio natural de forma controlada. Su recinto, de 800 metros cuadrados, está ubicado en la isla de San Alonso, en la provincia de Corrientes, e incluye un área terrestre y otra acuática.

Esto forma parte de un ambicioso proyecto de restauración impulsado por Conservation Land Trust de Argentina, una fundación de Tompkins Conservation, en asociación con la provincia de Corrientes y con la colaboración de diversas entidades nacionales.

La caza ilegal, el cambio en el uso de la tierra y la construcción de represas a gran escala contribuyeron a la extinción local de la nutria gigante a mediados del siglo XX. A nivel global, la especie está en peligro de extinción. Su carácter elusivo la ha convertido en una atracción turística importante en lugares como el Pantanal de Brasil.

Alondra por primera vez en su recinto para anfibios. Foto de Rafael Abuín/Conservation Land Trust Argentina



Según Kristine Tompkins, presidenta de Tompkins Conservation y Embajadora de Áreas Protegidas de ONU Medio Ambiente, la llegada de nutrias gigantes es un paso importante en los esfuerzos para devolver a los humedales de Iberá su riqueza natural.

"Estamos creando un modelo de restauración que se puede replicar en otros lugares del mundo", dijo Tompkins.

"Todo nuestro trabajo se centra en estrategias para combatir la actual crisis de extinción, desde la creación de parques nacionales hasta la recuperación de aquellas especies que han desaparecido", añadió.

El Parque Nacional Iberá colinda con un área protegida mucho más grande, el Parque Provincial Iberá, de 553.000 hectáreas. En conjunto, ambas áreas protegidas conforman el parque natural más grande de Argentina, que alberga uno de los mayores humedales de agua dulce de América del Sur.

Esta foto muestra el recinto donde vive Alondra en el borde de la laguna de Paraná, en la isla de San Alonso. Foto de Rafael Abuín/Conservation Land Trust Argentina



Condiciones ideales

Sebastián Di Martino, el director de conservación de Conservation Land Trust de Argentina, dijo que esta enorme área protegida ofrece condiciones ideales para la reintroducción de la nutria y que la organización tiene planes de llevar más ejemplares a los humedales para restablecer la población.

"El principal objetivo del proyecto es que Iberá siga siendo integral y funcional desde una perspectiva ecológica, especialmente ahora que las amenazas que causaron la extinción local de la nutria gigante ya no están más presentes", explicó Di Martino.

Con un cuerpo que puede medir hasta 1,8 metros de largo, la nutria gigante es el mamífero acuático más grande de esta zona de Suramérica y es la nutria más larga del mundo. Está caracterizada por su cola plana y su garganta blanca, y por lo general está activa durante las horas del día.

Las nutrias gigantes son territoriales, se alimentan principalmente con peces y viven en grupos familiares de hasta 15 individuos.

El proyecto de restauración tiene planes a largo plazo para que una población saludable de nutrias gigantes pueda restablecerse en Argentina.

"Esta iniciativa de Tompkins Conservation, a través de su equipo argentino del Conservation Land Trust, busca garantizar un futuro para las especies amenazadas", dijo Doreen Robinson, jefa de Vida Silvestre de ONU Medio Ambiente.

“Estamos ansiosos por aprender de este proyecto para que sus experiencias puedan inspirar otras actividades, especialmente ahora que se acerca la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas 2021-2030, recientemente anunciada por la Asamblea General de las Naciones Unidas", agregó Robinson.

Transporte de Alondra desde el puerto de San Nicolás hacia la isla de San Alonso. Foto de Rafael Abuín/Conservation Land Trust Argentina



El Congreso de Argentina aprobó la creación del Parque Nacional Iberá, de casi 160.000 hectáreas, en diciembre de 2018. Douglas y Kristine Tompkins, exitosos empresarios de los Estados Unidos, compraron las tierras que hoy pertenecen al parque a través de dos fundaciones, Conservation Land Trust y Flora and Fauna Argentina, y finalmente donaron las propiedades al Estado para que fueran convertidas en área protegida.

El parque no solo tiene los primeros cachorros de jaguar en la región, sino que también alberga poblaciones de especies que se habían perdido como el oso hormiguero gigante, el venado de las pampas, el pecarí de collar y el guacamayo rojo y verde.





Justicia climática para África







ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible